icono de baloncesto
Baloncesto
Javier Ariza siente "satisfacción por los resultados" del CP Peñarroya pese a que "hemos estado sufriendo durante todo el año la falta de efectivos, por no poder sumar jugadores al proyecto o por las lesiones"
Javier Ariza, a la derecha, en uno de los viajes con sus chicos esta temporada
Paco Jiménez
19/05/17 18:26

"Creo que sería algo irreal creer que nos podía haber ido mejor clasificatoriamente"

Hoy, por aquello de diversificar dividiéndolos en dos mitades exactas y también por una lógica concatenación clasificatoria, dejamos aparcados los balances de los equipos cordobeses en el Grupo B de la Primera Nacional Masculina para irnos con nuestro único representante en el A, que además es el decano de nuestro baloncesto. El CP Peñarroya salvó una temporada de muchas dificultades, básicamente en forma de lesiones, y se mantuvo alejado de la zona de play-off de descenso con un balance de 9 victorias y 15 derrotas.

A Javier Ariza, este año técnico minero, la temporada le ha resultado "atípica", ya que "hemos estado sufriendo durante todo el año la falta de efectivos, ya sea por no poder sumar jugadores al proyecto como por las lesiones". "De esto se han beneficiado, sin duda alguna, los chicos en edad cadete y júnior del club, los que han tenido interés, con los que en un primer momento hablé para intentar que estuvieran siempre en la órbita del primer equipo pero a los que la situación anteriormente comentada les ha hecho miembros importantes de la plantilla", expuso.

Según Ariza, "una vez que los jugadores con más experiencia han asumido en papel que les tocaba desempeñar, casi todos, y los jóvenes se han puesto a trabajar con entusiasmo, hemos conseguido ser un equipo muy difícil de batir, con un estilo de juego arriesgado que nos ha permitido disfrutar muchísimo en la pista".

Pese a ello, considera su clasificación deportiva "bastante justa". "Es cierto que en el tramo inicial de la temporada se nos escaparon varios partidos en la prórroga, pero sería irreal creer que nos podía haber ido mejor clasificatoriamente. La sensación al finalizar el curso es de satisfacción con los resultados por parte del equipo técnico  y por parte también de los jugadores con los que he tenido la oportunidad de hacer dicha reflexión", arguyó. La anécdota es "en esta temporada hemos conseguido la permanencia matemática en dos ocasiones, tras la victoria en Gibraleón  y  dos semanas después ante Portuense debido a una sanción federativa a uno de nuestros rivales en la lucha por el descenso".

"Es muy difícil lograr la regularidad del Peñarroya"

Para el preparador "lo más positivo del año sin duda es poder contribuir a sentar las bases para que en el futuro el CP Peñarroya pueda seguir contando con jugadores locales para el primer equipo". "Me gustaría destacar la capacidad de Antonio Sevillano, nuestro jugador con más experiencia, para adaptarse al tipo de plantilla que hemos tenido esta temporada y convertirse en un tutor para los más jóvenes en cada entreno y cada día partido, un ejemplo meridiano de lo que debe ser un líder positivo en una plantilla", añadió. Mientras "lo más negativo, como siempre, fue la dificultad de lidiar con un equipo sénior y todo lo que ello conlleva, cuestión que por más que se asuma no deja de desgastar".

Mirando al futuro, aunque quede lejos aún, apunta Ariza a nivel de club que "el CP Peñarroya tiene el enorme mérito de continuar compitiendo en categoría nacional año tras año, y es muy difícil lograr esa regularidad". "El objetivo fundamental del club siempre ha sido que el baloncesto siga vivo en la localidad y una vez conseguido este primer objetivo siempre se intenta construir la mejor plantilla posible dentro de las posibilidades. No me cabe duda de que la próxima temporada el CP Peñarroya estará compitiendo con solvencia en categoría nacional como viene siendo habitual", pronosticó.

En cuanto a lo personal, "la temporada está recién concluida y es momento de reflexionar tanto para mí como para el club, porque imagino que la directiva del CP Peñarroya  también necesitará su tiempo para valorar que es lo mejor para el club en el futuro". "En mi caso, y como siempre al final de temporada, tengo que valorar si mi trabajo y mi familia me van a seguir permitiendo entrenar. Esta temporada he superado los 100 partidos dirigidos en esta categoría, desde mis inicios como entrenador en el CB Linares, y pensaba que este dato me haría dar un paso al lado. Pero lo cierto es que ahora mismo sigo pensando que me gustaría seguir vinculado a algún proyecto en categoría nacional, pero he de valorar antes primero mi situación familiar y profesional", concluyó.

Seguir a

Inicie sesión o regístrese para comentar

© 2014 Cordobadeporte Aviso legal. Política de privacidad