icono de balonmano
Balonmano
El Ángel Ximénez-Avia intentará reeditar sus buenos choques ante los catalanes en el regreso del técnico a "mi casa", para así aspirar a la octava plaza
Sonriente. Quino Soler departiendo con su colega del Granollers Carlos Vives
David Jurado
20/04/17 16:22

Granollers, un partido "más que especial" para Quino Soler

Hablar del Fraikin Granollers es hacerlo de buenas sensaciones para el Ángel Ximénez-Avia. Los pontanos nunca le perdieron la cara a los catalanes en su enfrentamientos de estos cuatro años y ya les sorprendieron en más de una ocasión. En Puente Genil y en tierras catalanas. Si además se añade el plus que supondrá la vuelta de Quino Soler a la que considera "mi casa", hace que el partido de este viernes (20.30 horas) reúna todos los condicionantes para ver un gran espectáculo y mantener la esperanza de volver a sorprender al equipo el catalán, para de esa forma acercarse a la octava plaza de la clasificación.

"Allí tengo muchos amigos de verdad y no de facebook. Su entrenador -Carlos Viver- es mi mejor amigo. Nos sentábamos uno al lado del otro en el vestuario y en la cancha si yo tiraba era porque él me la pasaba", recordó con añoranza Quino Soler. El técnico malagueño se enfrentará así por segunda vez al Fraikin Granollers, aunque "la primera fue ya hace diez años" en su última campaña como jugador en el Antequera, por lo que ésta será "más que especial y muy importante emocionalmente", además será la primera vez como entrenador.

"Habrá un momento que me sentiré raro. Supongo que se pasará rápido y luego Carlos (Viver) mirará por lo suyo y yo por lo mío. Voy con la ilusión de hacer un buen partido y que mi equipo sea competitivo", subrayó. Todo ello en un partido "complicado", porque ellos "ya están centrados en la liga desde que fueron eliminados de Europa y desde entonces no pierden", pero a la vez "también será bonito" por la igualdad de sus enfrentamientos en los últimos cuatro años.

Las buenas estadísticas "espero que se nos sigan dando bien"

"Es lo tan traído y llevado y de los números, así que espero que se nos sigan dando bien. Estadísticamente se puede demostrar, pero no sé por qué se da bien", reconoció el técnico, pero "igual es un tema mental aunque cambien los jugadores y entrenadores cada año, pero está en la cabeza de todos y al final eso acaba ayudando". El conjunto de Puente Genil sabe lo que es ganar en Granollers, donde se impuso (25-27) en su primera temporada en la Liga Asobal, hace tres años, para ceder en los dos siguientes cursos de forma ajustada por 27-26 y 29-27.

De cualquier forma, que se jugará ante un equipo "muy difícil", que "ahora lo vuelve a hacer bien y con un ritmo muy alto", ya que "penaliza mucho las pérdidas de balón con su defensa agresiva con muchas salidas", al margen de poseer un "bloque muy asentado con pocas incorporaciones", de ahí que será "difícil competir contra ellos". Eso sí, todas esas virtudes del rival fueron anuladas en la primera vuelta, cuando el Ángel Ximénez-Avia realizó el que hasta ahora fue el mejor encuentro de la temporada de los pontanos para imponerse por 31-28 con solvencia. Así que con todos esos recuerdos los hombres de Quino Soler intentarán sumar en Granollers para mantener sus opciones de acabar entre los ocho primeros, la que debe ser nueva exigencia hasta el final de temporada al margen de alcanzar la permanencia matemática.

Los pontanos tendrán las bajas por lesión de Fran Bujalance, que ya acumula dos meses en el dique seco, más las de Mario Porras y Mekaru por molestias musculares.

 

Seguir a

Inicie sesión o regístrese para comentar

© 2014 Cordobadeporte Aviso legal. Política de privacidad