icono de balonmano
Balonmano
El Adesal persigue una de las dos plazas para regresar a la máxima categoría en una intensa fase de ascenso que arranca ante Castellón, el que más puntos sumó en la categoría, sigue con Oviedo, ex División de Honor, y acaba con Ibiza, el organizador
Felices e ilusionadas. Las chicas de Adesal quieren devolver a Córdoba a la élite del balonmano femenino nacional. Autor: Fernando López
R. Fernández
18/05/17 21:04

Talento, temple y corazón

En tierras ibicencas desde ayer, para estar plenamente adaptado a ciudad, ambiente y pabellón, y con toda la fe del mundo en sus posibilidades, afronta el Adesal Córdoba la cita que se ganó con su sudor durante toda la temporada. Llega la fase de ascenso a la Liga Loterías, denominación comercial de la División de Honor Femenina, donde el club ya estuvo dos temporadas y hasta hace las mismas, y a la que aspira a regresar sin los errores del pasado si a los elementos deportivos acompañan los económicos.

La fase, una liguilla de todos contra todos que da el premio del ascenso a los dos que más puntos puntos, mide a Adesal con tres duros rivales. Todo arranca (viernes, 18:30 horas) ante el Balonmano Castellón, el equipo con las mejores cifras de puntos obtenidos de todos los de la fase final y que ante la pujanza del ANTS:BFIT MuchoTicket, que asume el papel de favorito por jugar en casa y por ser el único de los segundos clasificados que ha sido capaz de eliminar a un líder de grupo en la fase regular, el Logroño Sporting La Rioja, esgrime haber salido indemne de sus dos anteriores confrontaciones ante el organizador. Las ibicencas serán rivales del Adesal el domingo (12:45 horas), después de una segunda jornada que parece clave para bien o para mal y que medirá a las cordobesas ante el Ansa Oviedo, que presenta un equipo competitivo porque además tine la base de la plantilla del pasado curso en la élite.

"Son tres buenos equipos, como es normal porque los que estamos ahí somos los cuatro mejores de esta campaña en División de Honor Plata", argumenta Paco Bustos, entrenador del Adesal. "Está claro que va a ser muy difícil, porque además nos encontraremos con defensas muy diferentes a las de nuestro grupo, como las de Castellón e Ibiza, que hacen un 3-3. Pero si quieres conseguir algo tienes que adaptarte a las circunstancias y a lo que vaya pasando", apunta.

Y entre esas cosas está el factor físico. Serán tres partidos en menos de 48 horas, sin que posiblemente haya momento alguno para guardar un ápice de fuerza. "Se intenta controlar lo más posible y que ellas lleguen lo mejor posible, pero es cierto que ha sido una temporada larga y que además ha habido una eliminatoria por medio", explica el entrenador. "Incluso mentalmente ya se está cansado a estas alturas. Pero es verdad que es el último esfuerzo y estoy seguro de que el do de pecho y nuestro máximo lo vamos a dar".

"No me importa empezar con Castellón"

La exigencia de la fase es total desde el inicio, porque parece claro que Ibiza ha considerado como el rival más accesible para ellas Oviedo, lo que ha dejado a las cordobesas midiéndose al durísimo cuatro orellut. Pero Bustos resta importancia a este hecho. "Igual que me daba igual el equipo que me tocara en la eliminatoria previa, me daba igual empezar con Castellón, Oviedo o Ibiza. Ibiza ha cuadrado su calendario como a ellos les ha apetecido y a mí no me importa empezar con Castellón. Es un equipo contra el que teníamos que jugar y al que tenemos que intentar ganar", aseveró.

Paco Bustos habla a sus jugadoras en una de las últimas sesiones antes de viajar a Ibiza. Autor: Fernando López

Quizá lo bueno del calendario sea que, en el caso de un hipotético pinchazo en la primera jornada y de que el organizador no falle tampoco, una segunda jornada positiva para Adesal le dejaría muy probablemente con opciones en la tercera jornada, donde además, por el hecho de no haber un segundo recinto más allá del Pabellón Santa Eularia, jugará sabiendo qué le hace falta hacer ante el ANTS:BFIT MuchoTicket para ascender, al jugar antes (10:30 horas) Castellón y Oviedo.

"Puede darse la circunstancia de que en el último partido nos juguemos los dos mucho, que no nos juguemos nada o que uno de los dos se la juegue. Cuando lleguemos veremos qué pasa", dijo Paco Bustos. "Ibiza ha dejado el último partido contra quien le ha interesado y al horario que le ha interesado, en un pabellón con muchos espectadores y que mete mucha presión. Pero creo que será algo bonito", defendió el preparador.

Las cartas están sobre la mesa, la ilusión corre a raudales, los problemas físicos que tienen algo tocadas a Meriem, Espe López o Alba Sánchez seguro que desaparecerán. Mañana, avioncitos, empieza vuestro momento.

 

Seguir a

Inicie sesión o regístrese para comentar

© 2014 Cordobadeporte Aviso legal. Política de privacidad