Opinión

La revisión
20/04/17 · Julia López

No se habla de otra cosa aún que del partido de cuartos de final que midió al Real Madrid y al Bayern de Múnich. En realidad, se está hablando bastante más de los errores arbitrales que de lo que nos dejó el partido en el terreno deportivo. Y como casi siempre que se habla en los últimos tiempos más del árbitro que de un partido se debate sobre la aplicación ya del Video Assistant Referee (VAR) o, lo que es lo mismo, asistencia por vídeo al árbitro.

Todas las tertulias radiofónicas y televisivas dedicaron en el post-partido gran parte de su tiempo a las jugadas polémicas que dejó el partido y en todas se sacó a relucir la necesidad de implantar el videoarbitraje. En la era de la tecnología sobran los argumentos para decantarse porque el VAR sea un elemento más del juego y así poder acabar con los goles ilegales, con los mal anulados, con los penalties que son y no se pitan y con los que se señalan sacados de la manga. Teóricamente los errores en el mundo del fútbol se minimizarían.

Ya tenemos algunos ejemplos en otros deportes, como en el baloncesto, donde las canastas dudosas cuando el tiempo está finalizando son revisadas. Del mismo modo también hemos asistido al funcionamiento del VAR en partidos de fútbol, como el último que enfrentó a España y Francia. Escuchando a muchos periodistas y comentaristas y sus argumentaciones, lo cierto es que está claro que seguir condenando al fútbol a estar rodeado de ese halo de “escándalo” por las actuaciones arbitrales es algo innecesario.

Decía Maldini en Tiempo de Juego que el fútbol es lo suficientemente importante como para evitar esos errores. Y sí que es importante por lo que mueve, por lo que consigue provocar y porque las prioridades de cada uno son las que son. Sin embargo, el fútbol reducido a su esencia no deja de ser un deporte donde el factor humano tiene su relevancia. No me acaba de convencer eso de que un estadio celebre un gol y a los dos minutos se anule, como tampoco lo hace eso de lo contrario y las celebraciones tardías, como pasó en París.

Ya sé que mis argumentos pueden ser pueriles y ajustados tan sólo a lo sentimental más que a la razón, pero en parte nos van a quitar toda la gracia al sarao. ¿Se imaginan una tertulia futbolística sin jugadas para la polémica? Yo tampoco. El VAR se acabará implementado y ganaremos, pero también perderemos una parte de lo que ha sido el fútbol, de eso estoy segura.

 

0

Últimas opiniones

03/03/17 1:30
25/01/17 12:09
28/12/16 23:56
05/12/16 12:33
11/11/16 12:55

© 2014 Cordobadeporte Aviso legal. Política de privacidad