icono de futbol
Córdoba CF
El Córdoba puso fútbol en la primera parte y garra y testiculina en la segunda para tumbar al Almería con un gol de Markovic y sumar tres puntos de oro que le dan cuatro de margen con respecto a la zona de descenso
Markovic celebra el gol. Autor: Fernando López
R. Fernández
16/04/17 19:55

Justa alegría para respirar en un derbi dramático (1-0)

En un partido sin peros prácticamente, salvo acaso más acierto para evitar el sufrimiento final, el Córdoba derrotó esta tarde a la UD Almería, alcanzando la cifra psicológica de 40 puntos y ganando cuatro con respecto a la zona de descenso, que abre precisamente la escuadra de Luis Miguel Ramis. Los cordobesistas firmaron una muy buena primera parte, de las mejores de la temporada, con el gol de Markovic, fútbol y dominio del juego en todo momento, y supieron apechugar con el paso al frente del cuadro rojiblanco en la segunda. Con todo, las ocasiones claras fueron también del Córdoba, con un tiro al palo de Aguza y un mano a mano de Javi Galán que hubiera supuesto equilibrar la diferencia de goles particular.

Carrión, de nuevo fuertemente silbado al ser nombrado por megafonía, dispuso un once con dos novedades básicas: el regreso de Bíttolo al lateral zurdo, lo que mandó a Bergdich directamente a la grada, y la suplencia de Edu Ramos tras su error en Pucela, dejando su sitio a Markovic propiciando un cambio al doble pivote. La otra noticia, que no novedad con respecto a Pucela, era que jugaba Héctor Rodas, recuperado de su lesión, pero esto cambió al final porque el valenciano se resintió en el calentamiento. Antoñito entró para el lateral y Caro, que por cierto se ganó una amarilla al primer minuto, fue la pareja de Deivid.

Antoíto entró al once a última hora. Foto: Fernando López
El cuadro cordobesista arrancó dominando y tuvo una primera ocasión en las botas de Markovic, que cañoneó arriba tras remate previo en semifallo de Pedro Ríos, a un Almería con un once novedoso también. Isidoro entró en el lateral zurdo, lo que llevó al excordobesista Nano a su puesto natural de extremo. Kalu Uche era suplente porque Ramos situó a Pozo como enganche por detrás de Quique.

Markovic, a la red

El equipo visitante firmó un escarceo peligroso por la diestra, que tuvo que abortar la zaga cordobesista, pero en general la iniciativa era blanquiverde. Rodri estuvo lento al darse la vuelta en una buena pelota al interior del área y luego Markovic no pudo rematar un pase interior al que llegó algo forzado. Sólo faltaba al arranque el gol, y esta vez fue dicho y hecho. Un buen pase hacia Pedro Ríos lo rescató el jerezano en la misma línea de fondo para ponerla atrás y que el gran protagonista en ataque del inicio, el serbio Sasa, la colocara dentro de la red.

Lo mejor del Córdoba, muy agresivo en el mejor sentido de la palabra en sus acciones, es que no se conformó y siguió poniendo precio a la meta de Casto. Rodri intentó embocar desde el piquito del área y su tiro se marchó por poco. Markovic intentó rematar con una pisada de fútbol sala en una pelota bien peleada por Antoñito y Aguza probó fortuna con un tiro potente pero desviado. Del Almería, mientras, prácticamente nada, y el adverbio es por una peinada hacia atrás de Joaquín que llegó algo de inquietud porque estuvo cerca de cazarla por el segundo palo Borja Fernández.

Pedro Ríos pelea un balón ante el Almería. Foto: Fernando López

El tramo final de la primera parte se inició con un poco más de equilibrio en el juego, pero en realidad el único que llegaba y con sensación de peligro era el Córdoba. Antoñito, con ganas de comerse el césped, hizo una gran jugada por la derecha, aunque mandó un melón por centro, mientras que en el 36 Javi Lara mandó cerca del larguero un libre directo que habían sacado el coraje de Aguza y Rodri. Casto tuvo que atrapar algún envío más hacia su área, exhibiendo seguridad, aunque la última acción reseñable del primer tiempo fue un buen pase hacia Quique en el que el ariete rojiblanco demostró su condición de zurdo cerrado y él sólo se cerró el ángulo para rematar. La jugada no evitó la fuerte ovación de la hinchada local a su equipo.

Cambio de cara visitante

Para la segunda parte Ramis movió sus peones por vez primera. Tiró del zurdito canterano Gaspar, que entró por Isidoro en una permuta que mandó a Nano al lateral zurdo. Los rojiblancos querían más electricidad ofensiva y a eso del minuto seis Bíttolo tuvo que realizar un buen corte a córner en una buena colada por la derecha. El Córdoba mantenía la línea de intensidad, pero se notaba que el Almería quería dar otra imagen.

Aguza cuajó otro gran partido. Autor: Fernando López

Los almerienses empezaban a ganar todas las disputas y a disfrutar de segundas jugadas, pese a que todos los jugadores del Córdoba se afanaban en la presión. Por el costado de Antoñito encontró Gaspar el sitio para percutir y de ahí llegó un envío que no cazó Quique. Carrión vio clara la necesidad de un primer cambio y metió a Juli, de vuelta tras mes y medio, por un cansado y aclamado Markovic. El equipo pareció rehacerse y empezó a merodear de nuevo el área de Casto, aunque con centros sin rematador casi siempre.

Tiro al palo de Aguza

El duelo estaba en una fase de indefinición, aunque con la sensación de susto en el cuerpo, reafirmada con un centro de Antonio Puertas que rozó pero no pudo impactar bien Quique. Ya por entonces  estaba en el campo Edu Ramos, que entró por Pedro Ríos. Juli pasó a la derecha y Aguza se liberó, lo que el centrocampista estuvo cerca de celebrar con un gol. Pero su buen disparo de diestra fue a parar a la cepa del palo derecho de Casto.

Ramis iba a meter al campo a Azeez, pero decidió hacer también la tercera y última permuta a la vez con la entrada de Kalu Uche. Salieron Joaquín y Marco Motta, lo que llevó a Antonio Puertas a situarse de falso lateral diestro. El partido se había metido en el último cuarto de hora con mucha tensión en el césped, empuje, aunque sin ocasiones, de los visitantes, y falta de criterio para aprovechar los espacios de los califales.

Perdón de Javi Galán

Un remate forzado de Quique, que no inquietó a Kieszek, fue el primer remate almeriense entre los tres palos al paso por el 81 de partido, instantes antes de que Carrión lo fiara todo al 1-0 retirando a Javi Lara para meter a Luso. Curiosamente así el Córdoba pudo tener una posesión larga que acabó en una buena acción, con pared de Javi Galán y Rodri y envío del pacense que Juli voleó a las nubes. Más clara aún fue la que tuvo el extremo zurdo después, en fenomenal arrancada desde el centro del campo, aunque su tiro al centro de la meta lo sacó Casto a córner.

Rodri, derribado dentro del área en el segundo tiempo. Foto: Fernando López

El equipo de Carrión no pudo sentenciar y le tocó sufrir, pero hasta eso lo supo hacer bien, mientras la grada se metía en el partido encontrando los nervios y el mal comportamiento de Casto como motivación. Los tres de añadido de Sagués Oscoz se sintieron largos, pero Rodri se multiplicó aguantando balones para que los rojiblancos ni siquiera tuvieran opción de alguna jugada final. Victoria de oro para alcanzar los cuarenta puntos y cargarse de moral para romper ahora de una vez por todas la mala racha a domicilio.

FICHA TÉCNICA

1.- CÓRDOBA CF: Kieszek; Antoñito, Caro, Deivid, Bíttolo; Aguza, Javi Lara (Luso, m. 82); Pedro Ríos (Edu Ramos, m. 68), Markovic (Juli, m. 60), Javi Galán; Rodri.

0.- UD ALMERÍA: Casto; Marco Motta (Kalu Uche, m. 75), Ximo Navarro, Morcillo, Isidoro (Gaspar, m. 46); Joaquín (Azeez, m. 75), Borja Fernández; Antonio Puertas, Pozo, Nano; Quique.

ÁRBITRO: Sagués Oscoz (Comité Vasco). Amonestó a los cordobesistas Caro y Rodri, así como a los visitantes Morcillo y Gaspar.

GOLES: 1-0, m. 13: Markovic.

INCIDENCIAS: Partido de la trigésimo cuarta jornada de la Liga 1-2-3, disputado en El Arcángel ante 11.243 espectadores, con cerca de 300 llegados desde Almería.

 

Seguir a

Comentarios

Fran solo
Al cordobesismo por esta victoria,no lo esperaba como ya he dicho llevo muchos partidos sin ir y mientras el señor individuo"no se vaya o cambie 100%100 no volveré después de muchos años, lo dicho" enhorabuena a todos menos...al individuo y no me refiero al auxiliar de mano; GONZALEZ VETE YAA!!
WHITE roto
ASÍ DICEN LAS SAGRADAS ESCRITURAS. EL CÓRDOBA ESTA A TRES PARTIDOS DE LA SALVACIÓN CUANDO QUEDAN OCHO POR JUGARSE. LO MÁS PROBABLE ES QUE SEAN REUS DE LOPEZ GARAI, CADIZ DEL GÁNSTER DEL GRANADA Y EL GIRONA DE BORJA. NUEVE PUNTOS NECESARIOS Y ÚNICOS INDEPENDIENTEMENTE DE OTROS QUE CAIGAN EN LA BUCHACA COMO ALGUNOS EMPATES EN VALLECAS, MIRANDES ETC ETC.. LA COSA PARECE MÁS QUE RESUELTA CON ESTE ENTRENADOR QUE PARECE MÁS CENTRADITO
WHITE roto
CON UN ENTRENADOR QUE VIENE DEL REAL MADRI CASTILLA, ERA DE LÓGICA QUE FUERA UN DESASTRE. SIN CONOCIMIENTO DE LA SEGUNDA, NI DE LOS FUTBOLISTAS, NI DE LOS CONTRARIOS, COLOCÓ A XIMO Y A MORCILO DE CENTRALES. VENENO MORTAL. A LA PRIMERA, CANTADA Y GOL. MÁS OTRAS QUE NO ENTRARON DE MILAGRO. CON FRANCISCO, EL ALMERÍA ESTARÍA SALVADO.
WHITE roto
TÓCATE LOS EGGS. PARA ENGAÑAR A LA LFP. Y LLEVARSE LA PRIMA POR ASISTENCIA. Y ENCIMA SE LO CREERÁN.
Ancaza57
A lo mejor con 9, nos vale..., pero hay que hacerlos. Tan sólo 9, de 24; casi naita de na. de los 8, partidos que quedan doy ya por perdidos tres seguro osease que nos quedan 9, puntos de 15 posibles; pero quien sabe na de naita. Los mejores primeros 15, minutos de la temporada en el Arcánfield? los de la primera parte, con diferencia los mejores y no lo digo yo sino gente que cobra de esto por decir lo mismo. Lo de las colas por los "cacheos" es casi como para "escupirle" en la cara a alguien. Por ejemplo..., en la puerta 5, solamente un controlador donde había dos para efectuar los cacheos porque han cerrado una de las puertas. La tensión se masca en el ambiente y el pobre controlador de turno aguanta los comentarios propios de la situación..., es vergonzoso que personas ya en calzonas por el calor se les pongan las manos en los "gueves" donde a simple vista se aprecia que no llevan ninguna carga de trinitolueno, m4 o parecido..., en fin. Lo del bombo "robado" es penoso..., penoso por indecente..., unos filibusteros que se apropian de un sentir y que parezca el campo un campo santo sin que se note el ánimo al equipo. Si lo de las colas por los cacheos por reducción ignominiosa de personal adecuado es propio de impresentables lo de intentar robar sentimientos es propio de Gulag, de filibusteros que no sirven ni para representar su comunidad de vecinos. El silencio mortuorio en el campo donde se escuchan a la perfección las instrucciones a jugadores y éstos hablandose entre ellos..., en fin lo dicho. El templo está lleno de mercaderes que como sanguijuelas han hecho de la casa de mi padre una cueva de ladrones..., dicen las escrituras o algo parecido..., tendréis vuestro merecido pago cuando estéis ante el creador. Basura lo del despropósito. RESUMEN DEL PARTIDO: a lo mejor con nueve puntos más sobra pero hay que hacerlos. Un saludito patos y patoas menos pal RATA por RATA y pa su FOTOCOPIA.
Inicie sesión o regístrese para comentar

© 2014 Cordobadeporte Aviso legal. Política de privacidad