Opinión

Ídolos de arena
05/12/16 · Julia López

Las portadas de los periódicos anuncian marejada y nuevas relaciones entre el mundo del deporte y el de la evasión fiscal. No hace demasiado tiempo el ídolo culé y el que muchos consideran el mejor jugador de todos los tiempos, Messi, protagonizó una imagen muy diferente a las que suele ofrecer, sentado en el banquillo de los acusados. Ahora las informaciones señalan a quien cada año se disputa con el argentino los reconocimientos más importante del mundo del fútbol, el merengue Cristiano Ronaldo. Dos de los deportistas más cotizados del momento, con unas cuentas corrientes que se escapan a las del común de los mortales.

No son los primeros deportistas que tienen que responder ante acusaciones de fraude fiscal, de crear una importante red ficticia de sociedades y un entramado encaminado a no pasar por caja más de lo que ellos consideran estrictamente necesario. Le ha pasado también a deportistas patrios que han besado el escudo nacional mientras pagaban a quienes les ayudaban para reducir su carga contributiva al Estado. Y la evasión fiscal está tipificada como un delito, por si a alguien se le olvida.

Ese robo a la mayoría que una minoría realiza, con guante blanco eso sí, dejando de pagar en función de lo que se percibe, parece no estar tan mal visto por quienes jalean y admiran a esos deportistas, que tienen licencia para casi todo. Tampoco parece importante dependiendo de los colores que luzca el jugador de turno en su camiseta... El sábado algunos medios mostraron su lado más blanco y menos profesional, para tapar una investigación que si hubiera venido del otro lado hubiera abierto periódicos. Y viceversa.

Aqui nadie se salva de la quema, aunque de la pública –a veces ni tan siquiera el reproche- sí lo hace todo aquel que utiliza el guante blanco fuera de los terrenos de juego pero hace goles dentro de ellos. Da igual que esos que aplauden tengan que hacer equilibrios financieros para conseguir una entrada para ver a sus ídolos, que a su vez dejaron de estar con los pies en la tierra hace mucho tiempo y tan sólo hacen equilibrios para seguir vendiendo una imagen que no se corresponde con lo que son. Ya sólo queda lo profesional, porque los ídolos de arena se desmoronan.

0

Últimas opiniones

20/04/17 10:44
03/03/17 1:30
25/01/17 12:09
28/12/16 23:56
11/11/16 12:55

© 2014 Cordobadeporte Aviso legal. Política de privacidad