icono de futbol
Segunda B
El Córdoba B, posiblemente sin Mena pero con las vueltas de Leto, González, Vera y Quiles, recibe a un Melilla obligado a ganar para mantener opciones de jugar el play-off
David Moreno en una acción ofensiva ante el Mérida. Autor: Javier Olivar
R. Fernández
06/05/17 13:44

De nuevo juez por arriba

El Córdoba B vive dos semanas finales de liga tranquilas, en cuanto a que el objetivo por el que peleaba, la permanencia, que llegó a verse tan seriamente comprometido, está logrado. Pero los blanquiverdes, que tienen en mente acabar en la primera mitad de la tabla -podrían ser hasta octavos al final-, volverán a ser jueces por arriba, como la pasada semana en la lucha por el campeonato. El rival ante el que se despiden de la afición, el Melilla, lucha por mantener sus opciones de play-off, y debe ganar en El Arcángel (domingo, 12:00 horas) para soñar en la última jornada.

El filial llega al duelo recuperando efectivos por diferentes razones. Leto está bien tras sus molestias en la rodilla de la pasada semana y José Antonio González y Vera vuelven a estar disponibles tras cumplir sanción. También vuelve Quiles, que no ha entrado en la citación del primer equipo, aunque en cambio por ese motivo no serán de la partida ni Javi Galán ni Moha Traoré. Otra baja puede ser la de Víctor Mena, que está cargado muscularmente y es duda.

El preparador del B, Jorge Romero, no dejó caer si repartirá minutos, medida habitual en una situación como la blanquiverde. "Lo que tenemos claro es, como hemos hecho siempre, sacar un once competitivo. Tenemos la suerte de que jueguen unos u otros han demostrado que pueden serlo. El que juegue no es por premio por no haber jugado, sino porque están entrenando bien y merecen jugar", detalló.

El técnico se congratuló de poder vivir dos jornadas sin nada más en juego que la honrilla. "Era muy difícil y ahí está el mérito de este grupo, haber conseguido lo que se ha conseguido. Y no sólo por resultados, que al final es lo que queda y lo que a nivel competitivo es lo importante, sino por las formas y las sensaciones que han dejado en el campo", apuntó.

Quieren despedirse bien

En este partido el filial quiere cerrar la liga en casa con un buen resultado ante su hinchada. "Es un grupo que tiene hambre y no es necesario insistir en eso, pero sí dejamos claro la necesidad de seguir comptiendo y mantener lo que estamos haciendo y ganar. Ellos en cada entrenamiento y con su actitud demuestran que quieren seguir así, porque además ellos están en un proceso que no es sólo competitivo, sino también de formación y de poder optar a que el primer equipo tire del que sea. Y eso lo tienen en cuenta".

Metidos en el partido, el entrenador espera "un partido muy difícil ante un equipo que se está jugando todo, meterse en play-off". En concreto, es sexto con 59 puntos, a uno del Mérida, quinto, y a dos del Murcia, cuarto. "El Melilla es un equipo muy competitivo, al que hacen muy pocos goles y que ataca con mucha gente. Va a ser un partido muy exigente, pero nosotros necesitamos este tipo de partidos. Nos va bien afrontar retos de este tipo, y más aún cuando a nivel de clasificación no estás ya en ese punto de estar peleando por no descender", argumentó.

Muchas veces la experiencia del Melilla ha bastado para derrotar al filial, como por ejemplo pasó en la ida esta misma temporada, por lo que el equipo está deseando que la situación cambie. "La experiencia es un grado, pero este grupo ha demostrado un saber estar impropio de su edad en momentos determinados y saber afrontar ese tipo de situaciones. El Melilla si algo tiene es eso, además de un nivel individual y colectivo bueno, porque ahí están sus números, así que tenemos que afrontarlo como un partido muy importante y pensando que para ganarlo tendremos que hacer las cosas muy bien porque el rival nos va a exigir".

 

Seguir a

Inicie sesión o regístrese para comentar

© 2014 Cordobadeporte Aviso legal. Política de privacidad