icono de balonmano
Balonmano
El Cajasur CBM disputa la primera final por la permanencia en Tolosa, donde les espera un equipo ya descendido al que deben vencer para seguir optando a salvar la categoría
El Cajasur no quiere que se le escape la salvación como la bola en la imagen a José Antonio Jiménez. Autor: Javier Olivar
CD.com
21/04/17 14:36

Ganar o morir, primera parte

Casi un año después retorna el Cajasur CBM al Polideportivo Usabal de Tolosa para medirse nuevamente (sábado, 16.30 horas) al cuadro local. Entonces se jugaba un ascenso a Plata tras una temporada magnífica, pero el ambiente y el empuje tolosarra lo evitaron. En esta ocasión, los de Escribano llegan en circunstancias distintas, pero con la misma necesidad de vencer, porque todo lo que no sea una victoria cordobesa supondrá firmar casi el descenso virtual.

La historia alegre del Cajasur 2015-2016 quedó truncada en Tolosa tras una fase de ascenso en la que los granates fallaron en el primer partido ante los vascos y dieron muestra de su potencial en los dos siguientes partidos. Pero el destino aguardaba un merecido ascenso a los cordobeses, que han competido junto a la escuadra tolosarra este año en Plata.

Eso sí, trayectorias muy diferentes han vivido ambos equipos durante la liga. Desde el primer momento se vio a un Tolosa muy batallador y peleando todos los partidos hasta el final, pero sin la suerte necesaria para puntuar, lo que le ha llevado a ocupar los puestos de cola toda la competición, firmando su descenso de manera prematura. No ha sido tan negativa la trayectoria granate, que se ha movido todo el año en la frontera entre el descenso y la salvación, pero al que una serie de partidos sin suerte en los minutos finales ha llevado a una situación dramática.

Y lo son porque las cuentas del Cajasur no pasan por otra cosa que no sea sacar seis puntos de seis posibles y así tener la posibilidad de atrapar al Nava y pasarle la patata caliente del descenso al que condena la antepenúltima plaza. Está claro que la empresa es muy complicada, pero tampoco es menos cierto que los granates dependen única y exclusivamente de ellos mismos y son conscientes de que tres victorias significan la permanencia.

Con el bloque del ascenso

Pero ahora mismo lo único que importa es Tolosa y la idea de traerse los dos puntos, para posteriormente afrontar los duelos ante el Torrelavega y ante Nava en su casa. Teóricamente éste podría ser el partido más fácil de los tres, pero antes al contrario, en la expedición granate saben que muy complicado lo pondrán los tolosarras a pesar de que no se juegan nada en la tabla. El técnico Jesús Escribano tiene claro que para traerse los puntos habrá que sudar de lo lindo. "Es un partido donde el equipo está obligado a conseguir la segunda victoria fuera de casa si quiere mantener opciones de seguir en Plata la temporada que viene. Tolosa es un equipo muy duro en casa, donde no ha caído nunca por más de tres goles. A pesar de estar descendido peleará como si le fuese la vida”.

Escribano apuntó sobre los vascos que "mantienen el bloque que le facilitó el ascenso el pasado año, donde destaca en la parcela ofensiva Goicoetxea en el puesto central y al que se ha sumado Lander Casado en el lateral izquierdo, aunque su mayor virtud es un juego colectivo muy continuo, muy trabajado y con muchas alternativas en función del rival". "Son muy insistentes en el uno contra uno y aprovechan su peso y envergadura para buscar alcanzar los seis metros”, añadió.

Respecto al nivel defensivo de su rival, el preparador granate declaró que “su bloque central es muy contundente, con muchas ayudas e intensidad, y del mismo modo alternan defensas cerradas con otras arriesgadas y abiertas, tratando siempre de jugar al contraataque tras robo o tras gol en contra”. Por todo ello, Escribano prevé que “a pesar de llevar varias jornadas descendido, sigue manteniendo un espíritu competitivo envidiable, lo que convierte el partido en un escollo muy complicado”.

Seguir a

Inicie sesión o regístrese para comentar

© 2014 Cordobadeporte Aviso legal. Política de privacidad