icono de balonmano
Balonmano
El Ángel Ximénez-Avia recibe este miércoles al Fraikin Granollers en Puente Genil, el grande al que más veces derrotó desde que llegó a la elite, todo lo contrario que al Ademar de León, el siguiente visitante
Quino Soler dando instrucciones a Nacho Moya el pasado viernes en Huesca
David Jurado
14/11/17 15:41

La gesta más frecuente y por ello no más fácil

Viene uno de esos equipos con señorío a Puente Genil y de los esperados por los pontanos. Hablar de Fraikin Granollers es sinónimo de balonmano y buenos resultados, pero cada temporada es distinta como diría Quino Soler. Con esos parámetros el Ángel Ximénez-Avia recibe este miércoles (20.30 horas) a los catalanes con el objetivo de volver a sorprenderles como hizo en los últimos años, no en vano consiguió ganarles en dos de sus cuatro duelos, para empatar otro de sus enfrentamientos y sólo ceder una derrota. La pasada campaña, ya con el malagueño en el banquillo, ya derrotaron al Fraikin por 31-28 igualmente en la primera vuelta a estas alturas de la competición, mientras que en la temporada 2015-16 consiguieron sumar un punto merced al empate 26-26, para ganar en el año de su debut en la Liga Loterías Asobal por 26-20 en 2013.

Los pontanos afrontarán el partido tras perder en la anterior jornada en su visita a la cancha del Bada Huesca, lo que le hizo perder un puesto en la clasificación y caer a la novena con ocho puntos, para regresar "triste" más que cabreado, apuntó Quino Soler, porque cree que hubo momentos en los que "se perdió la fe" por los errores cometidos, de ahí que entiende que el resultado final (35-28) fue "engañoso", producido por "errores propios más que por méritos del rival", de ahí que "se dieran facilidades y esos errores quitan confianza".

Ahora tendrá delante a un Granollers que es tercero, con 13 puntos, tras ceder sólo dos derrotas en lo que va de liga, y el Ximénez encara el primero de los dos partidos que jugará de manera consecutiva como local, sin ninguna baja por lesión, con el reto de sumar más de un punto ante el citado Fraikin Granollers y el Ademar Abanca de León, su siguiente rival, quinto clasificado.

Quino Soler, indicó que las opciones de triunfo de su equipo mañana ante los catalanes pasan por "elegir buenas situaciones de lanzamientos", porque así "habrá más posibilidades de convertirlas en gol y ellos tendrán menos posibilidades de correr. Hay que evitar las precipitaciones y pérdidas de balón" para de esa forma eliminar una de las mejores armas de los catalanes, como son sus salidas al "contragolpe y las segundas oleadas". Precisamente el Granollers llegará a Puente Genil tras "sufrir" para ganar en la última jornada al Bidasoa de Irún (30-29), pero incluso los donostiarras "merecieron algo más", aunque "les penalizaron las perdidas de balón y segundas oleadas", justo los aspectos que Soler señaló que hay que evitar.

Desesperado con los árbitros. Quino Soler se lamenta ante los colegiados en Huesca

El preparador malagueño comentó que el Fraikin Granollers "sigue jugando a lo mismo" pese al relevo en el banquillo, porque el técnico, Antonio Rama, sigue siendo de la casa después de oficiar de segundo en las últimas temporadas, por lo que "mantienen una filosofía que tienen desde tiempo inmemorable", casi desde que él jugaba en el club catalán, ya que "se trabaja la base para llegar al primer equipo".

Con todo Quino Soler es consciente de que los catalanes son un rival que se le da bien al Ángel Ximénez, aunque recordó que esta "temporada es distinta a las cuatro anteriores", pero "sí que hay que aprovechar el factor casa con el apoyo de la afición", aunque señaló que "es imposible dominar lo que la gente pueda pensar" por haber ganado al Granollers en varias ocasiones. "Yo me agarro a las estadísticas que me valen, las de los lanzamientos y los partidos que ellos ganaron en los últimos minutos", para subrayar que el Fraikin Granollers "ya suma cuatro victorias ganando de uno", como le ocurrió en las dos últimas jornadas.

Por ello apuntó que "hay que ganar los partidos haciendo las cosas bien, no esperando un golpe de suerte o que el rival no esté bien", para lo que "no hay que olvidar que ellos son un equipo de competición europea y tiene más recorrido". Eso no quita que "creo firmemente que podemos estar de media tabla hacia arriba, independientemente de los resultados", aseguró Soler, por lo que "a partir de ahí hay que intentar y querer ganar el partido, teniendo toda confianza del mundo que se puede hacer, sin pensar dónde se estará al final de la jornada o de la liga, porque eso no trae nada positivo", pero sobre todo "hacerlo mejor que en Huesca", concluyó.

 

Seguir a

Inicie sesión o regístrese para comentar
OPINIÓN
David Jurado
0
julia lopez
Julia López
0

© 2014 Cordobadeporte Aviso legal. Política de privacidad