icono de balonmano
Balonmano
"El año pasado jugaba 60 minutos y lo tiraba todo", recordó el montenegrino del Ángel Ximénez, que solicita "paciencia" a la afición de Puente Genil porque "tenemos mejor equipo, pero hay que demostrarlo" | Para empezar, mañana en Antequera con la Copa
Rudovic de nuevo no estuvo acertado en ataque ante Anaitasuns
David Jurado
17/10/17 10:08

Rudovic asume su cambio de rol

Está claro que Novica Rudovic no es el mismo de sus dos primeras temporadas en Puente Genil. El propio montenegrino lo sabe y asume su situación con una explicación lógicaporque "el año pasado jugaba sesenta minutos y era otro juego, lo tiraba todo, mientras que ahora a veces llegan cuatro o cinco y otras dos. Algo que será bueno si nos da alegrías y menos cansancio, para lo que hay que adaptarse al sistema", apostilló el jugador.

El lateral balcánico fue unos de los tres máximos goleadores de la Liga Loterías Asobal la pasada campaña, sin embargo en ésta su capacidad goleadora descendió al explicar que "ahora se optó por cambiar cada cuarto", porque "se tiene más lanzadores y equipo", aunque es cierto que "hay que demostrarlo. Yo me veo bien, entrenando con normalidad sin problemas ni lesiones", a la par que admitió que "es difícil repetir el año pasado porque se están repartiendo muchos minutos, somos siete laterales y estamos jugando todo el mundo. En quince minutos es difícil algo más, hay que jugar colectivo, no llegan muchas ocasiones, hay menos lanzamientos y además hemos bajado en ataque".

Dicho eso, Rudovic también comentó que en esta semana toca "superar" la derrota ante el Helvetia Anaitasuna (23-24), que "la verdad es de las que duelen", para lo que pidió "paciencia" a la afición de Puente Genil con este nuevo Ángel Ximénez-Avia. Para lo que "hay que saber jugar en equipo y no precipitarse. Debemos tener la cabeza fría en ataque y ser un poco más agresivos en defensa", que en su opinión fue lo que faltó para derrotar a los navarros. 

"Somos capaces, tenemos buen equipo y yo siempre quiero más y ganar", afirmó el jugador, para apuntar que "ya hay que olvidar el  mal sabor de boca" del partido ante Anaitasuna "tras rozar la victoria ante un buen equipo. Son puntos que te dan la vida y te colocan arriba si queremos algo más, pero no podemos lamentarnos, porque pocos podrán ganarle a este tipo de equipos", subrayó Rudovic.

Pensando ya en un Teucro, del que "nadie esperaba tanto", y antes en Antequera

Ahora es el momento de pasar página y pensar en el próximo rival, Los Dólmenes de Antequera, al que visitan mañana en el segunda ronda de la Copa del Rey antes de volver a la competición doméstica el próximo domingo en la pista del Condes de Albarei Teucro, un recién ascendido del que "nadie esperaba tanto", pero se trata de un equipo "guerrero", que cuenta con "un buen lateral izquierdo lanzador" como es Yoan Balázquez, el máximo goleador de la categoría tras seis jornadas.

Rudovic recordó que hace dos temporadas "ya fue complicado ganarles en Copa", pero aseveró que "si se quiere subir en la clasificación hay que ganara las dos veces" en la temporada, pero primero "hay que prepararse mentalmente para jugar en su casa".

 

Seguir a

Inicie sesión o regístrese para comentar
OPINIÓN
David Jurado
0
julia lopez
Julia López
0

© 2014 Cordobadeporte Aviso legal. Política de privacidad