icono de balonmano
Balonmano
Paco Bustos, al que no asusta la presión para el Adesal en Ibiza porque "ojalá toda la liga fuera con partidos en pabellones con mucha gente", es consciente de la complejidad de un proyecto en la elite porque "todos pedimos apoyo, pero somos muchos"
Paco Bustos habla con sus pupilas en un tiempo muerto. Autor: Paco Jiménez
R. Fernández
16/05/17 21:19

"Sólo pido que no nos dejen solos si subimos, y si no tampoco"

Uno de los responsables del éxito de que el Adesal vaya a pelear por regresar a la máxima categoría del balonmano femenino nacional es sin duda su entrenador, Paco Bustos. El que fuera uno de los mejores jugadores de la historia del balonmano cordobés está en los inicios de una carrera en los banquillos que también quiere ser larga y feliz.

Es ésta una semana de cierta tensión y nervios, y quizá por ello el preparador ha hecho una variación sobre el planteamiento de viaje estándar. "Ahora mismo lo que hay sobre todo son ganas de que llegue, de estar ya en Ibiza y asentados allí. Vamos a llegar mañana miércoles por la noche, porque hemos preferido llegar un día antes en vez de aterrizar el jueves y volvernos el lunes. Creo que era mejor para estar más concentradas y más metidas".

Esos deseos de que ruede el balón y de que empiece lo bueno suplen las molestias "las típicas molestias de final de temporada" con las que el equipo irá a por el ascenso. "Alba y Espe están un poco tocadas y Meriem ahí va, pero creo que cuando se pongan el mono de faena se olvidarán de todo e irán al lío".

Toca competir contra tres rivales muy difíciles, un Castellón experto en fases finales, con el que empezará todo, un Oviedo con el respaldo de ser club fuerte y de capital de provincial, y el organizador, Puig D'en Valls, con todo lo que se puede esperar de jugar en casa. Para Bustos "es importantísimo empezar el primer partido bien", en este caso ante Castellón, aunque su sentir es que "si un equipo nos gana porque es mejor que nosotros, diremos chapó". "Nosotros vamos a dar el máximo en los tres partidos y luego veremos qué sucede. Si perdemos el primero nos quedarán dos finales y si ganamos cambian las circunstancias. La verdad es que puede haber muchas variantes".

Y es que el hecho de que haya dos plazas para ascender puede llevar a ser más cautos llegado el caso, sobre todo en un último partido, el domingo ante el anfitrión, donde el recinto de juego, el Pabellón Municipal Santa Eularia, puede ser una auténtica caldera. Sin embargo, Bustos lo toma por el lado positivo. "Ojalá toda la liga se jugara en partidos en pabellones con mucha gente y mucha presión. Ellas van a disfrutar y yo lo voy a disfrutar como entrenador. Creo de debemos ir a eso, a disfrutar".

El futuro en caso de ascenso

Y así, disfrutando, igual se culminaría una temporada de ensueño, con apenas dos derrotas en toda la competición, y que llevaría al equipo de regreso a la elite. Aunque eso conllevaría para el club, un club de barrio, hacer muchos números para que fuera viable. "Si el deporte masculino, en el que he estado muchos años, está complicado, el femenino lo está más. Las mujeres y en general todas las personas que están metidas en el deporte femenino tienen mucho mérito, sean de balonmano, fútbol o baloncesto. Está claro que todos pedimos apoyo, pero somos muchos", reflexiona el entrenador. "Las instituciones hacen lo que pueden, aunque siempre se les pide más. Yo sólo pido que no nos dejen solos si subimos, y si no tampoco porque la vida sigue. Nosotros lucharemos por sacarlo adelante y si es con respaldo público y privado mejor".

 

Seguir a

Relacionados

Inicie sesión o regístrese para comentar
OPINIÓN
David Jurado
0
julia lopez
Julia López
0

© 2014 Cordobadeporte Aviso legal. Política de privacidad