Opinión

Valores
03/06/17 · Fernando López

No sabía yo que aquello de las despedidas era algo tan duro. Con lágrimas en los ojos y un nudo en la garganta cierro estos dos años en Cordobadeporte. Me voy con la cabeza alta y el orgullo de saber que he trabajado al lado de los mejores. Porque es muy difícil encontrar a personas que den tanto desde primera hora aun sabiendo que no serán correspondidos a cambio.

En esta casa he aprendido conceptos y cosas que no se enseñan en las facultades de periodismo. He crecido como periodista y como persona, he vivido momentos verdaderamente felices y también pasado por momentos angustiosos. Pero de todos se aprende.

Llegué vacío y me voy lleno. A mis espaldas quedarán recuerdos imborrables. “Merecen un aplauso”, la exclusiva del fichaje de Alfaro, los cientos de previas de fútbol base o Andaluza y División de Honor, las llamadas a Falete o Rafa Navarro, las tareas de detective para encontrar a cordobeses por el mundo, las miles de notas de “dale un poco de forma y un poco de narrativa”, el viaje al Calderón para presenciar algo histórico... Tantos y tantos recuerdos que ahora se me amontonan en forma de lágrimas.

Aunque me acuerde de todos, he de señalar especialmente a Rafa Fernández. Un caballero de los que no quedan. Además de jefe hizo de hermano mayor, de padre, de profesor y de muchas cosas. En dos años creo que sólo hemos despedido la conversación de WhatsApp tres o cuatro veces y siempre en vacaciones. Sus consejos fueron un hilo continuo y siento verdadero orgullo de haber trabajado con un gran tipo como él. Nuestras conversaciones seguirán, las noticias más rocambolescas las seguiremos comentando y espero seguir aprendiendo de ti, Rafa.  Porque me llevo un amigo y tipo al que aprecio.

No me olvido de David Jurado. Fue él quien confió en mí. Él me dio la oportunidad y él movió cielo y tierra para que mi  tiempo en Cordobadeporte fuera el mejor. No me faltó gloria ni confianza de él. Me voy endeudado porque jamás podré devolver todo lo que me dio. Me hizo hombre y un periodista deportivo. Otro amigo que me llevo y otro tipo al que aprecio.

También merece mención especial  mi Paco Jiménez, con quien batallé en el Rally Sierra Morena, en andanzas por Espiel y algún que otro sitio. Es difícil encontrar una persona con tanta humildad y tanta paciencia como tiene. Pese a nuestros más y nuestros menos, es un compañero al que quiero y al que le desearé siempre lo mejor porque se lo merece de verdad.

Me llevo la amistad de David, de Rafa o de Paco, pero también de Ángel Molina, de José Luis Pineda, de Luis Alguacil, de Javier Olivar y de todos lo que han aportado su pequeño grano de arena en esta bonita historia que estoy seguro que tendrá otro acto más.

La función ha de continuar y mi camino se separa del de Cordobadeporte. Algo de Cordobadeporte se quedó en mí y algo mío se queda en Cordobadeporte. Sólo le deseo salud para que continúe muchos años más y mucha suerte a todos los compañeros que dejo atrás. Yo me llevo una cosa muy importante que se llama valores.

 

0

Últimas opiniones

07/03/17 10:17
08/02/17 14:29
01/02/17 18:09
25/01/17 14:10
12/10/16 12:55

© 2014 Cordobadeporte Aviso legal. Política de privacidad