icono de futbol
Córdoba CF
Los granas, que ya ganaban desde el minuto 1, terminan goleando a un equipo a la deriva y sin soluciones desde el banquillo en un Arcángel que pidió la cabeza del catalán desde la propia Grada de Animación
Derrotados. Dos blanquiverdes se echan las manos a la cabeza mientras los tarraconenses celebran su goleada histórica
R. Fernández
15/10/17 21:53

El Nástic sentencia a Carrión en un Córdoba en descomposición (1-5)

En una de las tardes más bochornosas que uno recuerda siguiendo al Córdoba CF, un simulacro de equipo vestido de blanquiverde fue avasallado, por primera vez en casa tras otras tres veces fuera por el Nástic de Tarragona, para dar por acabada -salvo nuevo truco de magia de la propiedad- la etapa de Luis Carrión. Es uno de los responsables entre muchos de una estancia en zona de descenso que amenaza con poder ser una realidad en junio si no se ponen medidas desde ya para evitar espectáculos como lo de hoy, un esperpento prácticamente desde el minuto uno, cuando llegó el primer gol concedido por los cordobesistas, al noventa y tres, cuando llegó el quinto que hizo un equipo que era hasta hoy antepenúltimo en la tabla, aunque durante una fase hubiera partido por el nuevo tanto de Sergi Guardiola.

Luis Carrión, de nuevo abroncado antes de comenzar y ya sin que el de la megafonía llegara hasta su nombre, sino al empezar a decir "Entre...", planteó el partido con su jugador fetiche, Edu Ramos, en el puesto de central, un lugar donde ni por condiciones ni por altura puede jugar. Y por desgracia no hizo falta ni un minuto para comprobarlo, porque Uche se coló entre el de Churriana y Joao Afonso y con la facilidad de siempre últimamente para marcarle al Córdoba, batió a Kieszek. El balón de Manu Barreiro a la espalda de la zaga lo hizo estupendendo el nigeriano con un buen tiro ajustado al poste izquierdo del polaco.

Así, las ideas técnicas para el partido, como repetir con dos extremos puros y Markovic con libertad y un doble pivote creativo, Aguza-Javi Lara, tuvieron que desarrollarse a contracorriente y con un ambiente que empezó infernal. Cánticos de "Fuera, fuera" y "González, vete ya" fueron claramente audibles tras el gol, aunque la cosa se serenó más o menos para no poner más nervioso a un equipo que apenas tuvo reacción, salvo un par de saques de esquina y un remate de Markovic de cabeza demasiado bombeado. A todo esto, antes del cuarto de hora de juego el Nástic pudo hacer el segundo en una rápida contra, aunque Kieszek detuvo con sobriedad el disparo de Omar Perdomo, cuyo rechace pudo llevar más peligro. Por suerte la jugada acabaría con falta sobre un zaguero local.

En la siguiente llegada el meta del Córdoba no estuvo tan atinado, y rechazó hacia el centro el disparo desde la parte frontal de Manu Barreiro. Uche, más rápido con sus 33 palos que toda la zaga califal, llegó antes y la picó con sutileza por encima del arquero. Fue brutal como desde la Grada de Animación salía un "Carrión, dimisión" estruendoso. Desde otro sector del Fondo Sur sonó el "Jugadores mercenarios".

Sergi Guardiola acorta distancias tras asistencia de Markovic

Sin embargo, esos mismos hombres estuvieron cerca de empatar el partido en un lapso de tres minutos. Primero marcó Sergi Guardiola, por quinta jornada consecutiva, al resolver bien en una pelota recuperada y asistida por Markovic ante una zaga grana poco expeditiva. Luego el mismo jugador serbio remató a la red de cabeza, pero la acción se anuló por fuera de juego. Claro en la televisión.

Markovic salta para controlar un balón con el pecho

El Córdoba había mejorado en intensidad y ganas, pero lo cierto es que apenas volvió a generar peligro. Tuvo llegada por banda y forzó córneres -llegó a trece en todo el partido-, pero sin resultado, como pasó con algún tiro desde la frontal de Aguza. Había nervios en el césped, como se vio en la tarjeta que se ganó Sergi Guardiola por protestar a Pérez Pallás en una jugada que no llevaba a nada. Poco después, Edu Ramos cabeceó desviado en una falta lateral botada por Javi Lara.

Con todo, casi tuvo el equipo que irse contento el equipo con el 1-2 al descanso, porque en el 44 Uche enganchó un voleón que fue a parar a la escuadra de Kieszek, y que no fue concedido por posición adelantada del nigeriano. De las milimétricas. Fernández, con un lejano disparo que se quitó de encima Dimitrievski de manera poco ortodoxa, tuvo la última opción cordobesista antes del pitido del trencilla y de la bronca del respetable al equipo.

Lo de la segunda parte, en general, entró en la categoría del surrrealismo, puesto que desde la Grada de Animación, y quedando todo el partido para poder remontar, empezaron a salir otra vez cánticos contra Carrión, e incluso contra los jugadores, poco naturales. Al menos en el 54 también se sumaron desde ahí al "González, vete ya", de nuevo casi unánime tras muchas jornadas. A todo esto, en lo que pasaba en el campo, Jovanovic perdonó el empate, aunque es cierto que llegó forzado, en un buen centro de Jaime Romero. También se lesionó Omar Perdomo en el Nástic, sustituido por un Tete que avisaría al poco de entrar con un disparo alto.

Otra bronca que no era justificada

Pero entonces llegó otro momento berlanguiano, cuando Carrión retiró a Sergi Guardiola para meter a Jona, en una decisión nuevamente abroncada desde la grada. Luego se supo que el balear había pedido el cambio por vómitos, aunque el hecho de que se fuera corriendo como si no le pasara nada no ayudó a que la gente entendiera la permuta. Volvieron los gritos de dimisión contra el técnico y hasta un "¡Qué malo eres!" El ambiente se puso tensísimo, con desesperación más que silbidos ante cada mal pase o disparo fuera de los tres palos, como el que firmó Fernández superado ya el cuarto de hora de la reanudación. Cerca del 70 el que remató fue Jona, en un córner, aunque la mandó alta pese a ganarla bien por arriba.

Sergi Guardiola volvió a marcar, pero su tanto fue vano ante el Nástic

Y en ésas, llegó el tercer momento tragicómico, en un extraño penalti de Kieszek, que había evitado el tercero minutos antes a tiro de Tete, al llevarse por delante a Juan Delgado, además de a su compañero. Protestada decisión porque pareció el típico choque, aunque hubo imprudencia del meta. Lo más grande -o dantesco- es que el meta le paró el tiro al 7 del Nástic, pero al rechace llegó antes el lanzador, que terminó anotando con la pelota entrando llorando, antes de que tocara Sergio Tejera. Mucha gente entonces empezó a marcharse y no vieron el casi inmediato cuarto gol grana, cuando Manu Barreiro aprovechó otra desaplicación defensiva y resolvió desde posición escorada.

La desbandada fue ya general y la Grada de Animación de Brigadas y acompañantes ya no tuvo compasión con el entrenador. "¡Sácate el carné!" o "¡Si sigue Carrión, yo no animo más!" pudieron escucharse, además de aquello de que los mercenarios se tienen que marchar. Hubo ya entonces momentos de choteo, sobre todo cuando llegó el segundo penalti, tan absurdo como el primero, en el descuento, que Manu Barreiro anotó en una goleada grotesca y poco vista en Segunda aunque en el recuerdo estén próximas tardes como el 0-8 del Barça en Primera.

El partido, que lleva al Córdoba a la cifra de ¡22 goles! encajados en 10 jornadas, debe abrir una nueva etapa en el Córdoba. Pero ojo a cómo se empieza a gestionar esta temporada porque hay que acertar para reconstruir a un equipo ahora mismo completamente roto para al menos cumplir el expediente.

FICHA TÉCNICA

1.- CÓRDOBA CF: Kieszek, Fernández, Joao Afonso, Edu Ramos, Pinillos; Aguza, Javi Lara; Jovanovic, Markovic (Javi Galán, m. 83), Jaime Romero (Alfaro, m. 72); Sergi Guardiola (Jona, m. 57).

5.- NÁSTIC DE TARRAGONA: Dimitrievski; Kakabadze, Perone, Molina, Javi Jiménez; Gaztañaga, Sergio Tejera, Omar Perdomo (Tete, m. 53), Abraham (Eddy Silvestre, m. 75); Manu Barreiro y Uche (Juan Delgado, m. 63).

ÁRBITRO: Pérez Pallás (Colegio Gallego). Amonestó a Sergi Guardiola, Edu Ramos, Kieszek y Fernández, del Córdoba, y a Gaztañaga, Dimitrievski y Juan Delgado, del Nástic.

GOLES: 0-1, m. 1: Uche; 0-2, m. 14: Uche; 1-2, m. 19: Sergi Guardiola. 1-3, m. 79: Juan Delgado. 1-4, m. 82: Manu Barreiro. 1-5, m. 93: Manu Barreiro, de penalti.

INCIDENCIAS: Partido de la décima jornada de LaLiga 1/2/3, disputado en El Arcángel ante 9672 espectadores, con terreno de jugo en buenas condiciones.

 

Seguir a

Comentarios

Poty
Llevamos 12 o 14 y no rematan ni uno. Podrían probar a que los sacara otro que no sea Javi Lara, digo yo.
Borracho ambulante
Espero que el presídente eche ya a carrion ya que no se puede echar a todos los futbolistas o el año que viene a almendralejo
Serlei
David Jurado eres un bocazas!!!, cada vez que hablas sube el pan.
juanasus
Para qué?
cenba
Sr Presidente, que siga Carrion.Nefastos los dos
juanasus
"Hoy se ha vuelto a demostrar que los jugadores están con Carrión"
cenba
Como es posible que este entrenador haya llegado a la jornada 10. Fuera Carrion esta noche.
agustin.jimenez...
Hemos entregado la cuchara con el cambio de Guardiola y luego el arbitro ha aprovechado para mostrarnos su simpatia
chumaker
Desde el segundo uno hemos creado una situación ideal para que en Nastic jugara como en su casa y a sus anchas que aparezca el nombre del entrenador y montemos la afición la que hemos montado y que un minuto despues la volvamos a montar es muy lamentable,si pensamos que asi es como hay que animar,apaga y vámonos
Luiso
Córdoba C.F. Puesto: 19° de 22, 7 de 10 partidos perdidos, 22 goles en contra, 9 puntos de 30 posibles. Y lo más triste de todo: entrenador de 2ªB ó Regional preferente (porque en 2ªB también tenía al filial en el pozo) y lo que es más grave: la mayoría de jugadores también de 2ªB (al menos están ahora mismo en nivel de 2ªB) ...........y con todo esto, no entiendes que la afición le pitemos tanto a Carrión como a los Gonzalez, máximos culpables de todo este despropósito????????? Tendremos que expresar de alguna manera nuestra disconformidad y nuestro sentir, no?????

Páginas

Inicie sesión o regístrese para comentar
OPINIÓN
David Jurado
0
julia lopez
Julia López
0

© 2014 Cordobadeporte Aviso legal. Política de privacidad