icono de futbol
Córdoba CF
León, muy apoyado en Entrenas, defendió o justificó su gestión, con muchas referencias al pasado, mientras los Minoritarios dejaron clara su oposición y votaron en contra a los puntos económicos | Hubo un compromiso de ampliar detalles en febrero
Jesús León y José María Córdoba antes de arrancar la Junta. Autor: Manuel D. Vera
R. Fernández
10/01/19 14:50

Una Junta con defensa y contraataque

La Junta de Accionistas del Córdoba CF se desarrolló este esperado 10 de enero, por espacio de casi tres horas, sin salirse del guion que pudiera esperarse: una defensa de Jesús León, apoyado por su consejo, pese a los malos números globales de su gestión, y una firme postura de los minoritarios, que votaron en contra de todos los puntos de carácter puramente económico. Con una buena organización, para la acreditación de los diecisiete pequeños propietarios presentes en total y para el trabajo de los medios, arrancó sobre las 12:17 horas, con 1.864.398,10 de acciones representadas, y se cerró a las 14:45, con un extra de otros cerca de 40 minutos para que todos los asistentes pudieran expresarse si algo se les quedó en el tintero. Con todo, hubo un compromiso del presidente y máximo accionista de dar todos los detalles no aclarados hoy para no eternizar la junta en una cita con dos o tres representantes de Minoritarios al cierre del mercado invernal.

Tras el formalismo del inicio, con la presencia del notario Manuel Rodríguez, se entró -y casi no se sale- en el primer punto del orden del día, el "examen y aprobación, en su caso, de las Cuentas Anuales, auditadas por “Grupos de Auditores Públicos”, relativas al ejercicio 2017/2018 terminado a fecha 30 de junio de 2018, análisis del informe de gestión y decisión sobre la propuesta de aplicación del resultado y de la gestión social". Duraría el debate más de dos horas antes de votar, entre la exposición de León, las intervenciones de minoritarios y las respuestas posteriores de la mesa.

León sacó a colación su labor en el apartado social y el entorno para volver a acercar el Córdoba a la ciudad, desde instituciones a los veteranos del equipo, además de la salvación en lo deportivo. Comentó que el déficit que se encontró al comprar el club el 19 de enero fue ya de un millón de euros, a lo que había que sumar procedimientos jurídicos por valor de otros 3 millones. Luego ofreció datos sobre la parte directamente generada por él, dejando claro su punto de vista de que "si lo que voy a contar ahora lo hubiera preguntado a los accionistas todos me habrían dicho que sí": unas primas por salvarse, "sólo pagaderas por el objetivo", de 1,8 millones, el despido de altos ejecutivos (Oliver) y primas por el mismo logro (1,6), más las contrataciones diversas, las bajas (de jugadores, como Jona, Caballero y demás, 250.000 euros, y de gente como Gómez Comes, Cándido, Jorge Romero, Andrés Delgado...) y las causas judiciales. En principio, y aunque hay procesos vivos por valor de 2,5 millones, desde su llegada hasta el 30 de junio de 2018 la carga ha sido de 500.000 para la entidad. El total del déficit alcanzó los 5,4 millones, pero los ingresos extra (sobre todo el seguro de salvación) supusieron 1,2 millones, para dejarlo en los -4,2 que se presentaban a la asamblea.

Guardiola se iba libre en caso de descenso

Además, en la exposición, detalló muchos de los gastos en servicios exteriores, una especie de cajón de sastre donde entra todo al parecer, desde eventos sociales como Cruz de Mayo o Caseta de Feria (unos 60.000 euros) a deudas con agentes (sobre 150.000) y hasta una factura de Azaveco de 200.000. También entró en lo deportivo, ya dentro de esta temporada, con algunas frases llamativas, como que por momentos "Francisco pareció que llegaba al Manchester City", al comentar lo vivido en verano con el casting de entrenadores y la posterior espantá del almeriense, o detalles del caso Sergi Guardiola. Ahí, pese a reconocer que la operación "podría haber salido mejor", reveló que "si descendíamos quedaba libre y en la renovación de marzo además de mejorar su ficha y cláusula se incluyó que si llegaba una cesión de Primera había que atenderla, por lo que lugo estaban en una posición de fuerza". El de Montoro, que volvió a incidir en que se iban a ingresar 2,5 millones por un jugador saudí que estuvo en el Leganés y que acabó en Portugal porque en el clus estaba Oliver, se despidió del atril diciendo que "mucha gente dice que hablo más de lo necesario, pero yo no tengo problema, aunque si algo tengo que destacar de mi antecesor es que nadie se enteró de los expedientes que tuvo de LaLiga y hasta seis retrasos en las nóminas".

Manuel Pastor, sentado a la izquierda, con el presidente de los Minoritarios, José María Córdoba, de pie

Entonces, a las 12:50 horas, tomó la palabra Magdalena Entrenas, que detalló los innumerables procesos judiciales que ha debido atender su departamento, empezando por algunos que ya había que pagar a su llegada porque había sentencias judiciales o acuerdos, que alcanzaba el millón de euros. Pagos como Luis Carrión (182.000), Héctor Rodas (3.000), Bebé (5.000), Cisma (51.000) o Juanín y Diego (67.000), por citar cuatros casos. A ellos se empezaron a añadir otros hasta desde el 19 de enero, de los que se han ganado en una cifra cercana a los 200.000, ante Alejandro González que "pedía 12.000 y se ganó", desveló la consejera, como "el de una señora que denunció por despido nulo (señora Saco), que ganamos por la cifra de 200.000 euros" que es lo que pedía la denunciante, cuando en realidad no hubo juicio, sino que fue un acuerdo extrajudicial previo con la anterior directora de comunicación del club, Marian Saco, que fue despedida con Alejandro González aún como presidente el día antes de la venta del club (18 de enero de 2018), pero con el acuerdo se reconoció el despido improcedente. Pero además hay otros muchos abiertos que desgranó Entrenas, desde otro con Domingo Cisma (95.000 euros) a varios ligados a González, como 70.000 euros de Zaldúa Abogados o 9.000 euros de vigilancia de un chalé en Las Rozas, que no es otro que la casa de Carlos González. Con todo, el más importante es el de explotación de las barras del estadio, de la empresa Maroam, en torno a 1,2 millones, demanda sobre la que el club ha convencido a los auditores para no provisionarla en las cuentas para que no fueran mucho peores.

Primeras intervenciones de Minoritarios

Se abrió el turno de palabra a los minoritarios, y tras una intervención de Antonio Ángel Moreno, que se mostró en contra de mantener al Córdoba CF Futsal y al equipo femenino si no hay liquidez para que el primer equipo no tenga que volver de Tarragona en autobús, tomó la palabra Manuel Pastor, que en nombre del SAM realizó una brillante exposición, encabezada por una frase: "El presidente de un club no puede anteponer sus intereses personales a los de la entidad como hizo el anterior, mientras que del actual tenemos dudas". Insistió en que "hay fundamento para meter mano a los 8 millones de euros por la deuda que debió abonar Ecco Documática al club tras comprarlo a Prasa" y presentó muchísimos peros y dudas a los números y a las soluciones presentadas por la entidad.

León detalló en su respuesta, sobre múltiples temas, algo más del acuerdo con el Getafe por Guardiola, como que el pago era de 250.000 más unos jugadores que nunca llegaron, y hasta un seguro de posible lesión del que el Getafe no ha pagado su parte, aunque según él al final se decidió que una denuncia -la anunciada en septiembre- era contraproducente pensando en una venta para este mercado de enero. Luego prefirió no entrar en los variados temas y planteamientos expuesto por Pastor, pero emplazó a febrero para que con dos personas de Minoritarios se pudieran responder todas las inquietudes, con él presente.

Algunos momentos de tensión

Sí entró en detalle en la parte de operaciones vinculadas. Los 263.000 euros del saldo con Aglomerados Córdoba corresponden a 150.000 euros de un dinero pagado a LaLiga al final del mercado de enero de su bolsillo, que luego se usó para pagar fichas a la Federación, más su salario de enero a junio. Los pagos de Tecnoglobal y Mencía, empresas de su hermano, fueron para inversiones en el estadio, por ejemplo en las oficinas, que no se hicieron, por lo que se devolverán en las cuentas en el nuevo presupuesto. Lo de Wacc, como ya pasó en su momento, se le achacó al exconsejero Joaquín Zulategui, mientras que lo de Grucal (un millón de euros) no se aclaró en ese momento pero sí más adelante, en relación con el famoso talón que "a mí ya me llegó por Carlos González". Según su versión, cobró por Grucal y el pago fue por parte del Córdoba CF, en relación a los trabajos realizados en la Ciudad Deportiva del Parque del Canal. Por último, el saldo con la Fundación, ahora mismo 826.000 euros, se explicó por "convenios que mantiene el club y en los que hay una devolución año a año".

La primera fila de los accionistas Minoritarios, con Pablo Trujillo, Antonio Garcés y Manuel Pastor, entre otros, con Pedro Campos al fondo

Tras un rifirrafe entre Magdalena Entrenas y Antonio Garcés al hilo de un tuit de la cuenta de Minoritarios, y una frase de Jesús León en torno al clima actual en el que según él "mañana viene Rodrigo Rato y dice que Jesús León es un ladrón y se le cree", retomó la Junta la consejera, que se centró en dos temas. Primero, en los 8 millones de Ecco Documática, asunto con el que sigue batallando Minoritarios y que reconoció no tener "lo estudiado que me gustaría", aunque se mostró dispuesta a presentar la demanda, no sin recordar que no le gusta "hacer el ridículo" y este tema "no lo vieron ni los administradores concursales, como otros temas los ha archivado la Fiscalía tras intervenir la Abogacía del Estado". Luego se detuvo "el borrador de la cesión del estadio, que está aquí, con sello del Ayuntamiento", con "un uso exclusivamente deportivo", según sus explicaciones, aunque se admiten ambigús y la tienda. El plazo sería de 4 años prorrogable por otros cuatro años, aunque el club espera alargarlo. En este enlace desarrollamos este tema aparte.

El presupuesto de la actual

Tras la votación del primer punto del orden del día, a las dos horas y diez de comenzar, aprobado por la mayoría de Aglomerados pero con el voto en contra del Sindicato de Accionistas Minoritarios (255.000 acciones), se entró en el punto 2, la "presentación y aprobación, en su caso, de los presupuestos para la temporada 2018/2019". Ahí intervino de nuevo Manuel Pastor y mostró su preocupación por el hecho de que los ingresos del club son 10,7 millones, mientras los gastos se van seguro a los más de 7 y en realidad serán 14, por lo que sólo en el caso de esos traspasos por 5 millones de euros habría superávit de uno.

Alfredo García Amado defendió la coherencia del planteamiento porque "vamos a conseguir esas ventas", aunque compartió que "el presupuesto debe ir porque los traspasos sean un añadido". "Lo que pasa es que esto no se puede hacer de un día para otro", matizó. También dijo que "tenemos que dotar de estabilidad del club, porque la imagen que exporta el Córdoba no es buena". León expuso en este punto que hay contratos desproporcionados dentro de la plantilla y "situaciones heredadas, aunque yo las asumí sin mirar nada porque si no no podía comprar". "Estamos en la travesía del desierto por habernos salvado, una penitencia", arguyó, antes de añadir, para responder a otra de las cuestiones de Minoritarios, que "mi idea no es vender, y aunque de lo de Ucrania no puedo hablar por seguridad familiar, no fue una venta frustrada". "Todo saldrá y se destapará quién estaba detrás", comentó.

También dejó otra de las frases de la mañana: "Carlos González va a estar dándome por culo hasta que le pague todo. Y luego querrá que venda para la plusvalía. Y perdonad por el taco".

Los demás, por la vía rápida

Los otros puntos, la "comunicación de prórroga tácita de “Grupo de Auditores Públicos” como auditores titulares de la Entidad para los ejercicios sociales 2018/2019, 2019/2020 y 2020/2021", el "cese de los miembros del Consejo de Administración y nombramientos de nuevos miembros del Consejo de Administración", la "delegación de facultades para la formalización, elevación a documento público, así como para realizar cuantas actuaciones fueren precisas o convenientes para la plena eficacia e inscripción de los acuerdos sociales que se adopten" y la "aprobación del Acta de la Junta en cualquiera de las modalidades previstas en la ley", acabaron en cinco minutos, con el voto en contra del SAM al primero y la abstención al resto. Sobre el Consejo, no hubo sorpresas: pasa de ser Jesús León y varias empresas a personas físicas, con la inclusión de Alfredo García Amado. Los otros, el presidente y Magdalena Entrenas, Manolo Garrido, Fran López y Juan Ramón Berdugo. Los que estaban.

Tras declarar acabada la Junta, se abrió una especie de turno de ruegos y preguntas, donde, además del tema de Aythami que también desarrollamos aparte, intervinieron abonados como Pablo Trujillo, que afirmó salir "con las mismas dudas con las que entró", Antonio Garcés, que pidió que las acciones propias de la SAD (en torno a 72.000 euros) se pongan a disposición de los cordobesistas que las quieran, o Francisco Muñoz, que solicitó ambición en los proyectos deportivos, lejos del cincuentapuntismo al que se ha vuelto. Fue el mejor final para la mañana cuando Jesús León, admitiendo de antemano que decirlo en este momento es "una barbaridad", expresó su intención de que el Córdoba "juegue algún día la Europa League".

 

Seguir a

Comentarios

agustin.jimenez...
europa ligue con el Algeciras
Inicie sesión o regístrese para comentar

© 2014 Cordobadeporte Aviso legal. Política de privacidad