icono de futbol
Córdoba CF
El Córdoba tiene esperanzas de resolver esta semana un asunto en el que se está viendo perjudicado por la siempre tirante relación entre LFP y Federación y sus diferentes criterios, con el caso Reus de fondo | En la web de la Andaluza ya aparece
Álex Carbonell entrenando esta mañana en la Ciudad Deportiva con Quim Araujo al fondo
R. Fernández
12/02/19 15:10

Continúa la batalla para contar con Carbonell

Álex Carbonell comentaba en su presentación oficial como nuevo jugador del Córdoba CF, el pasado 4 de febrero, que estaba a la espera de que el club recibiera la autorización para poder jugar, porque por él estaría disponible ya. Pero la realidad es que el partido de Tenerife llegó y no pudo entrar en la citación. Habrá que ver si puede ocurrir lo mismo con el duelo ante el Granada.

Ahora mismo, día 12 tras el cierre del mercado invernal, el jugador sigue sin estar habilitado para jugar. A diferencia de excompañeros como Linares, que ya hasta marca para el Zaragoza, su licencia la debe tramitar la Federación Española a través de la Andaluza, ya que la plaza que el Córdoba tiene para él es la sub 23 que dejó libre Sebas con su cesión al Mestalla, tanto que el jugador heredará hasta el mismo dorsal 27. De hecho, en la web de la RFAF ya está su nombre entre las 22 licencias que tienen los equipos que militan en Tercera División.

Hay que recordar que el Córdoba tiene ocupadas las 18 fichas P (profesional) que le otorgó LaLiga para esta temporada, por lo que no puede hacer el trámite ahí pese a que tenga varias plazas libres (7). Parece que todo pasa porque la Federación no ha dado el visto bueno definitivo porque a sus ojos, y con esa permanente relación tirante con la LFP, aún no está concretado el caso del Reus Deportiu.

La RFEF aún está pendiente de los recursos del Reus ante la decision del Juez de Disciplina Social de LaLiga, que decretó su expulsión del fútbol profesional durante tres temporadas. El primero sobre el que pronunció el Tribunal de Arbitraje del Deporte (TAD) fue para rechazar la suspensión cautelar de la sanción, pero no sobre el tema de ese castigo en sí, algo de lo que aún está pendiente el club reusense. Entre otras cosas para saber si se mantienen esos 3 años y sólo se la aplica un descenso administrativo por impagos, que permitiría a la entidad y a sus nuevos propietarios estadounidenses empezar el año que viene en Segunda B e intentar el regreso a la categoría.

La presencia del TAD desde hace unos años ha agilizado este tipo de recursos, pero habrá que ver si la Federación dilata su plácet a la inscripción de Carbonell con el Córdoba hasta que llegue esa sentencia. En la parcela deportiva del club hay esperanzas de que el jugador pueda ser alinearse esta misma semana, porque al concretar el fichaje la RFEF trasladó al director general Alfredo García Amado que habría luz verde en unos días. Pero ya no han sido cuatro o cinco, como pudiera esperarse, sino doce.

 

Seguir a

Inicie sesión o regístrese para comentar

© 2014 Cordobadeporte Aviso legal. Política de privacidad