icono de futbol
Córdoba CF
El central regresará a su Reino por segunda vez convencido de la permanencia de los cordobesistas porque "si existen milagros en el fútbol, y ya hicimos uno, éstos se dan en Córdoba"
Bernardo Cruz se adelanta a Markovic que hoy no estuvo tan activo. Autor: LFP
David Jurado
07/03/18 10:20

Bernardo Cruz: "Cuando se produjo el cambio de propiedad me dije que había posibilidades reales de salvación"

"No hace falta que me cuentes, lo sigo muchísimo". Con esas palabras empezó su entrevista con Cordobadeporte Bernardo Cruz, el líder del clan de los excordobesistas del CD Lugo, aunque en su caso lo de ex es hasta ofensivo. Él sigue siendo un cordobesista más, como los cerca de 20.000 que el domingo abarrotarán El Arcángel en la que para el central será su segunda presencia con una camiseta rival. Con ella también llegarán el meta Juan Carlos y Fede Vico, no así Campabadal tras sufrir la grave lesión de ligamentos, con lo que reconoce que "hablamos mucho del año del ascenso, porque eso te marca de por vida". Tampoco ya Guille Donoso, que dejó el equipo en enero, ni Jaime Romero, por cláusula en el contrato.

Bernardo sabe lo que es tocar el cielo en las Tendillas, en aquel 2014, aunque posteriormente tuvo que "asumir" salir cedido ese mismo verano, aunque aún llevó peor "la desvinculación del club de mi vida", para referirse a su marcha al filial del Sevilla. El domingo regresará a su Reino como uno de los fijos de Francisco, ya que no en vano ha sido titular los veinticinco partidos que jugó en el centro de la zaga, donde sólo se perdió cuatro. Ya suma 2.176 minutos en los que incluso marcó un gol.

Cuando se le pregunta por la situación del Córdoba, lo primero que se le viene a la cabeza es afirmar que "cuando se produjo el cambio de propiedad, me dije que el Córdoba tenía posibilidades reales de salvación por todo lo que suponía aquello". "Incluso cuando perdieron los tres partidos seguidos con Jorge -Romero- seguía diciéndolo, porque en realidad aquello era una pretemporada en competición, y había que generar lazos dentro y fuera del campo con todos los nuevos jugadores", detalló.

Es más, Bernardo apuntó que si en esos encuentros, más el primero con Sandoval, "llegan a sacar puntos era para hacerles la ola". En su opinión lo que ocurrió fue "un peaje a pagar con las nuevas incorporaciones". Pese a que la gente decía que "todo parecía terminado y que el equipo estaba hundido", en realidad era "un proceso natural del fútbol". "Ahora ven el fruto de que son buenos jugadores y se están adaptando", dijo, de ahí que afirmase que "si existen milagros en el fútbol, y ya hicimos uno, éstos se dan en Córdoba".

Todo ello después de que en verano las sensaciones fueran otras, porque "las expectativas en pretemporada parecían decir que había fichado muy bien y por sensaciones se confirmó, pero luego llegó la liga y la competición es diferente". De ahí que aquello tuvo como desenlace "la salida de Carlos González". Fue la única vez que pronunció el nombre del anterior propietario, sobre el que se negó a definirlo, ni en lo bueno ni en lo malo. Eso sí, entre líneas a lo largo de la entrevista dijo mucho de él.

"Cuando parecía que cogieron fuerza los rumores de venta empecé a creérmelo, pero antes no lo veía saliendo. Además luego todo se alargó por la serie de sucesos que ocurrieron", comentó, aunque "afortunadamente se llegó a buen fin, sobre todo por el bien del cordobesismo", frase con esta última con lo que venía a decirlo casi todo de la familia González. Pero Bernardo prefería centrarse en el presente, porque "con la llegada de la nueva propiedad es otro club y otro equipo, pero sobre todo vuelve a tener una masa social brutal, algo fundamental cuando se está en una situación delicada porque me pongo en la piel del jugador del Córdoba"

Sabe muy bien de lo que habla después un ascenso que "fue el sueño de cualquier cordobesista", y que además "me llegó en el momento de mi debut y en el que me asomo en el mundo profesional, además junto a mi hermano y en el club de mi vida". Luego desafortunadamente "ninguno de los dos continuamos", pero "no cambio ningún paso, porque todo pasa por algo". Primero se fue al Racing de Santander porque "entonces no tenía sitio", y luego vino lo del Sevilla, "algo que me sirvió para crecer y apostarlo todo a uno mismo, algo que siempre es ganar".

Bernardo aquel 22 de junio de 2014 que nunca olvidará en Las Palmas

Centrados ya en el partido del domingo, Bernardo dijo que "para nosotros es muy importante, para confirmar la esencia de equipo intenso, ordenado y con mucha ambición", después de "cortar la racha negativa en la que nos vimos" hasta el partido frente al Granada. "Ahora se quieren recuperar las buenas sensaciones de antes", dijo el cordobés, que recordó que su Lugo fue "el mejor equipo como visitante al acabar la primera vuelta", mientras que ahora es el sexto.

Con todo subraya que los lucenses son un club "pequeño pero serio, con mucho respeto a todos y en el que se hacen bien las cosas". La seriedad es tal que "el objetivo no cambia, porque hasta que no lleguemos a los 50 o 51 que garantizan la salvación, ésa es la meta a largo plazo". "Si pensamos en otra cosa es confundirnos. Parece un tópico pero es una realidad. No sabemos lo caprichoso que es el fútbol y el Elche es el mejor ejemplo, porque la pasada temporada estuvo en un partido de engancharse al play-off de ascenso y luego descendió".

Para finalizar, Bernardo añadió que el domingo espera "un partido pasional por parte de los dos, con un Córdoba entregado a su gente y un Lugo intenso y respondiendo al juego de muchos arreones por parte del Córdoba con una grada que los llevará en volandas". Así concluyó un cordobesista más, que la próxima campaña acaba contrato con los gallegos. Todo se andará.

Bernardo Cruz intentando cruzarse ante el granadinista Machís

 

Seguir a

Inicie sesión o regístrese para comentar
OPINIÓN
David Jurado
0
foto Rafa Fernández
R. Fernández
0
julia lopez
Julia López
0
Juande Benítez
0

© 2014 Cordobadeporte Aviso legal. Política de privacidad