icono de futbol
Córdoba CF
Las cuentas reflejan un millón y pico más de déficit del anunciado en septiembre por León y García Amado y llevan a la entidad a una situación límite que pretende revertir según la auditoria con un acuerdo de cesión de El Arcángel y traspasos de jugadores
Jesús León junto al presidente de honor, Rafael Campanero, el pasado jueves en el Círculo de la Amistad
R. Fernández
03/12/18 11:45

El Córdoba CF SAD, en causa de disolución tras perder 4,2 millones de euros

El Córdoba CF SAD se encuentra en una situación económica que supera el calificativo de grave y se acerca al de alarmante. Las cuentas que presentará a sus accionistas el 10 de enero informan de que la entidad se encuentra en causa de disolución, tras perder 4,2 millones de euros en el cierre del ejercicio 2017-2018, en los que los González habían previsto un superávit alejado de la realidad de 678.000 euros. Las gravísimas pérdidas, más de un millón de euros más de lo anunciado por Jesús León y Alfredo García Amado en su eterna rueda de prensa de septiembre, han dejado reducido el patrimonio neto a una cantidad inferior a la mitad del capital social, fijado desde hace muchas temporadas en 1.883.000 euros.

Si este primer avance ya resulta grave, puesto que confirma el derroche total en el club la temporada pasada, en gran parte desde enero, y justifica todos los recelos establecidos por la Liga de Fútbol Profesional en el apartado de control económico y deportivo, casi asusta más lo que apunta el informe de auditoría independiente de la empresa Grupo de Auditores Públicos como las medidas necesarias que está "concretando" el club para reestablecer el equilibrio patrimonial y seguir existiendo.

Así, se expone -en un texto escrito el 30 de noviembre- que para ello y por un lado "se han retomado las negociaciones para formalizar la cesión del estadio El Arcángel con el Ayuntamiento de Córdoba y se espera que el acuerdo llegue a buen término en los próximos meses" y además "se espera obtener beneficios por el traspaso de jugadores en el corto plazo". Es decir, dos acciones que no dependen exclusivamente de la propiedad del club, con el riesgo que ello conlleva.

Hay que recordar en este punto que en la anterior situación de graves pérdidas de la entidad, la temporada del ascenso a Primera, cuando no se previeron primas por cumplir el objetivo (más de 4 millones de euros) y se perdieron más de 5 millones, los González no tuvieron problemas de causa de disolución, puesto que habían realizado años antes una maniobra financiera a la postre considerada ilegal, la forma de contabilización del derecho de uso precisamente de El Arcángel, con una cifra cercana a los 30 millones de euros. Ahora en el presupuesto, y para cumplir con la ley, se recoge cada año un gasto y un ingreso por subvención/donación de sólo 684.000 euros.

Los motivos del despilfarro

En cuanto a los motivos del absoluto descuadre de las cuentas, que al final no fue ni un millón ni tres sino más de 4 millones, las razones hay que buscarlas básicamente en el gasto en plantilla y en los servicios exteriores, se supone que ligados a Luis Oliver y los suyos. El Córdoba de Alejandro González había previsto gastarse en plantilla en total, con primer y segundo equipo, 4,5 millones y el balance total fue de 7,2, entre otras cosas por una prima de permanencia de 1.770.000 euros.

Jesús León departiendo con Javi Lara, Curro Torres y Alfaro

Mientras, en los servicios exteriores, que no se detallan en la liquidación del presupuesto, el Córdoba gastó 5,9 millones de euros, es decir, 3,7 millones de euros más de lo previsto. Todo ello está recogido en la partida de otros gastos de explotación, que pasó así prácticamente al doble de lo previsto: de 4,1 millones a 8,2.

Este manirroto sistema de gestión, que Jesús León ha justificado varias veces en su intento a la desesperada de salvar la categoría, dejó en nada una buena actuación en cuanto a los ingresos. El club ganó con su importe neto de la cifra de negocios (abonados, taquillas, televisión y publicidad, a grandes rasgos) algo más incluso de lo esperado, 9.669.000 euros en vez de 9.321.000, y cumplió prácticamente gracias a lo cobrado por Florin con sus beneficios por traspaso de jugadores (1.350.000 euros en vez de 1.678.000 euros). Pero eso sólo sirvió para que las pérdidas no fueran mucho más cuantiosas.

 

Seguir a

Inicie sesión o regístrese para comentar

© 2014 Cordobadeporte Aviso legal. Política de privacidad