icono de futbol
Córdoba CF
Como todos los activos y pasivos desde 2011, con la cesión del estadio mal incluida, o el superávit de 2012 con la quita del Concurso que sí tuvo que pagar, la SAD presentó en 2014 un déficit 730.000 € menor por una venta al fondo de inversión irreal
Sebas sonríe, porque al mal tiempo buena cara
R. Fernández
06/12/17 12:21

El traspaso nunca cobrado de Sebas Moyano, otra grave inexactitud en las cuentas

"Existe ante TAS un procedimiento con la entidad Sport Global Rights ZEC SL derivado de la transmisión de los derechos de D. Sebastián Moyano Jiménez. El importe reclamado por el Córdoba Club de Fútbol se encuentra provisionado en las cuentas anuales del ejercicio 2016-2017 ante la escasa probabilidad de éxito". Esta cita textual de la documentación que la entidad blanquiverde presentará a sus accionistas el próximo día 29 de diciembre, en concreto en el apartado de provisiones y contingencias, quiere decir, para los que no estén muy acostumbrados a temas económicos, que el Córdoba nunca cobrará los 730.000 euros por los que teóricamente habría traspasado al mejor producto de su cantera en los úlltimos años a aquel famoso fondo de inversión.

Con esta operación, que Carlos González desvelaba en julio de 2014, días después del ascenso a Primera, y que se había producido en enero de ese año, el Córdoba intentaba paliar un erróneo cálculo de su presupuesto de la temporada 2013-2014. El club apostó porque obtendría 1.300.000 euros en traspasos de jugadores y en realidad no sacó nada. Porque el cobro por Sebas, esos 730.000 euros, nunca entraron en el club y, como se ha visto al tener que tapar ese agujero con una provisión en las cuentas del año pasado, nunca entrarán ya. Por cosas así de los 5,5 millones de superávit que se esperaban en las cuentas 2016-2017 al final todo ha quedado en poco más de uno.

Lo curioso del caso es que no es la primera vez que unas cuentas presentadas por el club a sus accionistas resultan ser, transcurridos los años, incorrectas o inexactas. Cordobadeporte ya contó hace unos días como el club incluyó de manera contraria a la normativa la cesión de uso del estadio El Arcángel en el activo y en el pasivo de sus balances desde el 2011, pero es un caso mucho más recordado el sucedido en 2012. En esas cuentas, las de la temporada 2011-2012, la SAD anunció a bombo y platillo el primer superávit de su historia, aunque en realidad lo hizo al incluir como beneficio el descenso de la deuda del Concurso, 2,7 millones, desde los 8,5 a los 5,8, por la quita realizada a sus acreedores. Pero ese dinero a la postre tuvo que pagarlo, porque así se estableció en el Convenio en caso de subir a Primera División.

Lo de Sebas, que en realidad estaba dentro de una operación mayor, el caso del Elefante Cósmico revelado y desarrollado desde hace años por el periodista Ignacio Luque, por el que el Córdoba intentaba conseguir por medio de la cesión de esa obra de arte la conversión de la deuda pública a corto plazo con Hacienda en deuda a medio y largo plazo con un privado, ahora se ve que tampoco fue un ingreso real. Y eso que pese a él el Córdoba no pudo presentar un balance positivo en 2014. El balance de aquel ejercicio fue de 5,4 millones de pérdidas, en buena parte por los más de 4 millones en primas por el ascenso que no se habían planificado en en el balance. Sin los 730.000 euros nunca ganados por Sebas, el balance de aquel año fue en realidad de más de 6 millones de euros en negativo.

Juicio con Domingo Cisma y otro diferente con el fondo de inversión

Por cierto que en ese capítulo de provisiones, que en contabilidad es contabilizar una serie de recursos como un gasto, tras haber contraído una deuda, para poder pagarla en el futuro ante un grado de probabilidad alto de tener que hacerlo, hay dos situciones más. Hay un procedimiento ordinario del mismo fondo de inversión, Sport Global Rights ZEC SL, ante el Juzgado de Primera Instancia número 4 de Gijón, y la sociedad "ha  provisionado ya dicho litigio en base a la mejor estimación que tiene sobre el devenir del juicio". Esta causa, según lo avanzado en Diario Córdoba, podría no ser única y deparar incluso otras dos nuevas demandas, aunque serían tema de otras cuentas.

La otra situación, ya más conocida, real y admitida por el club, tiene que ver con el despido realizado a Domingo Cisma, que tenía un año más de contrato que el club rescindió cuando estaba de baja por rotura del ligamento cruzado. Ante la causa, en los Juzgados de lo social número 1 de Córdoba, la sociedad también "ha procedido a provisionar dicha cuantía según la mejor estimación que se tiene de la misma".

 

Seguir a

Comentarios

Ciudadano Cordobes
Esto es de juzgado. Cualquiera que tenga el minimo conocimiento contable saca la conclusión de que no se trata de un error.
Diego GC
Que raro. Con lo que le gusta EL dinero a D.Carlos....
Inicie sesión o regístrese para comentar
OPINIÓN
David Jurado
2
julia lopez
Julia López
0

© 2014 Cordobadeporte Aviso legal. Política de privacidad