icono de futbol
Córdoba CF
Las noticias sobre el interés en adquirir el paquete mayoritario de acciones continúan con la capital de España como epicentro, una opción que puede derivar o transformarse en la entrada de algún socio financiero que apoye a Jesús León
Jesús León en el palco, con Alfredo García Amado a la izquierda, durante el partido ante el Almería
David Jurado
08/10/18 16:19

Se busca inversor, que no comprador

El Córdoba CF ganó por el fin el sábado como ya es conocido para la mayoría. Una victoria que sirve de bálsamo en lo deportivo, aunque no en lo económico, de ahí que en la zona noble de El Arcángel sigan en búsqueda de acopio de recursos pensando a medio plazo en el mercado invernal, para el que el límite salarial sigue en negativo, mientras que más a corto hay que seguir pagando nóminas, servicios externos y facturas que aparecen de debajo de las piedras.

Entre tanto el interés de distinto grupos inversores en hacerse con el paquete mayoritario de acciones blanquiverdes, que desde el 19 de enero lo tiene Jesús León a través de una de sus empresas, Aglomerados Córdoba (creada en su día para ello), va en aumento desde la capital de España. Este lunes Canal Sur Radio Córdoba desvelaba distintas alternativas llegadas a través de informaciones procedentes del despacho de abogados Laffer, que preside José Lasa Azpeitia, el que fuera base del Real Madrid de baloncesto a finales de la década de los noventa, que sin representar oficialmente a ningún grupo le consta del interés de más de uno en poder entrar en el mundillo futbolístico a nivel empresarial. El citado despacho de abogados, es el mismo al que el pasado viernes se hacía referencia en este medio sin desvelar el nombre que hoy avanzó la radio autonómica, información que contrastó con otra fuente distinta pero que a la postre señala a los mismos intermediarios, que no representates de esos pontenciales inversores en el accionariado blanquiverde, pero que sí mediarían con el club.

Son varios los empresarios o fondos de inversión los que pretenden adquirir el Córdoba CF SAD, aunque Jesús León se mantiene en sus trece de no vender. Eso no quita que exista una postura mixta, dado que lo que necesita el montoreño es músculo económico, es decir, un inversor para poder acometer distinto pagos. 

Los dos pagos finales a González

Por una parte estás los 5 millones de euros que aún adeuda a Carlos González, de los que tendrá que desembolsar 500.000 euros en enero de 2019 y el resto en julio. De otro lado está la necesidad de tesorería corriente en ualquier club para continuar en cordialidad contable en su día a día.  

En el primer caso, la idea sería vender parte del más de 98 % del accionariado del club, el montante iría a las arcas personales de León a través de Aglomerados Córdoba, con lo que así podría pagar a González en 2019, después de las dificultades que ya tuvo en julio cuando pidió una línea de financiación después de llamar a varias puertas de empresarios cordobeses y sevillanos en busca de anticipos o préstamos entre ellos.

De otra parte, para solventar las necesidades de liquidez de cada mes, deberían darse dos situaciones, una, que León invirtiera en el club parte de la cifra obtenida después de pagar a González, y dos, que el supuesto socio inversor inyectara algún que otro millón de euros al club, lo cual debería hacerse vía ampliación de capital. Esa segunda opción se puede hacer siempre, incluso en la actualidad sin necesidad de vender parte de las acciones, aunque sólo serviría para revitalizar las arcas en general, pero no para aplicarlo a rebajar el límite salarial, opción que la LFP ya contempla residualmente y que pretende erradicar.

Jesús León, con Luis Oliver al fondo, en el palco de El Sadar

La realidad contempla ese panorama, como que León no quiere irse bajo ningún concepto ni que entren al completo empresarios que no sean cordobeses, para evitar así que el club corra el peregrinar en el desierto sufrido con González. Eso se evitaría de una manera, con la continuidad del montoreño como presidente y mando en plaza con al menos el 51 % del accionariado, es decir, vendiendo sólo una parte para poder tener un compañero de viaje como pretendió en su día con Luis Oliver.

Aquello no ocurrió porque primero fue vetado por González, algo que podría volver a repetir llegado el caso, aunque esa situación inicial con el navarro lo acabó secundando el propio León con la destitución de Oliver, lo que vino a ser de otra forma vetar su directrices, algo que sigue depurándose en la actualidad en la cantera. En definitiva, que ese es el panorama, y seguro que de aquí a Navidad habrá movimientos que redundarán en realidades de cara a la que será la primera Junta General de Accionistas con León al frente. Ya se verá si en solitario o acompañado.

 

Seguir a

Comentarios

Ancaza57
...,porque se está dejando usted algo más que el maldito parné..., su SALUD..., y con eso no se juega Sr. León, se lo aseguro yo que de eso de la salud chanelo taco. Un saludillo patoit@s.
Inicie sesión o regístrese para comentar

© 2014 Cordobadeporte Aviso legal. Política de privacidad