icono de futbol
Córdoba CF
El actual director deportivo del Córdoba, acusado de un delito de blanqueo de capitales, se defendió en el juicio afirmando que negoció la venta del Xerez directamente con Gil Silgado y que nunca sospechó que detrás estuviera Juan Antonio Roca
Luis Oliver en su última comparecencia en la sala de prensa de El Arcángel cuando presentó a Francisco, su único fichaje hasta ahora
CD.com
11/07/18 16:16

La Fiscalía de Málaga mantiene su petición de prisión para Oliver

La Fiscalía de Málaga mantiene cargos y penas para los antiguos dueños del Xerez CD, Luis Oliver -ahora director deportivo del Córdoba CF- y José María Gil Silgado, por blanquear dinero de Juan Antonio Roca. Así se desprendió del juicio celebrado este miércoles en esta pieza separada del caso Malaya, que tiene su origen en documentos incautados en una empresa de Roca y en el despacho de abogados que llevaba los asuntos del exasesor de urbanismo de Marbella.

Según informa la Cadena Ser, José María Gil SIlgado y Luis Oliver siguen acusados de un delito de blanqueo de capitales, por el que se enfrentan a dos años y nueve meses de prisión. La fiscalía mantiene que Juan Antonio Roca participó en la compra del Xerez en 2002 blanqueando dinero y utilizando para ello al propietario de la entidad entonces, Oliver, y a José María Gil Silgado como socio en la adquisición.

En la vista celebrada en la sección octava de la Audiencia Provincial de Málaga, la fiscalía considera que Oliver y Gil Silgado deben ser condenados, además de a esos dos años y nueve meses de prisión, a una multa de 2.500.000 de euros, equivalente al dinero supuestamente ilícito que Roca habría aportado en esta operación.

Los acusados han mantenido pese a todo su inocencia en el juicio. Luis Oliver, parte vendedora entonces, ha mantenido que sólo negoció con Silgado, que todo lo pactó con él y que nunca sospechó que detrás de la compra pudiera estar Roca. No le extrañó que le pagaran con fincas y apartamentos, algo normal, asegura, cuando se negocia con constructores. Por su parte, Gil Silgado defiende que la compra del Jerez por 3.600.000 de euros la hizo con fondos propios, que conocía a Roca pero que en aquel entonces nada se sabía de las actuaciones delictivas del considerado cerebro de la trama de corrupción marbellí.

Por su parte, las defensas han cuestionado la validez de las conclusiones de los informes policiales y de los peritos de la Agencia Tributaria que han declarado en la vista y se preguntaron por qué no estaba en el banquillo Juan Antonio Roca. En su día éste dijo que adquirió ese 50 por ciento como inversión económica ante su posible subida a Primera División, aunque finalmente la operación no fue rentable porque el equipo no sólo no ascendió sino que estuvo a punto de perder la categoría. Anticorrupción ha destacado que Gil Silgado se dedicaba a la especulación inmobiliaria y desarrollaba gran parte de su actividad en Marbella, por lo que conocía a Roca, según informó la Agencia EFE.

Roca utilizó las sociedades mercantiles Oven Five SL y Jovibel 2000 para hacerse con la mitad de las acciones del Xerex SAD y de los cuantiosos derechos de explotación asociados al equipo. Para ello, contó con la colaboración de Gil Silgado y Oliver Albesa, según el fiscal, que mantiene que ambos sabían que Oven Five pertenecía a Roca y que éste era el verdadero socio en el negocio, "siendo conscientes de sus problemas con la justicia" y colaborando en la ocultación de fondos adquiridos ilegalmente.

 

Seguir a

Comentarios

agustin.jimenez...
Ni habia nadie detras ni Luis Oliver sabia nada,los que estamos fuera del mercado y castigados somos nosotros y eso si es bien conocido
Inicie sesión o regístrese para comentar

© 2014 Cordobadeporte Aviso legal. Política de privacidad