icono de futbol
Córdoba CF
Así describió el técnico su destitución por parte del presidente tras la rueda de prensa del Cádiz, cuando con "mi director deportivo y general hablé antes y estuvimos ahogando penas como pudimos" | "León da mucho cariño, pero no termina de culminar"
Sandoval hablando con su segundo bajo el diluvio universal el pasado domingo
David Jurado
22/11/18 15:28

León a Sandoval: "Lo siento mucho, José, pero te tengo que cesar"

"Lo siento mucho, José, pero te tengo que cesar". Así describió este mediodía José Ramón Sandoval cómo fue destituido por Jesús León el pasado domingo, 38 minutos después de la conclusión del partido del Córdoba CF ante el Cádiz y justo tras salir de la habitual rueda de prensa posterior a cada jornada. Una comunicación que llegó al cruzarse en la zona mixta de El Arcángel en la que no estaban presentes ni Rafa Berges ni Alfredo García Amado. El técnico madrileño explicó en declaraciones a Canal Sur Radio que "había estado antes con ellos" y "como siempre bajaron al vestuario al acabar el partido y estuvimos ahogando penas como pudimos, dado que vieron que se jugó bien".

Sandoval quiso dejar clara la cercanía con Berges y fue más allá al apuntar que "en todas las previas de los partidos siempre hablaba con mi director deportivo, y era fácil porque él fue entrenador". "Yo le transmitía cómo íbamos a jugar y en muchos momentos hemos interactuado e incluso me hizo ver cosas. Tuvimos un feeling muy grande, por eso veía los partidos calcados a lo que hablábamos", dijo el preparador de Humanes, aunque siempre según su versión. Una realidad que al inicio de la liga no era tal, o habría que escuchar la opinión de Berges, que era su director deportivo.

El madrileño trasladó a León el buen juego del equipo y la injusticia del marcador ante el Cádiz al instante de ser destituido. "No me callé y le dije que no lo entendía. 'Tú no tienes la culpa', me dijo, y entonces yo le comenté que lo podíamos hablar, pero me repitió que lo sentía mucho y me tenía que cesar", apostilló, así que "entonces le dije 'muchas gracias y mucha suerte'". En esa referida rueda de prensa él dijo no prever nada sobre su futuro, sin embargo este jueves admitió que sí reconoció que veía venir su destitución y desde tiempo atrás. "Cuando mis capitanes tuvieron que salir por mí después del partido de Albacete. Algo se olía, pero la persona con la que más contacto tenía -Berges- me daba tranquilidad diciéndome que eso no era cierto". Por ello "yo tenía la fuerza para tirar adelante y no mirar más".

Sandoval, al fondo con Loureiro sacando de banda en primer plano, ya no es entrenador del Córdoba

En general, y hablando de León, "tengo que darle la gracias por la oportunidad que me dio en las dos ocasiones", aunque es una persona que "da mucho cariño, pero no termina de culminar las cosas". Eso sí, cree que la salvación "aún habrá tiempo de conseguirla".

La plantilla que se encontró en verano

En la entrevista fue más allá, para remontarse al inicio de su segunda etapa, de la que aseguró que "no me arrepentí de volver por mi sentimiento, porque mi familia es de aquí y no es lo mismo que en otros clubes", porque además "me sentía privilegiado por ser entrenador del Córdoba, pese a todas las adversidades". También contó que en julio pidió "300.000 euros brutos por renovar, pero eso sí, dos años para poder hacer un proyecto sólido", aunque "las cantidades salieron sólo en la última reunión". Esa cifra fue por la que finalmente firmó al llegar en agosto, pero inicialmente fue León el que dio otra cantidad, con aquella frase pronunciada en Canal Sur Radio de que sus peticiones estaban "por encima de la media de los honorarios de un entrenador en Segunda" y que apuntaban al millón de euros, por lo que no cuadran o cada uno dijo su versión o verdad.

Eso sí, cuando llegó, dijo que se encontró "jugadores con la mente puesta en otros proyectos para los que no les dejaban salir", de manera que "hubo que hablar mucho con ellos y todo eso a ocho días" del inicio de la liga. Por ello, comentó que "si lo mental no está bien lo físico tampoco, y las lesiones vienen muchas veces por eso". Con todo, él dijo entonces que "el que se quiera quedar que se quede, y si no iremos aunque sea con doce", aunque "luego se fue mejorando todo porque se abrió la mano" por parte de LaLiga. A su juicio en este etapa "el punto de inflexión llegó con el partido de Elche". "La Copa nos dio la vida, porque ahí el equipo empezó a encontrarse bien y era cuestión de tiempo".

"Yo me equivoqué en algunas cosas, pero sabía que tenía que poner a jugadores, pese a que no estaban, para no perderlos. Tenía que poner su talento al servicio de los demás, como fue el caso con Miguel De las Cuevas", hizo ver, para añadir que con todo "nos faltaba lo más importante, dominar las áreas, además también el calendario influyó y ahora viene el bueno".

 

Seguir a

Inicie sesión o regístrese para comentar

© 2014 Cordobadeporte Aviso legal. Política de privacidad