icono de futbol
Córdoba CF
El pagaré emitido por Jesús León de medio millón de euros ya no está en la cuenta de Aglomerados Córdoba, tras hacerse efectiva su tramitación en la noche de ayer
Carlos González hace algo menos de un año mostrando los documentos que entonces decía que no tenían garantías para vender el Córdoba a Jesús León
David Jurado
04/01/19 9:06

La familia González y su Azaveco cobraron

El primer requisito para iniciar el mes de enero con tranquilidad se hizo efectivo en la noche de ayer. El pagaré emitido el pasado 2 de enero por Jesús León se hizo efectivo al constatarse el cargo del medio millón de euros fijados como penúltimo pago de la compra del paquete mayoritario de acciones del Córdoba CF SAD de las cuentas de Aglomerados Córdoba a la de Azaveco, la empresa final que pertrechó Carlos González como depositaria de ese 98,7 %. El que originariamente compró a Prasa a través de Ecco Documática. Desde Las Rozas no hubo confirmación ni sobre todo desmentido en esta ocasión, a diferencia del teatrillo vivido el pasado julio.

De esta forma, por primera vez desde el 19 de enero de 2018 se puede afirmar que el actual mandario de la entidad blanquiverde posee en propiedad real abonada más del 50% de la sociedad, dado que ya desembolsó 5 millones a los González de los 9,5 fijados hace un año, después de entregar aquel famoso primer millón en diciembre de 2017, previo al recordado 5-0 al Reus como último partido de aquel año. A ése siguió otro millón en las notarías madrileñas aquel 19 de enero, más los 2,5 que se entregaron en tres plazos en el pasado mes de julio.

Ahora restan 4,5 millones por pagar, fijados para el 31 de julio, es decir, dentro de algo más de seis meses y medio, cuando llegará el momento de desembolsar la mayor cantidad de la operación. Esa fecha llegará con el club en una categoría u otra, lo cual influirá mucho en el abono de esa cuantiosa cifra. Hasta para los más optimistas del lugar, que algún iluminado habrá, podría ser en Primera, porque en esta llamada igualada Segunda División todo es posible, hasta descender.

Con este abono, el Córdoba de León evita el potencial primer elemento desestabilizador del año, ya que el club seguirá en sus manos, como siempre estuvo pese a las infamias vertidas y creídas en julio, tras cumplir con el pago. Ahora el segundo reto será abonar a Osasuna los 250.000 euros más IVA pendientes del traspaso de Jaime Romero que diseñaron los González con gran desacierto, y que en la actualidad impide al Córdoba fichar, al margen de su deficitario límite salarial. Una vez que se satisfaga la citada cantidad habrá que abordar el asunto del dichoso límite, aunque igual ambas cuestiones se han de resolver con un traspaso, el de Álvaro Aguado o el endurecido ahora de Sergi Guardiola, tras lo comentado por Ángel Torres.

Varios empleados se marcharon en los últimos días

A la par, o incluso antes, debería abonarse la nómina de diciembre, más la extra para parte del personal del club, y de esa forma evitar la fuga de más empleados de la entidad, de la que se marcharon en la última semana el preparador físico Cristóbal Fuentes, para recalar en el Cultural Leonesa en Segunda B, y el fisioterapeuta Antonio Jesús Sánchez 'Tochu', que anunció su salida a finales de 2018 para dedicarse plenamente a su clínica.

 

Seguir a

Inicie sesión o regístrese para comentar

© 2014 Cordobadeporte Aviso legal. Política de privacidad