icono de futbol
Córdoba CF
La Audiencia de Málaga juzgará este 11 de julio al director deportivo del Córdoba junto a Gil Silgado por un presunto delito de blanqueo de capitales vinculado al caso Malaya por su etapa en el Xerez
Luis Oliver junto a Francisco. Foto: CCF
CD.com
07/07/18 16:21

Otro enredo en los juzgados para Luis Oliver

La Sección Octava de la Audiencia de Málaga tiene previsto juzgar este 11 de julio a Luis Oliver y a José María Gil Silgado, exresponsables del Xerez CD, por un presunto delito de blanqueo de capitales en una pieza separada del caso Malaya, contra la corrupción en Marbella. Después de la suspensión en varias ocasiones de la vista oral, Europa Press ha avanzado que será este miércoles, información que avanzó el diario digital Cordópolis.

Los procesados se enfrentan a una petición fiscal de dos años y nueve meses de prisión, además de una multa de 2.563.628 euros cada uno e inhabilitación para ejercicio de la profesión por dos años. Así lo refleja el escrito provisional del fiscal, que ve relación entre aquel Xerez CD y la Operación Malaya, incluso ya antes de que esta tuviera un nombre.

Puestos en contacto con el Córdoba, desde el club apunta que es un tema que afecta a Luis Oliver, que trabaja en su defensa junto a sus abogados, aunque no se descarta que el empresario pueda emitir algún comunicado al respecto en las próximas horas o días.

El escrito del fiscal
 
Según detalla el diario Más Jerez, Anticorrupción explica en su relato que el exasesor de Urbanismo del Ayuntamiento de Marbella Juan Antonio Roca realizó inversiones en distintos ámbitos económicos utilizando fondos que había obtenido de la actividad delictiva mientras estuvo vinculado al consistorio y sus sociedades municipales. Roca reconoció la compra en 2002 del 50 por ciento del Xerez CD. No obstante, negó que los fondos con los que adquirió las participaciones del equipo de fútbol tuvieran un origen ilícito. El exasesor urbanístico destacó que lo hizo como inversión por la posible subida del equipo a Primera división.

El ministerio público señala que Gil Silgado siempre actuaba a través de "alguna de sus muchas mercantiles". No se detiene ahí, sino que recoge que todas estas estaban carentes de estructura humana, de medios materiales; eran administradas a través de la madre o de testaferros; utilizadas solo para la especulación, sin actividad mercantil productiva alguna. De esta forma, Luis Oliver hizo saber en reiteradas ocasiones a Jesús Gil -por entonces alcalde de Marbella- que quería vender el club. Y no desaprovechó la oportunidad para decírselo a Roca, mano derecha del ínclito Jesús Gil.

Luis Oliver en un montaje de archivo junto a Roca y Gil Silgado, entre otros, en su etapa en el Xerez

Se puso en marcha entonces la maquinaria, según Anticorrupción. Roca compró la mitad de las acciones del Xerez CD utilizando las sociedades mercantiles Oven Five SL y Jovibel 2000 SL, además de los cuantiosos derechos de explotación asociados al equipo. Para ello, contó con la colaboración de Luis Oliver Albesa y de José María Gil Silgado. El fiscal mantiene que ambos sabían que Roca era el dueño de Oven Five SL y que, por ende, este era el verdadero socio en el negocio. De esta forma, se entiende que ambos eran "plenamente conscientes de sus problemas con la justicia". Es decir, habrían colaborado en la ocultación de fondos adquiridos ilegalmente.

Lo curioso del caso es que, según avanzan los compañeros de Jerez, la vista oral llega en un momento clave en la actualidad del club, cuyo paquete mayoritario de acciones podría pasar en breve a manos de un grupo inversor en el que se encuentra Luis Oliver, que podría volver, si alguna vez se fue, al Xerez CD para que la historia volviera prácticamente a su punto de inicio.

La cronología de la historia de compraventa del Xerez CD

Y es que en su día Luis Oliver vendió el Xerez CD a Gil Silgado, supuesto testaferro de Juan Antonio Roca, que ha llegado a declarar que se hizo con el 50% de las acciones del club, aunque defendiendo que de forma legal. Posteriormente el paquete accionaral mayoritario recayó sobre Joaquín Morales, un nazareno con relaciones en la costa malagueña. Un grupo argentino, con Federico Souza al frente, aparece, afirmó luego que había comprado el club, pero desapareció. Volvió Joaquín Morales, antes de que a la escena llegaran Ricardo García y Energy, al que Morales dijo que nunca le vendería las acciones, pero que pareció que finalmente se hizo con ellas. Luego Ricardo García pasó a ser entrenador y comenzó a dirigir al Extremadura UD B, en un club que gestionaba un grupo inversor con casualmente Luis Oliver. Luego comenzaron los rumores de una nueva compraventa en el Xerez CD. El grupo inversor que contrata a García para dirigir al conjunto filial extremeño quiere hacerse con el paquete mayoritario de acciones de la sociedad anónima deportiva. Es decir, Luis Oliver de vuelta presuntamente a Chapín.

 

Seguir a

Comentarios

Fran solo
La trompeta, tari tari, tareta?? ojo que el otro vivía en los juzgados, ne refiero a 3/4,
Inicie sesión o regístrese para comentar

© 2014 Cordobadeporte Aviso legal. Política de privacidad