icono de futbol
Córdoba CF
El vídeo no es claro y será complicado desvirtuar la presunción de veracidad del acta, que llevaría a una sanción posible de 4 partidos salvo que se aplique el artículo 123 | "No mordí a nadie en mi vida", arguye
Aythami marchándose del campo tras ser expulsado. Autor: Paco Jiménez
R. Fernández
09/10/18 16:56

Preocupación en el club por el castigo a Aythami

“Morder a un adversario estando el juego detenido”. Ésa fue la singular descripción, con muy pocos precedentes en el fútbol español, con la que justificó el colegiado Moreno Aragón la expulsión de Aythami Artiles el pasado sábado. Una acción que tiene muy preocupados a los responsables del club, porque al canario podrían caerle varios partidos de sanción.

El club trabajó, de manera finalmente infructuosa, tal como cuenta hoy Diario Córdoba, en conseguir una declaración del rival afectado, Álvaro Giménez, en torno a que no hubo ningún mordisco en la acción. De un comportamiento así, de haber pasado, se habría esperado una reacción airada del jugador del Almería, como ha pasado en situaciones similares con el caso más prototípico en el fútbol, el del delantero uruguayo Luis Suárez, pero no sucedió eso en el campo. Por desgracia, el vídeo, pese a dejar claro eso, no permite apreciar la secuencia con la claridad suficiente y entonces es una entelequia desmontar la presunción de veracidad del acta arbitral.

Y entonces es imposible que no haya sanción y hay pocas opciones de que no sea grave. Así se lo ha detallado el portal de información jurídica ligado al deporte Iusport, que considera como lo más probable es que la acción acabe siendo calificada como agresión por parte del Comité de Competición y se aplique el artículo 98 del Código Disciplinario: "Agredir a otro, sin causar lesión, ponderándose como factor determinante del elemento doloso, necesario en esta infracción, la circunstancia de que la acción tenga lugar estando el juego detenido o a distancia tal de donde el mismo se desarrolla que resulte imposible intervenir en un lance de aquél, se sancionará con suspensión de cuatro a doce partidos" .

El central canario trotando sonriente con sus compañeros en El Fontanar

Otro de los artículos del Código Disciplinario que podrían aplicarse es el 122, de “conductas contrarias al buen orden deportivo”. Ahí cabría la esperanza de que el Comité viera el acto como leve y no grave. El artículo dice que "incurrirán en suspensión de hasta cuatro partidos o multa hasta 602 euros aquéllos cuya conducta sea contraria al buen orden deportivo cuando se califique como leve", mientras que “incurrirán en suspensión de cuatro a diez partidos o multa en cuantía de 602 a 3.006 euros aquéllos cuya conducta sea contraria al buen orden deportivo cuando se califique como grave”.

Según Iusport un tercer artículo que se podría tener en cuenta como de posible aplicación es el 123, "Violencia en el juego", que en su punto 1 dice que "producirse de manera violenta con ocasión del juego o como consecuencia directa de algún lance del mismo, siempre que la acción origine riesgo, pero no se produzcan consecuencias dañosas o lesivas, se sancionará con suspensión de uno a tres partidos o por tiempo de hasta un mes". Pero para el caso de Aythami se aplicaría el punto 2: "Si la acción descrita en el párrafo anterior se produjera al margen del juego o estando el juego detenido, se sancionará con suspensión de dos a tres partidos, sin perjuicio de lo establecido en el artículo 98 del presente Código".

Lo único mínimamente positivo de un castigo de 4 partidos es que, al ser grave y según el reglamento, uno se cumpliría en Copa, un duelo que teóricamente Aythami como titular en liga no iba a jugar, por lo que serían tres los duelos sin el canario en liga. Si la sanción fuera inferior a 4 partidos el central podría actuar en Copa y seguiría cumpliendo encuentros posteriormente.

El jugador niega la acción

Mientras, Aythami ha dado su versión de los hechos hoy en La Jugada de Canal Sur, donde aseguró que no ha mordido a nadie "ni en el último partido ni en mi vida". "Dentro del campo a veces nos decimos cosas o nos cabreamos por la tensión, pero que el árbitro diga que le mordí no tiene ningún sentido", comentó.  El central ha ido más allá y ha venido a acusar incluso al árbitro de mentir. "Al expulsarme me dijo que era una amarilla por el codazo y la segunda por encararme con el rival. Si me dice que fue por morder, al final del partido hubiera ido a por el compañero del Almería para decirle que no había pasado. Me quedé muy sorprendido cuando me enteré", expuso.+

Aythami encarando a Quintanilla esta mañana en la vuelta a la Ciudad Deportiva
Aythami confirmó que se puso en contacto con Álvaro Giménez. "Le llamé ayer por la mañana y hablé un poco con él, sobre todo porque se le ha dado mucho bombo a la noticia. Le dije que en ningún momento le mordí, porque me sentía hasta mal. Ya pensé: "Joder, a ver si en caliente te mordí". Y me dijo que no", comentó. "El árbitro puso eso en el acta y en las imágenes no se ve nada, ni de sí ni de no. Y soy yo el que tengo que demostrar que no le he mordido. Y no tengo ninguna manera. Sólo que en las imágenes se ve que Álvaro no hace ningún movimiento, ni se toca nada", argumentó.

Se ha comentado que el delantero estaba en principio por la labor de testificar a su favor, pero para Aythami "que un jugador del Almería pueda ir en contra de un árbitro no se hasta qué punto beneficia o no". "Si me quiere expulsar porque me encarara lo entiendo, pero al poner que le he mordido me puede caer una sanción de bastantes partidos, en la situación en la que estamos, en la que todos tenemos que ayudar y cuando el otro día ganamos nuestro primer partido. Es un poco fuerte y desmedido todo esto".

 

 

Seguir a

Inicie sesión o regístrese para comentar

© 2014 Cordobadeporte Aviso legal. Política de privacidad