icono de futbol
Córdoba CF
"Tenía que esperar mi oportunidad y llegó", valoró el mediocentro, que no se dio cuenta de lo que suponía su tanto hasta poco después y "puede ser el gol de la salvación, el más importante de mi vida"
Quim Araujo emulando el gol ante el Almería con la imagen de Paco Jémez y Berges al fondo vistiendo la roja
David Jurado
24/05/18 15:09

Quim Araujo: el surfista tarifeño

"Tenía que esperar mi oportunidad y llegó", comenta Quim Araujo tras recordar su gol y el partido ante el Almería de manera más reposada cuatro días después. Con su aparición en el derbi andaluz ya casi iguala los partidos jugados con el Albacete en la primera vuelta cuando debutó en LaLiga 1/2/3, para sumar igualmente un tanto como en tierras manchegas. "Puede ser el más importante de mi vida, junto a los tres que marqué con el filial del Valencia en la fase de ascenso la pasada temporada", recordó un Quim que ahora confía en seguir creciendo en el Córdoba y asentarse en la categoría, dado que firmó por dos temporadas más.

Araujo llegó al Córdoba en el pasado mercado invernal procedente del Albacete, pero recordó que al principio tuvo la mala suerte de lesionarse y cuando se recuperó el equipo se encontraba en una dinámica "positiva", por lo que "así es más difícil entrar porque estaba sólido y que hay que cambiar lo mínimo posible en esas situaciones". Así lo comentaba en una entrevista a la Agencia EFE.

Lo de meterse en un club con pie y medio en el descenso no es nuevo para Quim Araujo, porque aunque se le recuerde su aparición con el Mestalla en el play-off del pasado curso, él llegó una temporada antes, cuando los ché estaban abocados a caer a Tercera. "Estaban en problemas y fui en enero porque Curro Torres, su entrenador, pensó en dar un toque de jugadores veteranos para dar un plus de competencia. Tuve la suerte de hacer una buena primera vuelta en el Eldense y me llamaron", relató. "Era ir a un filial con 28 años, pero el experimento salió tan bien que al año siguiente se apostó por lo mismo".

Su pasado andaluz

"Yo siempre estuve en clubes humildes y poder fichar por el Valencia era un sueño, por eso lo hice, pese a mi edad, porque nunca se sabe lo que puede pasar. Era un escaparate para otros equipos y el tiempo me dio la razón y me llamó el Albacete", contó. Ello supuso debutar en el fútbol profesional, "aunque fuera muy tarde". Llegó al Albacete antes de la venta a la nueva propiedad y "luego hubo cambios justo una semana antes de empezar". "Cambió el diseño del proyecto de a lo que iba, pero al principio participé con Aira regularmente", dijo. Posteriormente éste fue destituido y "ya con Enrique Martín fue nula mi aportación, creo que fueron unos 30 minutos en toda lo que quedaba de la primera vuelta".

Por ello en enero "me dijeron que era mejor buscar una salida y ellos me plantearon cesión, pero decidí irme rescindido y cuando se negociaba apareció Dani López Ramos, que me conocía". "No me lo pensé por la situación que había, porque ya lo viví en el Valencia estar en puestos de descenso y nos salvamos", insistió, así que "no era para mí un paso atrás, era ir a una buena ciudad y por fin poder jugar en Andalucía. Y es que "mis raíces son de Tarifa y el reto deportivo era bonito", explicó. Sus padres son de Cádiz y "yo me crié hasta los 19 años pasando los tres meses de verano en Tarifa".

Quim Araujo sabe a ciencia cierta lo que era apostar por un equipo medio descendido, ya lo hizo en Valencia y salió airoso

Ahora su cabeza, como la de todo el vestuario, está en Reus, un equipo con nada en juego y eso será "un arma de doble fila", dado que por un lado "no tienen la presión de alguien que se juegue la vida", pero por otro "no tendrán la intensidad" en el juego que, aseguró, mostrará el conjunto califal. "Lo normal es que nosotros demotremos que necesitamos los puntos y pongamos un plus más. Yo entiendo que es mejor este tipo de partidos, es decir, que el rival no se juegue nada". Éste será el primer encuentro que los blanquiverdes se midan a un contrario sin nada en juego a diferencia de los cuatro últimos.

El centrocampista comentó que "no debería ser así, pero esos equipos liberados juegan mejor porque están más tranquilos", y a eso se une que el campo "va a estar lleno por la promoción que hicieron y porque es pequeño". "Yo lo conozco bien porque jugué allí muchas veces en Segunda B", explicó, por lo que vaticinó un partido "muy intenso", dado que "ellos son buenos jugadores y competirán", así que "no será fácil".

Pero el Córdoba "tiene que estar por encima de todo eso, porque llevamos de final en final desde hace tiempo", concluyó un Quim Araujo que empieza a sentirse importante.

 

Seguir a

Inicie sesión o regístrese para comentar

© 2014 Cordobadeporte Aviso legal. Política de privacidad