icono de futbol
Córdoba CF
El técnico del Córdoba señaló sobre el partido ante Osasuna que "allí siempre pasan cosas, es una fiesta del fútbol cada partido y todo tiene más repercusión" | "Tenemos que ser ese equipo intenso y solidario"
Sandoval dando instrucciones a Bambock
R. Fernández
11/10/18 13:04

Sandoval: "Ir a Pamplona es como torear en Las Ventas"

El técnico del Córdoba CF, José Ramón Sandoval, compareció en sala de prensa en la previa del partido que su equipo disputará el sábado ante Osasuna, donde el de Humanes quiere ver "ese equipo intenso y solidario" para ganar el partido. El preparador ha dejado una frase simpática sobre el enfrentamiento, al comentar que "ir a Pamplona que es como torear en Las Ventas" porque "allí siempre pasan cosas, es una fiesta del fútbol cada partido y parece que todo tiene más repercusión". Ahora sólo queda que nos toque puerta grande y no enfermería.

Sandoval tocó numerosos temas, empezando por la sanción a Aythami. "Es algo en lo que no nos podemos meter, como ya pasó con mi caso. Lo que reflejan en el acta es lo que toman por bueno, incluso aunque un rival diga lo contrario, como ocurrió conmigo y el delegado del Oviedo, que les dijo en el vestuario que estaba hablando con ellos y no con el árbitro. Hay que aceptarlo y que estos dos partidos pasen lo antes posible. Pensábamos que iban a ser más partidos todos, por lo que hay algo de alivio. Dentro del mal, el menos".

Con todo, la baja del canario va a abrir la puerta a otro hombre como Luis Muñoz, para el que tuvo palabras de elogio. "Es titular indiscutible para este partido y le veo con una mentalidad ganadora. Vino a un equipo con una defensa con jugadores con mucha jerarquía y que lo habían hecho bien, por lo que para entrar dentro del equipo los demás lo tenían que hacer muy mal. Estuvimos rotando y jugadores que salieron por eso en Copa lo hicieron bien, como Aythami. Algunas veces se ha quedado fuera de ir convocado porque sólo podemos llevar un central, pero el chico nos ha dado una lección brutal de madurez pese a su juventud y de cómo se concentra en los entrenamientos, cómo asimila conceptos y cómo ayuda al equipo. Cuando ha estado fuera ha estado con sus compañeros y yo lo veo preparado. Él ha jugado en Primera División y tiene velocidad y se anticipa muy bien a la jugada. Creo que junto a Quintanilla va a ser un partido muy serio. Sé que no va a desaprovechar la oportunidad".

Qué pasaba con Aythami fue una de las noticias de una semana con otro ambiente, aunque "las victorias no nos pueden confundir y tenemos que tratarlas igual que las derrotas". "Tenemos que mantener nuestro trabajo y nuestras ideas, pero es cierto que la victoria da más creencia al jugador sobre lo que propones porque ve que ha salido. Desde la victoria, tan ansiada, estamos trabajando para potenciar más las cosas que hemos hecho bien y minimizar lo que tiempo atrás habíamos hecho mal. Hemos llegado al punto de que se puede hacer bien, pero creo que por encima de todo pasa el llegar a los partidos y competir. A nosotros mismos nos lo hemos demostrado", expuso.

Esto hará falta en El Sadar "un campo que nos va a exigir mucho a esa hora de competir, porque es un estadio que te embruja a nivel de intensidad, donde parece que se multiplican en la grada". "Vamos en el mejor momento tras la victoria, para competir, porque cuando somos nosotros mismos plantamos cara a cualquiera", argumentó.

La obsesión de mejorar lejos de casa

Y es que hasta ahora, si en casa se ha mostrado una progresión, fuera no ha existido. "Las estadísticas están para romperlas. Tenemos ganas de puntuar fuera de casa y hacer un partido con buenas sensaciones. En los tres partidos fuera de casa no hemos sido nosotros. Tenemos que creer que en casa hay anticipaciones, duelos, disputas e intensidad, y eso lo quiero ver fuera de casa. No nos puede condicionar estar en casa o fuera, aunque dentro de casa con nuestra gente detrás parece que das un poquito más. Siempre hemos llevado gente a los estadios y ya es por nosotros mismos. Hay que aplicar fuera de casa los mismos conceptos que en casa. La línea es no cometer errores y que nos ganen por sus méritos no por nuestros demeritos. El fútbol son errores y aciertos y fuera de casa hemos tenido muchos errores y pocos aciertos".

Hubo ocasión como es natural de preguntarle por el rival, un Osasuna lejos de sus aparentes pretensiones. "Los inicios de temporada son muy subjetivos. Si ganamos en Pamplona nos vamos a poner a su altura y los seis últimos partidos van a caer en saco roto en relación a cómo te verás en la clasificación. Nosotros estamos madurando desde atrás y creo que Osasuna es un equipo hecho para estar arriba y que va a estar arriba, pero cuyo inicio ha sido así por adaptarse a los métodos de un nuevo entrenador, con un estilo diferente al que tenían", apuntó. Así, "nosotros sabemos que vamos a competir con una gran plantilla, con un gran estratega, que llevó a su anterior equipo, el Numancia, al play-off de ascenso, y nosotros lo único que tenemos que hacer es volver a nuestros inicios".

Y eso pasa por ser "un equipo intenso y solidario a la hora de los esfuerzos tanto en defensa como en ataque y no desconectar a la gente de arriba con la de atrás y mantener la portería a cero como últimamente". Desde esa base cree que "podemos construir un Córdoba que vaya escalando poco a poco", que termine demostrar que "muchas veces lo que pasa en las primeras jornadas es anecdótico". "Salvo equipos que salen con la vitola de estar muy arriba, nos podemos llevar muchas sorpresas de equipos que empezaron abajo y que llegaron a jugar play-off de ascenso, como el Zaragoza. Por eso debemos seguir creyendo en nosotros mismos. Yo creo muchísimo en mi plantilla pero tengo que sacar el máximo rendimiento a cada jugar. Por ejemplo, ver a otro Piovaccari como vimos aquí, que es el nivel que tenemos que dar. Por debajo de eso no podremos ganar ningún partido. La gente se quedó con el gol de Pio, pero yo me quedo con el trabajo que hizo para el equipo y lo que dio al equipo defensiva y ofensivamente", aseguró.

Reaccionar ante la adversidad

Otro de los aspectos en los que el equipo tiene que mejorar es en no venirse abajo con un gol en contra, cosa que fuera de casa le ha lastrado en exceso. "Si  en los tres últimos días de cada semana trabajas pensando en lo que te puede pasar y cuando no te pase no le das la importancia suficiente, puedes levantarte. Cuando vas a casa de otro, por la iniciativa y el empuje te pueden marcar un gol, o hasta dos. Pero si ese equipo durante la semana ha trabajado esa posibilidad, al final remonta esa situación. Eso nos pasaba el año pasado. Nos metían un gol, pero los últimos días de cada semana eran de tanta concentración y de asumir conceptos tácticos, de hablar de cosas que nos podían ocurrir, que podíamos remontar. Este año, todo lo de pretemporada y las cosas que hemos ido acumulando mal hechas en el terrero de juego, han llevado a una debilidad. Hasta el aficionado pensaba que otra vez ya no remontamos. En estas dos últimas semanas hemos trabajado eso muchísimo. Si nos pegan un balón a la espalda de la defensa, tenemos que bajar todos sin compasión a defender. Tratar al rival como un gran equipo y ser compactos. Si los delanteros esperan que la recuperen los defensas se van a crear unos espacios con los que vamos a sufrir como en Málaga o en Albacete. Les hemos puesto las imágenes y creo que ellos son conscientes de lo que ha pasado. Y estoy viendo que eso se ha asimilado y que estamos interactuando más. Cualquier escenario puede pasar y tenemos que tener capacidad de reacción para revertir la situación. Si no me lo hubieran dado estaría con la labor de enseñárseño, pero como lo han dado sólo hay que volver a creer en nosotros mismos. Así se ganó al Almería, que estaba ganando partidos por eso".

Volviendo a hablar de Osasuna, se le comentó si veía similitud entre este partido y el del pasado año, en la que se sorprendió al rival. "En Pamplona todos los partidos que he jugado creo que los he empatado, fuera con el equipo que fuera, y no sé si en todos fui ganando. Es un partido donde debemos concienciar bien a los jugadores, además viniendo de donde venimos, los partidos de fuera de casa. Allí se pueden reivindicar jugadores, es como torear en Las Ventas, todo se mira mucho más por el alcance que tiene. Creo que nos va a exigir mucho porque ello no tienen un patrón muy definido de juego pero sí las cosas muy claras sobre cómo jugar en ciertas partes del campo. Ellos persiguen mucho a los jugadores, e iremos con un esquema con creación y ocupación de espacios que tenemos que hacer bien. Si perdemos balones su juego por banda y centros laterales son difícil de defender. Hay que impedir que se produzca, como hicimos ante el Almería, que no tuvo el balón en su zona de confort, nuestro campo. Hay que tener el balón en zonas donde ellos estén incómodos. Han marcado varios goles de estrategia, en faltas y penaltis, y tenemos que tener cuidado porque en Pamplona el balón parado se magnifica. Siempre hay un uy en la grada porque se lo creen, tipo fútbol inglés".

Fernández y Javi Lara

Además de otros nombres ya citados, a Sandoval se le preguntó por si las ausencias últimas de Fernández y Javi Lara eran por bajo nivel. "En las convocatorias tenemos que llevar un jugador que nos pueda hacer las dos bandas. Fernández no fue en la última porque apostó por Miguel Loureiro, porque había enfrente rivales muy verticales, y en el banquillo estaba Luis Muñoz que podía jugar de lateral y de central, lo que permitía llevar otros jugadores más ofensivos. En el centro del campo apostamos por Quim Araujo y es que tienen que caerse jugadores, como se cayó Expósito, porque no iba a llevar tres delanteros. Con Quim buscamos apretar arriba en la salida de balón y el cambio que veíamos como razonable luego era Blati. Así lo hicimos y salió bien, como otras veces ha salido mal. El que se queda fuera no es por bajo rendimiento, sino porque no entran los 24 que tenemos. Soy yo el que elijo y acierto o me equivoco, pensando en pedir algo y buscar los jugadores con mejores condiciones para hacerlo. Fernández y Javi cuando han salido han tenido su mejor versión".

Y por último se le dijo si ya había encontrado una estabilidad en sistema y jugadores. "Llevamos ya 4 o 5 semanas con un esquema base. Unas veces se interpreta mejor y otras peor. Pero al final digo lo mismo: hay que correr. Cuando pierdes el balón hay que correr y cuando lo tienes también porque hay que hacer desmarques de ruptura y ocupación de espacios libres. Y al final competir. Lo dijo Aythami y me voy a agarrar a ello hasta final de temporada: el equipo es totalmente diferente cuando compite y cuando no. Y se encuentra más cómodo compitiendo porque tenemos jugadores de ese perfil. Al que no compita de la manera que yo quiero tendremos que activarlo para que lo haga. Pero el esquema va a ser ya el mismo, aunque en algún partido o en algún momento se pueda hacer una variante tactica, con defensa de tres o 2 y uno o 1 y 2 en los mediocentros. Pero tenemos claro lo que queremos: juego por banda y presión tras pérdida. Y si la pasan toque de corneta y a defender todos en campo propio, sin nadie descolgado. Porque si no nos van a crear ocasiones, cuando la defensa es la misma del año pasado, salvo Quezada por Galán, que empezó jugando, y ahora Luis Muñoz. Todo parte de una buena defensa". 

 

Seguir a

Comentarios

Fran solo
Creo, aunque ti-pito de torero,si es verdad que tiene usted,
agustin.jimenez...
En Osasuna o te pasean o acabas en chirona,no hay termino medio,aunque el futbol ha cambiado mucho pero a nosotros es para mas doler
Inicie sesión o regístrese para comentar

© 2014 Cordobadeporte Aviso legal. Política de privacidad