icono de futbol
Córdoba CF
El yerno de Carlos González sigue siendo empleado del club y tendrá que pasar próximamente por un tribunal médico para evaluar su regreso a un puesto, el de infraestructuras, que tiene nuevo responsable, el tinerfeño Jorge González
Sergio García en una de sus últimas apariciones por la Ciudad Deportiva, de pie junto al banquillo que ocupan Candi y Álex Gómez
David Jurado
15/08/18 19:56

Sergio García, seis meses de baja después

Desde que Jesús León llegase a la presidencia del Córdoba CF son varios los empleados que han salido por la puerta de atrás de la entidad. Como bien dijo en la noche de ayer en El Pelotazo "los hubo de todas las etapas, tanto de la época de Carlos González, como de los que trajo Luis Oliver". Otros son coetáneos a los dos personajes citados y venían de mucho más atrás, concretamente de la etapa de Prasa, por lo que habían dedicado casi media vida al club.

Con todo, aún quedan muchos de la maligna era González, y entre ellos uno de los dos principales es su yerno: Sergio García. El aún responsable de infraestructuras del club se encuentra de baja médica desde febrero, dado que ésa fue la argucia legal utilizada para impedir ser despedido como en su día lo fue por ejemplo Andrés Delgado, mano derecha del innombrable después de que Javier Jiménez decidiera partir peras e ir por su cuenta, lo que le llevó a embarcarse posteriormente en el Recreativo de Huelva donde aún empuja por entrar pese al informe negativo del Ayuntamiento.

Pero regresando a García, que no es precisamente el golfista, el propio León reconocía que "está de baja", por la cual próximamente tendrá que pasar un tribunal médico para su evaluación, y si procede, volver a su puesto de trabajo. No obstante, esa responsabilidad ya es de otra persona, concretamente del tinerfeño Jorge González, que pese a su origen y apellido nada tiene que ver con la familia. A éste lo contrató Oliver y por ejemplo fue el encargado de entregar la carta de despido a Pepe Mansilla, utillero y responsable de mantenimiento en el club en la última década. 

De una manera u otra, las semanas o días para García están contadas, después de haber pasado unas vacaciones veraniegas con su familia más que felices, como se observa en la imagen con su mujer, en la que no parece precisamente estar deprimido. En otras fotografías se les ve con sus hijas, todos con el chándal del Córdoba y un escudo que no se merecen, con el que han ido vilipendiando en más de una ocasión a cordobesistas de toda la vida.

Precisamente su continuidad en la entidad también ha estado relacionada con el largo proceso del segundo pago de la venta de julio, cuando León propuso a González un abono diferido en tres partes ante la presencia subliminal de su yerno, que curiosamente ya en las últimas semanas no se deja ver tanto en fotografías ante la inspección médica que se le acerca.

Y hablando de médicos, por cierto, el galeno blanquiverde se verá envuelto el primero de octubre en un juicio contra el club por despido improcedente, el que atañe a la entonces directora de comunicación Marián Saco.

 

Seguir a

Inicie sesión o regístrese para comentar
OPINIÓN
Manuel Cobos Paradojas
Manuel Cobos
0
foto Rafa Fernández
R. Fernández
0
julia lopez
Julia López
0
Juande Benítez
0

© 2014 Cordobadeporte Aviso legal. Política de privacidad