icono de futbol
Córdoba CF
La UD Almería ya ha tenido que afrontar un cambio de técnico, con la marcha de Ramis, para tratar de huir de una zona de descenso en la que vive permanentemente desde su caída de Primera pese a sus buenos mimbres
El Almería marca la primera plaza de salvación. Foto: LFP
R. Fernández
14/12/17 12:06

Una pegajosa etiqueta

La Unión Deportiva Almería vive instalada en un tormentoso caminar desde su caída de la Primera División. Al contrario de lo que pudieron hacer otros equipos, como Levante o Getafe el pasado año, o intentan lograr Granada u Osasuna en éste, los almerienses nunca han podido pensar en el play-off o en el regreso directo a Primera porque han vivido casi siempre en la zona baja de la tabla de Segunda.

Tanto es así que el equipo se libró en las dos campañas en la última jornada del campeonato, tras sumar entre ambas, según las estadísticas, 57 jornadas metido en descenso. Parece que los rojiblancos no pueden despegarse esa etiqueta de equipo de la zona baja, tampoco este año, en el que querían de la mano de su último salvador, Luis Miguel Ramis, vivir una campaña más tranquila.

La realidad es que Ramis ya tuvo que ser despedido hace cuatro jornadas, arribando el que parece una apuesta segura para mitigar el sufrimiento, Lucas Alcaraz. Con él, y tras la victoria de tránsito con Fran Fernández ante el Zaragoza, el cuadro almeriense igualó en la complicada cancha del Barcelona B y derrotó al Tenerife. En Granada, cuando con muchas bajas había hecho la machada de igualar un 2-0, perdió en los últimos segundos con un tanto del excordobesista Pedro Sánchez.

Lo cierto es que, aunque la gestión del presidente y propietario, Alfonso García, tenga un punto pintoresco -también se hablaba por aquellos lares en verano de posible venta del club-, desde fuera se le vieron plantillas con muy buenos mimbres, pero que por lo que sea ni rindieron ni rinden. Este verano, eso sí, dieron 14 bajas, por lo que prácticamente se construyó otra vez una nueva plantilla.

Un apartado importante de cara a este encuentro son las muchas ausencias con las que está teniendo que convivir Lucas Alcaraz en los últimos días. Más allá de Nauzet Alemán, ya con el cartel de exfutbolista y que rescindió contrato entre semana, el granadino no puede contar con Rubén Alcaraz por sanción ni con Fran Rodríguez, Caballero, Javi Álamo, Hicham y Tino Costa por lesión. Entre algodones andaban Juan Muñoz y Verza. Un repaso que deja claro el recital de calidad que tiene el equipo en sus filas.

En Los Cármenes, Alcaraz jugó con René, Marcos Motta, Mandi, Morcillo, Nano, Rubén Alcaraz, Joaquín, Gaspar, Pozo, Fidel y Juan Muñoz, con Nauzet y Javi Álamo como recambios. Allí no estuvieron Owona y Estupiñán, que salen del catálogo, por lo que viajaron tres chicos del filial, Navas, Martos y Callejón.

 

Seguir a

Inicie sesión o regístrese para comentar

© 2014 Cordobadeporte Aviso legal. Política de privacidad