icono de futbol
Córdoba CF
El empresario madrileño, que vendió el Albacete en verano y negó haber estado en El Arcángel viendo el partido ante el Rayo, se suma a la lista de aspirantes a comprar el Córdoba en una carrera real esta vez que no debería irse más allá de tres semanas
El ex-presidente del Albacete José Miguel Garrido junto a Luis César Sampedro, unos de sus últimos entrenadores en el Alba
David Jurado
11/12/17 14:35

Vuelven los aires de venta: José Miguel Garrido

Con el deambular decadente de este Córdoba CF es inevitable que se vuelva a hablar de venta, sobre todo por deseos del entorno cordobesista, aunque otra cuestión es que esas conversaciones existan de verdad. La realidad es que al menos esta vez así es, y con más de un candidato, pero lo importante es que haya una voluntad seria y realista a la hora de vender del máximo accionista de la entidad.

Conociendo la personalidad bipolar de Carlos González eso es lo más complicado, fundamentalmente porque incluso tuvo firmado un precontrato con Jesús León por 19 millones de euros en el primer trimestre de 2016 y acabó siendo papel mojado para el primero. El montoreño ya dijo un día que "quiero ser presidente del Córdoba", aunque, escarmentado por cómo se las gasta (ya se la jugó) González, su acercamiento actual a la propiedad es distinto. El dirigente de Grucal prefiere ser cauto y sopesa la situación, aunque como cualquier aspirante a comprar el Córdoba es consciente de que esa venta tendría que cerrarse en no más de tres semanas.

De ese mismo pensamiento es el madrileño José Miguel Garrido, cuyo nombre y el de su empresa, Only One Way, ha saltado a la palestra en los últimos días. Fue presidente y máximo accionista del Albacete hasta el pasado verano, cuando vendió el club manchego por unos 10 millones de euros al grupo Skyline, un montante con el que pretende volver a la primera escena futbolística comprando otro club.

Garrido, que reside en Londres, y su grupo están mirando distintos clubes en Europa, aunque cualquier cifra por encima de los diez millones ya es desorbitada y muy alejada de una voluntad seria y realista a la hora de vender.

"Ayer no estuve en El Arcángel"

Puestos en contacto con Garrido éste manifestó que "no podemos hablar de que nos hayamos sentado firmemente como ocurrió con el Elche". "Sí hemos hablado, porque nos conocemos, pero no hay nada serio", apostilló, para asegurar que "ayer no estuve en El Arcángel viendo el partido ante el Rayo y a partir de aquí no haré más declaraciones".

Un aspecto a tener en cuenta es que no llegar a los veinte puntos al finalizar la primera vuelta, para la que quedan sólo tres jornadas, supondrá depreciar aún más el precio de un club sin patrimonio, más allá del propio cordobesismo, y que en enero no valdrá más de cinco millones, aunque para esa fecha debería estar ya vendido si realmente el comprador quiere apostar por un proyecto serio que busque la milagrosa salvación con una aportación de capital que lleve a la Liga a ampliar el límite salarial cordobesista.

Esa es otra de las cuestiones importantes, porque este Córdoba ahora mismo no podría acometer ningún fichaje salvador, como los que hizo en 2005 y que estuvieron cerca de propiciar el milagro, con la simple salida de jugadores en el mercado invernal para que vengan otros. Está claro que los Loureiro, Esteve y Noblejas saldrán, los primeros cedidos seguramente para no volver nunca más, pero no serán los únicos. Los Jaime Romero, Josema, Pinillos, Josema y alguno más pueden acabar en el extranjero, la única opción viable para su salida porque pocos equipos españoles los querrán tras su rendimiento visto hasta ahora. Aunque todo es posible en el fútbol con los movimientos de los agentes. 

José Miguel Garrido en una junta de accionistas del Albacete

Pensar en seis o siete fichajes que revitalicen al plantel con los González, Candi y Álex Gómez es más que una utopía, por lo que el tiempo corre en contra de los primeros, porque su propiedad se deprecia. Siendo realistas, y con independencia de que ahora mismo puedan estar más o menos preocupado de lo deportivo, la auténtica solución apunta a una venta.

Sin paz social es imposible seguir

Todo apunta al día de Reyes como fecha ideal para que hubiera una fumata blanca realista, porque nadie entraría ahora si no puede reactivar al equipo en el mercado de invierno. Entre otras razones porque con el equipo actual una segunda vuelta de ascenso no se la cree nadie. Se necesitarían al menos diez victorias y eso sólo estaría al alcance de la mano del Granada, el Huesca o el Cádiz, cuando hasta ahora sólo el sorprendente Lugo de los excordobesistas lo consiguió.

Otra cuestión que debería ser clave para dar definitivamente el paso hacia la venta es el entorno. La fractura social es más que evidente y para arreglar esta situación debe haber paz social con afición y periodistas. Sin eso hay que olvidarse, aunque González se resista a esa realidad con el cordobesismo y le den igual los medios de comunicación locales, con los que lleva batallando desde 2011. Hoy se produjo la tradicional comida de Navidad del club, a la que no acudieron los representantes de más de la mitad de los medios de comunicación de la ciudad.

El Córdoba ahora mismo es un equipo de Segunda B y no se puede vender diciendo que es de Segunda A. Igual dentro de tres semanas alcanza diecisiete o dieciocho puntos, algo que analizándolo desde una realidad histórica del fútbol español lleva a comprobar que nadie se salvó partiendo de esos guarismos. Además no se puede hacer la cuenta de estar a seis puntos de la salvación, porque los demás también juegan y tienes a cuatro equipos por delante, ni mucho menos que ayer ante el Rayo se hizo una buena primera parte.

Todo apunta a que esta vez sí tiene que llegar la venta, a León, Garrido o cualquier inversor serio. Al ex del Alba, y eso es importante, no le da miedo la Segunda B, no en vano ya ascendió al 'Queso Mecánico' en dos ocasiones rescatándolo del auténtico pozo del fútbol español.

 

Seguir a

Comentarios

Ancaza57
"Solo un camino" y de literal "Solamente un camino"..., el de la 2ªB. Y no hay más. Ni León, ni tigre, ni los del camino, ni los del Rocío..., solamente un camino y es directos a la 2ªB. Al amo actual le importa uno y el otro también porque él juega a caballo ganador siempre va a cobrar y ojalá le sirvan "las treinta monedas" para lo que pienso. Un saludito en lo mismos términos de siempre.
agustin.jimenez...
La primera consecuencia de ser los ultimos es que los arbitros sin caracter hacen de verdugo y te echan la soga al cuello como en el gol del empate que se lleva la pelota con la mano
Inicie sesión o regístrese para comentar

© 2014 Cordobadeporte Aviso legal. Política de privacidad