icono de mas deporte
Más deporte
La selección española de gimnasia rítmica se sube al podio olímpico en Río sólo superada por Rusia y compartiendo puntuación con Bulgaria tras una gran final en la que lograron un 17,800 en cintas y un 17,966 en el mixto
Con su medalla. Lourdes Mohedano y sus compañeras en el podio de la prueba de conjuntos en Río de Janeiro. Foto: Efe
R. Fernández
21/08/16 17:35

Lourdes Mohedano y España, un baño de plata histórico

De plata, pero a nivel de oro. El combinado nacional de gimnasia rítmica, del que forma parte desde hace cerca de una década la cordobesa Lourdes Mohedano, ha hecho historia esta tarde en la competición de conjuntos de los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro. España, brillando con luz propia, excelente, rutilante, se ha colgado una merecida medalla de plata, la primera de la rítmica española desde que en 1996 cometiera la osadía de ganarle el oro a las rusas. Hoy España soñó con esa gesta durante muchos minutos, pero un gran ejercicio de las rusas y una exageradísima nota permitió cumplir los pronósticos. Fue la decimoquinta medalla nacional en Río, la que dignifica una actuación de menos a más, como casi siempre.

La selección española firmó un ejercicio de cintas sobresaliente, sin inmutarse por estar en una final olímpica y además abriéndola. Tanto que incluso mejoraron su nota de ayer, aunque fuera ligeramente (17,800 por 17,783). Sus opciones quedaron sobre la mesa, más aún cuando Rusia, que ayer había liderado esta rotación con 18,243, vio justamente puntuado su pase por debajo de España (17,600) tras sufrir una caída de aparato.

En cuanto al resto de rivales, Israel, la segunda en actuar, recibió una nota de 17,166, mientras que Italia, en muy buen tono, se fue a los 17,516. Ucrania se quedó en 16,866, tras reclamar una revisión de su nota que le perjudicó, y Bielorrusia, otra de las claras candidatas, tuvo un nudo en su ejercicio y se quedó en 17,283. Japón y Bulgaria completaron el primer pase con notas de 16,550 -con dos caídas- y 17,700, lo que dejaba a las del Este como importantes rivales para lo que venía.

Israel, que no ha estado al nivel del resto del año en estos Juegos, se despedía con 17,383 para un total de 34,549, como preámbulo de la entrada de Rusia. Pese a la presión de tener que remontar las grandes favoritas lo bordaron, por primera vez prácticamente, y les valió para llevarse el oro. Necesitaban un 18,300 y les dieron un 18,633, la mejor nota vista en Río. Una exageración, por más que el oro no fuera injusto.

Quedaba entonces para España una tensa espera, aunque el resto de rivales no pudieron con el global nacional. Italia hizo 18,033 para un total de 35,549. Ucrania (17,416) y Japón (17,650) no contaban, por lo que todo dependía de Bielorrusia y Bulgaria. Ambas mejoraron el ejercicio español mixto, 18,016 y 18,066, pero no superaron el global. Bulgaria igualó la nota, pero fue finalmente bronce.

Así, Lourdes Mohedano, aquella niña que empezó en el Liceo y un día de marchó a Madrid descubierta por los talentos de la Federación, culminaba junto a sus compañeras Alejandra Quereda, Artemi Gavezou, Elena López y Sandra Aguilar el sueño de una medalla olímpica, el que ya rozaron y acaso merecieron en Londres 2012, entonces con Loreto Achaerandio y Lidia Redondo.

 

Seguir a

Inicie sesión o regístrese para comentar
OPINIÓN
Manuel Cobos Paradojas
Manuel Cobos
0
foto Rafa Fernández
R. Fernández
0
julia lopez
Julia López
0
Juande Benítez
0

© 2014 Cordobadeporte Aviso legal. Política de privacidad