icono de mas deporte
Más deporte
España, con ligeras imprecisiones, sólo pudo ser sexta en la final de cinco cintas, mientras que una lesión de Artemi Gavezou le impidió participar en la del mixto
La selección española de rítmica cumplió su gran objetivo en Stuttgart
R. Fernández
13/09/15 16:06

Un final agridulce que no empaña el trabajo

La selección española de gimnasia rítmica, de la que forma parte la cordobesa Lourdes Mohedano, no pudo culminar hoy su excelente trabajo de ayer con alguna medalla más en las finales por aparatos del Campeonato del Mundo de Stuttgart. Con ligeras imprecisiones, sólo pudo ser sexta en la final de cinco cintas, mientras que una lesión de Artemi Gavezou le impidió participar en la del mixto.

La nacional, que tras sus dos entorchados mundiales de 2013 y 2014 en el ejercicio de diez mazas ayer obtuvo un podio 17 años después en el concurso general al ser bronce por detrás de Rusia y Bulgaria, no pudo repetir su actuación en la primera final de hoy, la de cinco cintas. Pequeños detalles de coordinación y ejecución le bajaron la nota desde el 17.450 de su pase de ayer al 17.133 de hoy. Una pena porque con aquel guarismo, e incluso unas centésimas menos, habrían vuelto a tocar chapa hoy.

La sorpresa de la final fue que un ejercicio de Rusia por debajo de su nivel, que sólo valió 17.850 puntos, permitió a una excelente Italia subirse a lo más alto del podio (17.900). Japón completó el cajón (17.366). Bulgaria fue cuarta (17.300), Israel quinta (17.233) y Ucrania y China (16.833) séptimas.

Lourdes Mohedano a la derecha junto al resto de toda la selección española

Pero lo más triste del día de hoy iba a llegar luego. Una lesión en el pie imposibilitó a Artemi Gavezou formar parte del mixto, una circunstancia decisiva en este Mundial porque la suplente del equipo, Lidia Redondo, no estaba inscrita al estar lesionada también. El resultado, que España no pudo participar en la final del mixto, a la que se había hecho acreedora ayer. La sustituyó Azerbaiyán, que cerraría la clasificación con 16.566, nota meritoria porque realizaron su montaje sin calentar prácticamente.

En esta ocasión Rusia sí que se alzó con el oro con 18.125, por delante de Italia (18.100) y Bulgaria (17.866). Bielorrusia fue cuarta con 17.633, Japón quinta con 17.500, Israel sexta con 17.350 y Alemania séptima con 17.000.

Finalizaba así un Mundial bueno para España pese a este doble disgusto dominical. Toca recuperarse tras un año intenso y ya en los próximos meses empezar a preparar los montajes con los que ir a por todas a los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro.

Twitter: @rafaffernandez

Seguir a

Inicie sesión o regístrese para comentar

© 2014 Cordobadeporte Aviso legal. Política de privacidad