icono de futbol
Más Fútbol
Para Rocío Carmona 'Vasca', una de las capitanas del Córdoba CF, "ya era hora de que se le diera al fútbol femenino el reconocimiento que merece", aunque queda "mucha desigualdad" | "El ascenso fue un poco raro, pero la alegría es igual"
Rocío Carmona, Vasca en el mundo del fútbol, posa para Cordobadeporte en la Ciudad Deportiva. Autor: Paco Jiménez
R. Fernández
27/03/19 15:22

"Jugar en una categoría cerca de la Primera División era nuestro sueño desde pequeñas"

Tiene 27 para 28 años y confiesa que este éxito tan luchado ya le pilla "algo mayor". Son los otros ritmos y realidades del fútbol femenino, en unos días de vino y rosas para el equipo del Córdoba CF. Nuestra protagonista es una de sus capitanas, Rocío Carmona, aunque su nombre de guerra es Vasca. La razón es fácil, "soy de Bilbao", como explica con una sonrisa. Hace 12 años, su padre, natural de La Carlota, regresó desde el País Vasco, donde hizo su vida y creó su familia, y con esa decisión Rocío se afincó en tierras cordobesas.

Ella no es una cualquiera en el fútbol femenino provincial, porque no sólo estaba en el Naranjo, el club de barrio al que el Córdoba asborbió en una provechosa sinergia el pasado verano, sino antes en el Ufeco Mezquita, un club, que, recuerda, "llegó a ser segundo una temporada en Segunda División". Lo que se vive ahora, con el ascenso cordobesista a la Primera B, una segunda categoría nacional de mucho más nivel que la actual Segunda División, no es flor de un día, sino el fruto de muchos años de esfuerzo de mucha gente.


Ha llegado el premio a muchos años de trabajo, iniciado en este proyecto por el Naranjo, pero incluso desde antes, ¿verdad?

En el Naranjo, pese a lo que suponía ser un club de barrio, siempre luchamos y estuvimos arriba. Peque lucha y ha luchado mucho por nosotras. Gracias al Naranjo se montó todo esto. Con refuerzos se hizo el equipo que tenemos ahora, pero la base era el Naranjo.

Sí es cierto que faltaba ese impulso que les ha dado el Córdoba, ¿no? Tenían ya jugadoras muy importantes y que lo han seguido siendo este año, caso de la goleadora María Avilés o Irene, pero hacía falta un salto más.

El Naranjo tenía las bases, pero había que completar y mejorar. Hacer un equipo para competir contra dos grandes, Santa Teresa y Granada, que están en cabeza peleando por la liga y que llevan jugando cada uno juntos muchos años. Pero para ser el primer año es de valorar que se ha conseguido.

El reto era estar entre las cuatro primeras y han estado ahí todo el año, con una racha de más de una vuelta sin perder. Les hizo incluso soñar con el play-off hacia la Liga Iberdrola, aunque quizá no era muy realista.

Inicialmente el objetivo era el que era. Nos lo pidió el cuerpo técnico y nos lo marcamos nosotras: estar entre las cuatro primeras y ascender a la Primera B que se va a hacer el año que viene. Pero es cierto que la primera vuelta tan buena nos hizo ver que no estábamos tan lejos de ese primer puesto. Estuvimos mucho tiempo a dos del segundo y a tres del primero. Era un partido y pensamos que por qué no. Teníamos la tercera plaza, que aún la tenemos que conseguir y la queremos, pero soñamos con un poquito más.

¿Cómo vivieron la jornada del ascenso? Lo tuvieron para celebrarlo ya en su partido, pero al final hubo que esperar, aunque fuera unas horas.

Fue raro. Teníamos claro que era El Partido, aunque ha habido muchos muy importantes durante la temporada. Queríamos amarrarlo ya y tenía que ser ese día. El partido fue como fue, se nos complicó y nos fuimos con un sabor amargo. Pero viendo el resultado del Sporting de Huelva B, lo celebramos. Nos hubiera gustado celebrar el ascenso tras el partido, pero salió así y al final la alegría es la misma.

Vasca junto a una portería de la Ciudad Deportiva. Autor: Paco Jiménez

Desde fuera se ve como lógico el paso que se va a dar, hacia una Segunda División con menos equipos y no siete grupos como ahora. Imagino que les ilusiona ese salto de calidad.

Sí, claro. Desde que somos pequeñas era nuestro sueño. Ha sido más fácil o más difícil que se haya hecho, pero todas queríamos estar aquí y conseguir esto. La posibilidad de jugar en una Primera B, más cerca de esa Primera División, en una categoría más competitiva, nos hace mucha ilusión. Como futbolista se sueña estar tan cerca tras tantos años jugando y dedicándote a esto.

Queda lejos, pero ¿cómo imaginan esa Primera B? ¿Cree que harán falta muchos refuerzos para poder competir?

Refuerzos siempre hay que hacer, porque no sabemos lo que nos vamos a encontrar. Nos vamos a enfrentar a los cuatro primeros de los siete grupos de esta liga. Nos hemos medido al Santa Teresa y al Granada y nos vamos a encontrar otros equipos así. El año que viene no va a haber ningún partido fácil que se diga, aunque tampoco es que sean fáciles estos, aunque haya un poco más de diferencia. Va a ser una liga muy competitiva, donde está el hándicap de que en realidad no te has enfrentado nunca con equipos de otros grupos. Nosotros tenemos un equipo muy bueno, con mucha calidad, que hacemos un grupo muy bueno, pero si hemos dado el salto de categoría habrá que dar un salto de calidad.

¿Cuál cree que ha sido la principal clave del éxito y de estar arriba toda la temporada?

El grupo humano que se creó en agosto y cómo hemos estado juntas siempre en cada partido. Y después de cada derrota, porque aunque hayan sido sólo tres partidos perdidos ha habido empates que han sabido también así. Hemos seguido juntas y hemos peleado mucho todas. Las jugadoras para los cambios o que han tenido menos minutos han ido a muerte también. Para mí la clave ha sido la cohesión, el tener claro lo que queríamos e ir a por ello.

¿Han sentido el respaldo pleno del Córdoba CF a todos los niveles, más allá de la figura de la presidenta Magdalena Entrenas?

Igual otras compañeras venían de clubes con más nombre, dicho sea entre comillas. Para nosotras que veníamos del Naranjo ha sido un salto. Ninguna tenemos queja de lo que vivimos allí, que fue estupendo porque nos dieron lo mejor, pero aquí se mejoró en todo: material, instalaciones... El respaldo lo hemos tenido y se ha notado. No tenemos queja ni de Magdalena ni del presidente, que han hecho todo lo que han podido con lo que tienen. Nos lo han hecho saber y nos lo han dado.

¿Y cómo ven el futuro? Sabe que en el Córdoba al final todo depende mucho del primer equipo y está en una situación muy complicada.

Es verdad que el primer equipo es el buque insignia y no están, no estamos, pasando por una buena situación. Todo el apoyo debe ir para ellos, pero nosotras hemos hecho lo que se nos pidió. Pero sí que ahora deben sentir el apoyo real de que todos estamos con ellos. A nosotras se los pidió algo y lo hemos hecho, esperemos que el primer equipo lo consiga también. Que lo hará seguro.

Rocío con un balón posando para la cámara de Cordobadeporte. Autor: Paco Jiménez

Hablábamos antes de la Primera B, pero hay un conflicto cada vez más evidente entre Federación y LFP sobre la reorganización de las categorías. ¿Cómo lo están viendo? ¿Les inquieta?

Tenemos la incertidumbre de saber cómo va a ser, pero sabemos que va a haber dos grupos y que nosotras ya estamos ahí porque suben los cuatro primeros. Pero no sabemos mucho más. Es verdad que Magdalena está muy pendiente de eso en reuniones y demás. Imagino que cuando haya algo seguro nos lo comunicarán.

Para una jugadora que lleva 12 años jugando aquí en Córdoba, más otros antes, debe ser una gran satisfacción el realce que va tomando el fútbol femenino. El tema de asistencias espectaculares a campos, la televisión, precisamente ahora con un reparto histórico de derechos de retransmisión...

Llevamos años subiendo poco a poco, pero ya era hora de que se le diera al fútbol femenino el reconocimiento que merece. Luchamos lo mismo. Y entrenamos, con lluvia y con calor, igual que ellos. Es exactamente lo mismo. Y ya era hora de que tuviéramos nuestro reconocimiento. San Mamés y el Wanda se han llenado por completo con miles de personas. A la gente le gusta verlo y también quiere fútbol femenino, así que ¿por qué no dárselo? Ya era hora de que se nos pusiera en el sitio que merecemos, pese a que queda mucho camino por recorrer para igualar todo eso. Hay aún mucha desigualdad.

En su caso, el sueño es jugar en El Arcángel, si puede ser en un partido de esta liga, aunque se habló de un amistoso.

Es algo que nos hace mucha ilusión a todas, una posibilidad que nos ronda desde el principio, jugar en El Arcángel. Hemos estado muchas veces viendo al primer equipo y queremos saber lo que es jugar allí, sea en un amistoso o en un partido de liga, como se está hablando. Queremos hacerlo. A mí me haría mucha ilusión. Llevo muchos años y nunca he jugado en un campo como El Arcángel. Nos gustaría jugar, que la gente viniera y nos viera, que se llenara lo máximo posible. Sería bueno.

Precisamente usted habrá tenido que pasar por campos de todo tipo. La Primera B en eso también será un salto a ese nivel.

Es cierto que tras tantos años los clubes con los campos se pusieron las pilas, pero he jugado en albero y en hierba entre comillas, porque era más barro que césped. Vamos a notar mucho que sean campos buenos y de calidad, que te dejen jugar, porque en campos así no se podía hacer nada prácticamente. Era un desastre. Pero son experiencias que te da el fútbol.

Hemos hablado del fútbol femenino en general antes, pero vuestro caso constata de nuevo la fiabilidad de la mujer en el deporte de Córdoba, con ejemplos como los títulos del Cajasur de fútbol sala o los dos equipos, Cajasur y Adecor, en la máxima categoría de voleibol. ¿Por qué cree que pasa?

Creo que merece su premio. No digo que sea exclusivo, pero las mujeres, cuando nos ponen un objetivo, hacemos todo lo posible por conseguirlo. Ellos también, no es una distinción de sexos, pero luego a ellos se les reconoce y a nosotras no tanto, cuando no debería ser así. El fútbol femenino también da alegrías y no todo el mundo lo sabe. La selección femenina ha ganado Eurocopas, ha participado en Mundiales, ha pasado rondas, ha tenido sus éxitos, y eso no se ve. Ahora de la Primera División, con Gol, se van echando partidos y hay audiencias, y con eso se va dando la publicidad a lo que es esto. Ya es hora de que las televisiones, periódicos y medios en general den bombo a esto porque tiene sentido. Crea ilusión.

Para Vasca ha sido un largo y complicado camino hasta este ascenso. Autor: Paco Jiménez

Y a todo esto, ¿Vasca cómo es como futbolista?

Esta temporada, al hilo de publicidad para el Córdoba, nos han hecho un cartel para cada una y la palabra que salía en el mío era voluntad. Entre voluntad y constancia. Vasca como futbolista es una persona muy constante, que quiere dar todo lo que tenga de sí. A la que le encanta entrenar, que con ello disfruta. A mí entrenar y jugar me libera. Tengo carrera, como muchas de mis compañeras, y el fútbol nos permite evadirnos de estudios y demás. Durante muchos años esto, que es mi pasión, ha sido un hobby, pero he disfrutado mucho este año. Lo he vivido con mucha ilusión y es un premio a todos los años. Me pilla un poco mayor. Tengo casi 28 años, me queda un poco más. No sé si podré seguir o en qué quedará todo esto, pero cuando cuelgue las botas podré estar tranquila, porque todo el esfuerzo de Vasca de todos estos años ha tenido un recompensa.

Una última, al hilo en parte de eso. También es un premio, quizá colectivo al trabajo de Córdoba como provincia, porque casi siempre hubo dos o tres equipos en la categoría, como La Rambla y Pozoalbense este año. Buen plantel saldría uniendo lo mejor de cada equipo.

Lo hemos pensado durante muchos años, porque La Rambla ha estado siempre ahí. Ufeco también estuvo y de hecho quedó segundo una temporada. Se podía haber apostado por una acumulación de tantas jugadoras y hacer un equipo grande, pero también estaba la cosa de con quién te quedas y con quién no. Había 16-18 jugadoras mínimo y era complicado ver a quién eliges. De todas formas también es difícil, porque hay jugadoras de Pozoblanco, de Córdoba capital, de pueblos...Pero sí que en Córdoba siempre hubo calidad para hacer lo que hicieron con nosotros. Tuvimos la suerte de ser las elegidas, aunque también nos lo hemos ganado. En Córdoba hay que dar ahora un empujón fuerte al fútbol femenino, para que, como ha hecho el Córdoba con las categorías base que han montado, todo vaya a más. Que las niñas vean que esto también es de ellas.  

Seguir a

Inicie sesión o regístrese para comentar
OPINIÓN
Manuel Cobos Paradojas
Manuel Cobos
0
foto Rafa Fernández
R. Fernández
0
julia lopez
Julia López
0
Juande Benítez
0

© 2014 Cordobadeporte Aviso legal. Política de privacidad