icono de futbol
Más Fútbol
CD.com
15/10/18 10:12

La economía y el deporte: principales diferencias entre la Liga y la Premier

A principios de este 2018, la Federación Internacional de Historia y Estadística del Fútbol (IFFHS) publicó la clasificación anual de las ligas nacionales más fuertes del planeta. Una clasificación que volvió a encabezar por octavo año consecutivo España, por lo que la Liga española seguirá siendo el mejor campeonato de fútbol del mundo

La IFFHS tiene en cuenta para esta clasificación los resultados nacionales e internacionales de los cinco mejores clubes de cada liga y establece un sistema de puntos para determinar las posiciones finales de cada país. Bajo estos criterios, el segundo lugar volvió a ser un año más para la Premier League inglesa. 

Principales diferencias entre la Liga y la Premier League

Pero la liga y la Premier de Inglaterra presentan una serie de diferencias más que evidentes y que se sustentan en los planos económico y deportivo. Una de ellas pone precisamente en duda incluso la supremacía del campeonato español sobre el inglés, especialmente en lo que a la gestión de los derechos de televisión se refiere.  

Los derechos de televisión 

Una de las diferencias más importantes es la forma en la que ambas ligas reparten los derechos de televisión. La Premier, por ejemplo, presenta un modelo económico que podría considerarse prácticamente perfecto. Las ganancias a este respecto en este campeonato son multimillonarias y el reparto de las mismas es equitativo, ya que el campeón de la competición gana lo mismo que el último clasificado. 

Quiere esto decir que los derechos televisivos se reparten a partes iguales. Solo se les da un extra a aquellos equipos que por su desempeño y su nivel lograron alcanzar más horarios de prime time. En este sentido, durante la campaña pasada fue el Manchester City, como campeón de la competición, el equipo que logró una cantidad mayor de ingresos. Pero las diferencias con respecto al resto de conjuntos no son muy elevadas. 

En España, en cambio, el carácter equitativo desaparece por completo. Los dos grandes del fútbol español, Barcelona y Real Madrid, se llevan siempre las dos porciones más grandes de los derechos de televisión. En la temporada 2016-2017, por ejemplo, el conjunto azulgrana ingresó unos 146 millones de euros en derechos televisivos, por 140 por parte de los madridistas. 

Sin embargo, el tercer clasificado, el Atlético de Madrid ingresó unos 99 millones de euros en este mismo concepto. Una cantidad que precisamente fue la que se embolsó el último clasificado de la Premier en 2017, el Sunderland. 

Este desequilibrio provoca, entre otras cosas, que en materia de fichajes los clubes españoles más modestos no puedan competir ni en salario ni en montante final de la operación con los clubes ingleses. Sin olvidar, por supuesto, que tanto el Real Madrid como el Barcelona monopolizan casi por completo el pastel televisivo. 

Los derechos de televisión en Inglaterra convierten a la Premier en una liga más fuerte que la española en el aspecto financiero. Pero a su vez, se trata también de una competición más pareja en la que los clubes más pequeños pueden competir con los grandes. No en vano, el modesto Leicester pudo ser campeón de la Premier durante la campaña 2015-2016. 

El dominio deportivo

No obstante, y a pesar de que la Premier League es la competición mejor pagada y la que suele dominar el mercado de fichajes en volumen global, este poderío económico no se ve traducido en un dominio deportivo. La Liga española, con menos de la mitad de ingresos por derechos de imagen y algo más de un tercio en fichajes respecto a la Premier, es la que viene acaparando los últimos títulos en competiciones como la Champions, la Europa League y la Supercopa de Europa. 

Sin ir más lejos, los clubes de la Liga han ganado 19 de los últimos 27 títulos en juego: seis Champions, cinco Europa League y ocho Supercopas de Europa. El Barça y el Real Madrid han ganado tres Champions cada uno en estos últimos años, mientras que Sevilla y Atlético de Madrid se han repartido el resto de triunfos. 

De las últimas 80 plazas de cuartofinalistas en la Champions (desde la campaña 2008-2009  a la 2017-2018), 25 fueron para equipos españoles y 16 para clubes de la Premier.  Esto se traduce en que, si bien el dominio económico de la Premier es evidente, esto no se ha visto reflejado en títulos. 

En definitiva, se puede afirmar que más que un éxito deportivo, la Premier viene a ser un modelo de economía deportiva. No es de extrañar, por tanto, que en los últimos años una gran cantidad de futbolistas españoles hayan acabado en conjuntos ingleses, entre ellos incluso algunos de los clubes más modestos. Pero es que la brecha salarial entre estos equipos es más que considerable si hablamos de la Liga y la Premier. 

 

Seguir a

Inicie sesión o regístrese para comentar

© 2014 Cordobadeporte Aviso legal. Política de privacidad