icono de futbol
Más Fútbol
CD.com
21/07/18 10:53

La Selección nacional de Francia se lleva su segundo Mundial

El Mundial de Rusia 2018 ha llegado a su fin. Solo uno de los 32 equipos participantes podía alcanzar la gloria, y ese fue Francia. Tras casi un mes de torneo, ha habido tiempo suficiente para sacar conclusiones y analizar el impacto de una competición que ha acaparado todas las miradas del mundo. 

España, una actuación decepcionante

A pesar de que la selección española partía como una de las favoritas para levantar la Copa, según las principales casas de apuestas en España, la selección nacional ha realizado un torneo deficiente y con una nota clara: suspenso. 

El despido de Julen Lopetegui, seleccionador nacional, a 3 días de disputar el partido inaugural frente a Portugal, sería el comienzo de la cuesta abajo y sin frenos de la Selección. Los siguientes partidos contra selecciones muy débiles como Irán y Marruecos no mejoraron las sensaciones, sino que hicieron acrecentar las dudas que generaba el equipo. Dudas que se confirmaron con la eliminación en octavos frente a Rusia. Sin duda mucho tendrá que mejorar la selección española si quieren aspirar a algo más. Con Luis Enrique, se abre un nuevo hilo de esperanza. Tiempo hay de sobra. 

La victoria de Francia, ¿justa?

El fútbol desplegado por Francia ha sido de todo menos bonito. Pocos aficionados recordarán a este equipo como una selección que enamoraba con su juego y con un estilo atractivo. No obstante, a su manera, han ganado con total justicia un Mundial de fútbol. Por el camino, no han tenido rivales nada fáciles. Argentina, Uruguay, Brasil, Bélgica y Croacia han sido sus víctimas. Todos ellos equipos que estaban en el bombo de favoritos en el torneo, y que han visto como Francia aplicaba su estilo y conseguía resultado a las mil maravillas. 

Defensa férrea, contras vertiginosas y peligrosas con Mbappe y Griezmann, así como ceder la posesión del balón a su rival han sido algunas de las características de esta selección de Deschamps. 

Han sido de los pocos equipos que no han necesitado de prórrogas para batir a sus rivales, así como uno de los equipos más goleadores. Croacia por su parte llegaba a la final haciendo historia, batiendo su propio récord de mejor resultado en una Copa del Mundo, antes establecido por la selección de Davor Suker con una medalla de bronce. 

Sin duda ha sido un torneo apasionante donde ningún equipo ha demostrado ser favorito, y donde se han sacado conclusiones como que, en el fútbol de hoy en día, no hay rival pequeño. Todas las selecciones débiles han plantado cara a sus rivales, y los ejemplos son numerosos - Croacia, Rusia, Suecia, Japón...

La organización y el montaje del torneo generaba dudas, que han sido resueltas con un torneo fantástico y sin el más mínimo incidente entre los aficionados. El VAR ha podido gustar más o menos, pero ha dejado la sensación entre los aficionados al fútbol de que todos los resultados han sido justos, al menos en el aspecto arbitral. Sin los errores del árbitro, el resultado depende 100% de los jugadores, y así ha sido. 

Es por ello que Francia, que ha podido gustar más o menos, se ha ganado con creces el derecho a ser por segunda vez en su historia campeones del Mundo. 

 

Seguir a

Inicie sesión o regístrese para comentar

© 2014 Cordobadeporte Aviso legal. Política de privacidad