Opinión

El daño de ser un tirano
21/12/18 · Manuel Cobos

Si tuviera que decir cuál es mi deporte favorito, posiblemente elegiría el balonmano, aunque me costaría pues mi pasión por fútbol, baloncesto o ciclismo (por supuesto todos desde el sofá) es también muy grande. Pero sea por todos los momentos vividos en el hoy arrumbiado Polideportivo de la Juventud (¿para cuándo una solución para esta instalación?) o porque fue en el primer deporte de equipo (tras el waterpolo) en el que fuimos campeones del mundo, siempre le tengo y tendré un cariño especial.

Viene esto a colación porque la pasada semana el Barcelona conquistó su vigesimotercer título nacional consecutivo. Desde el año 2013, cuando el Atlético de Madrid (equipo ya desaparecido por segunda vez en su historia) conquistó la Copa del Rey, el balonmano español no conoce otro campeón en ninguna competición.

Era bonito cuando el subcampeón del domingo ganaba liga y hasta Copas de Europa, o los maravillosos años del Teka de Mats Olsson o Jakimovich, o ese Balonmano Valladolid que entrenaba Juan Carlos Pastor. Y por supuesto el desaparecido Ciudad Real de Juan de Dios Román, Talant Dushjebaiev y un Hombrados aún hoy en la brecha.

Conocida como es mi animadversión hacia el equipo blaugrana, para el que en la sección que sea lo mejor que se le puede desear es siempre la desaparición, pero no está de más reseñar que el año pasado en Europa fracasó estrepitosamente al ser eliminado a las primeras de cambio en octavos de final, lo que me hace suponer que está falta de igualdad en la liga doméstica no es para nada beneficiosa tampoco para ellos. Se notan a veces las costuras cuando el equipo español (mal que les pese a ellos) sale a representar a la ASOBAL en el extranjero.

No sé cual es la solución a este problema, pero me gustaría que ésos que tanto han criticado la liga de dos en fútbol y, en menor medida, en baloncesto salieran a criticar también lo que se vive en balonmano, en el que entre otras cosas el Barça no deja que surja una estrella en equipo contrario sin que sea fichada a golpe de talonario por él. También hay una crítica por mi parte para mi Real Madrid, que debería crear un equipo en todo deporte donde esté el equipo representativo del país de allí arriba de Guardiola con el único objetivo de derrotarlo.

Y es que ntre otras cosas lo que no puede ser es que la única televisión que diera el partido el domingo fuera Esports 3, pagada por un gobierno que tiene problemas para pagar a médicos y profesores pero no para mantener 6 canales de TV autonómicos, como 50 embajadas en el extranjero de un país que no existe.

 

0

Últimas opiniones

© 2014 Cordobadeporte Aviso legal. Política de privacidad