Opinión

Ganar de mala manera
17/09/18 · Manuel Cobos

Regresamos hoy a nuestro espacio tras el necesario descanso veraniego y lo hacemos contándoles como desde que era muy pequeño he seguido con gran interés los deportes de motor, en especial los campeonatos del mundo de velocidad de motociclismo y la Formula 1. Lo hacía mucho antes de esa eclosión que por desgracia ha llevado a ambos campeonatos a que sean emitidos en su totalidad por una TV de pago, a la que no apoyo en estas experiencias. El baloncesto y el balonmano son ejemplo de que estas cosas no hacen sino destruir estos deportes mal llamados minoritarios en España, aunque como ése no es el tema que hoy me ocupa no voy a extenderme.

Yo veía Fórmula 1 mucho antes de la aparición de Alonso, ya en los 90 cuando corrían Mansell, Prost o los fallecidos Ayrton Senna o Ricardo Patrese. En el motociclismo mi afición se remonta incluso a edad más temprana, cuando los españoles sólo ganábamos en las categorías pequeñas, en los tiempos de Joan Garriga, Sito Pons, Aspar y los menos nombrados Herri Torrontegui, Manuel “Champi” Herreros o Carlos “Tiriti” Cardús.

Por eso, como aficionado, quería decir que hace unos días el piloto italiano Romano Fenati protagonizó la peor imagen que yo he visto encima de una moto y en todas las carreras de deportes de motor en mis casi 40 primaveras. Y eso que he visto patadas como la de Rossi a Márquez hace un par de años, cruces como los de Noburu Ueda, que echaba de pista a su compañero con tal de no ser rebasado, o conducciones temerarias cuando no kamikazes del fallecido Marco Simoncelli.

Todas esas acciones fueron despreciables desde luego, pero, dentro de que buscaban “ganar de cualquier manera” y ponían en riesgo la vida de un compañero de profesión, jamás tocaron la máquina del rival, pudiendo dejarlo sin margen de maniobra como sí ha ocurrido en este incidente. Por eso personalmente me parece encomiable la actitud de los equipos actual y del año que viene de este señor, rescindiéndole el contrato, y muy floja la sanción de la FIM, apenas dos grandes premios sin correr. Los hechos son evidentes y este hombre debió ser sancionado mínimo durante una temporada y con opción a que hubiera sido a perpetuidad, porque no se puede intentar ganar de cualquier manera.

 

0

Últimas opiniones

08/11/18 11:44
18/10/18 16:48
10/10/18 11:45
03/10/18 2:12

© 2014 Cordobadeporte Aviso legal. Política de privacidad