Opinión

No era el único, pero culpa tenía
27/11/18 · Manuel Cobos

Hace aproximadamente un mes, tras llevarse una sonrojante goleada por 5-1 sin Messi en el campo del Barcelona, el Real Madrid decidió destituir a Julen Lopetegui. Más tarde, el pasado domingo 19 de noviembre, nuestro Córdoba tomó la misma decisión con respecto a José Ramón Sandoval. Y en ambos casos surgen paralelismos, o los veo yo.

Ambos entrenadores fueron platos de segunda mesa (en el caso de Lopetegui de cuarta o quinta), luego no gozaban del respaldo absoluto de los rectores de ambos clubes. En ambos casos, bien es cierto que por diferentes motivos, no tuvieron los refuerzos que los dos equipos necesitaban y ellos deseaban. Los dos entrenadores no tuvieron un cuestionamiento desde la grada en absoluto, mucho menos en el caso de Sandoval. En ambos equipos se considera más culpable a directiva, jugadores, Tebas o los árbitros, según los casos, que a los entrenadores.

Es cierto que tanto en un caso como en otro se pueden buscar otros culpables, y ciertamente los hay, pero en mi opinión cuando a un Madrid le casca un Barcelona sin Messi un 5-1 algo de culpa tendrá el entrenador. Y en el caso del Córdoba, cuando el equipo está en la situación de la tabla que está también tendrá su parte de culpa el entrenador.

Por supuesto que no son los únicos, y de hecho, como siempre he mantenido en esta mentira del fútbol, los que mandan son los 11 que saltan al campo y que a fin de cuentas son los que deciden si el entrenador tiene vida extra o no. Aún más después de las derrotas de ambos equipos este fin de semana.

También es verdad que si en el caso del Madrid pierdes a un tío que te aseguraba 50 goles por temporada, no está de más fichar a uno que por lo menos te asegure 30 y dejarte de tuneos del estadio y cosas que como empresario estarán muy bien, pero que importan poco cuando lo que hay que hacer es ganar títulos y dejar el dinero en el césped.

En el caso del Córdoba todos vimos poco comprensible lo del límite salarial impuesto, que nos hizo perder a jugadores como Kieszek, mientras equipos como Deportivo o Zaragoza arrastran una deuda brutal como si nada pasase. Algún día Tebas tendrá a bien explicarnos cómo funciona eso, casi tan inexplicable como que el VAR actúe sólo en algunas jugadas y no en todas. ¿Verdad, Mata?

Mientras tanto y dado que soñar es gratis, seguiré anhelando que Solari y Curro Torres puedan llevar a mis dos equipos a las alturas, aunque mi cabeza me siga diciendo que este año me van a tocar más penas que alegrías. La realidad es que están vivos los dos, porque la liga de Primera parece que la va a ganar el menos malo, y en la eterna Segunda, gracias a Dios, hay muchos equipos que como mínimo son igual de limitados que nosotros.

 

0

Últimas opiniones

08/11/18 11:44
18/10/18 16:48
10/10/18 11:45
03/10/18 2:12
24/09/18 13:12

© 2014 Cordobadeporte Aviso legal. Política de privacidad