Opinión

El beso de Judas
10/07/17 · David Jurado

Lo ocurrido en la noche del pasado sábado fue un capítulo, el penúltimo, más bien el antepenúltimo, de la era González en el Córdoba CF. Que Deivid vaya a salir por la puerta de atrás de la casa blanquiverde es algo que no sólo no lo merece el canario, sino el propio club como entidad.

Lo de filtrar una noticia es algo que está al cabo de la calle en la vida, y no sólo a nivel de comunicación deportiva, porque se da en todos los campos. La información lo es todo, convertida a términos económicos es oro, pero por encima de cualquier noticia debe primera la ética. Las formas y el momento de dar a conocer una noticia, aunque no sea oficial. Y les puedo asegurar que en plena celebración de una boda no es el más adecuado. Informar al afectado el día de antes, tampoco.

Todo esto viene después de que aproximadamente a dos jornadas del final de liga, cuando la permanencia ya estaba apalabrada, es decir, a finales de mayo, se pudo ver a Deivid en un conocido restaurante de la ciudad con los González. Allí padre e hijo le besaron. El futbolista les invitó a su boda, pero éstos no fueron. El desenlace ya lo saben. Aunque el final aún no ha llegado. 

Eso sí, como anteriores salidas en las que la propiedad veneraba a entrenadores o jugadores -recuérdense los casos de Paco, Rafa Berges, Pablo Villa, Ferrer o hasta Djukic, al que se le ofreció la renovación una semana antes de echarlo- lo suyo no es dar la cara y comunicar directamente su intención de dejar de contar con ellos. Para eso están los 'correveidiles', los auténticos Judas.

0

Últimas opiniones

12/11/17 22:41
31/10/17 21:49
23/10/17 18:52
17/10/17 23:18
01/10/17 21:59
OPINIÓN
David Jurado
0
julia lopez
Julia López
0

© 2014 Cordobadeporte Aviso legal. Política de privacidad