Opinión

Huele a muerto
09/05/17 · David Jurado

Entre bombos, viajes a la India o Panamá, juicios y hasta castillos hinchables (la antepenúltima, porque habrá penúltima) se acumulan las derrotas. Demasiadas. Tantas como para que esta temporada dejara de ser de una posible transición, como me atreví a vaticinar cuando aún se hablaba de play off en enero. 

Que tampoco se va a hacer larga ha quedado más que claro en las dos últimas jornadas, porque el cordobesismo ya tiene asumido que no sólo se irá a Vallecas a jugarse la vida, sino que ante el Girona en la última fecha también se la estará jugando. Igual lo mejor ahora mismo sea firmar esto último y que sea dependiendo de sí mismo.

Perder en Getafe entraba dentro de la lógica. Incluso aunque este Córdoba hubiera ido al Alfonso Pérez jugándose el ascenso, directo o de play off. Pero echando la mirada atrás la derrota que más duele es sin duda la sufrida con un empate ante el Mirandés. No se perdió, pero la sensación fue la de haber recibido un rejón de muerte. Fue aquel un partido de esos que firman los equipos que acaban descendiendo.

Sois muchos los que me preguntáis cómo lo veo yo, y mi visión es más que oscura. Me cuesta trabajo responder a esa pregunta porque no veo nada claro el futuro deportivo, el del club aún menos. Sinceramente veo un descenso con todos los argumentos. Los hechos así lo demuestran por encima de la palabrería. Y quiero equivocarme, como con lo de la campaña de transición.

El silencio intersemanal, impuesto por el club, que ha acompañado al equipo toda la temporada no es normal y al final llegan las consecuenias. Una situación que podría ser digna de estudio en el fútbol profesional, porque en pocas plantillas, por no decir ninguna, se habrá dado esta situación (desgraciadamente ya normalizada) en la que los futbolistas no se expresan a lo largo de la semana más allá de en los medios oficiales del club.  

Tal ha sido la situación de degradación de este curso para olvidar desde hace tiempo, que ese silencio se trasladó desde hace ya algún tiempo a la grada. Primero con la deserción de muchos incondicionales, y posteriormente con el adiós de éstos mismos a su animación desde que fue condicionada. Ahora se les quiere recuperar regalando entradas, incluidas las del pack, cuando esa nunca iba a ser la medida de gracia de González II.

Pues en éstas andamos a cinco del final. Con 10.000 que no fallarán y que meterán algún gol desde la grada, incluso en Cádiz y Vallecas, aunque los que realmente tendrán que meterlos serán los que corran por el verde. Ni siquiera el discutido entrenador. De modo, que no hay otra que remar y comprometerse para que deje de oler a muerto.

 

0

Últimas opiniones

17/10/17 23:18
01/10/17 21:59
27/09/17 10:00
18/09/17 16:21
06/09/17 23:45

© 2014 Cordobadeporte Aviso legal. Política de privacidad