Opinión

La verdad
05/02/18 · David Jurado

Llegó la enésima comparecencia de Luis Oliver desde su llegada a Córdoba de la mano de Jesús León y no fue una habitual, sino una quedada nunca vista antes por estos lares en la que vino a contar su versión de los hechos. Su verdad. Porque aquí todo tienen la suya. Oliver crucificó en su aparición maratoniana a Luis Carrión, al que pareció culpar por no haber podido fichar más, cuando el auténtico responsable de ello fue Carlos González que fue el que le puso su salario. Como los aproximados 270.000 euros anuales del doctor, que sigue en el club con un contrato blindado.

Aquel recordado 12 de enero González se despachó a gusto. Como este lunes Oliver. Entonces el primero no dijo muchas verdades de los que había pasado y menos de lo que depararía en el futuro inmediato, pero no sé por qué la mayoría le creyeron. Pues bien, tras este lunes del día después del partido que marcará un antes y un después, Oliver vino a emular a Carlos Antonio. Porque que a todo el mundo le quede claro que ambos son especímenes del teatrillo en que se convirtió hace tiempo esto del fútbol. Ninguno es mejor persona que el otro, aunque bien es cierto que con el renegado tinerfeño se extirpó un cáncer para salir del infierno de un club bien gestionado en su palabra, que ahora es un desastre según la de Oliver, que tampoco es precisamente un santo.

Aceptando que el 90 % de lo que se dice de él no es real, eso implica que un 10 % sí lo es. Pues que pregunten en Jerez y Cartagena por citar la mitad de sus cuatro hasta ahora destinos futbolísticos. Que no sabía que Caparrós estaba en El Arcángel para ver el partido ante el Barcelona no se lo cree ni él. Y lo mejor, "que hay una pequeñísima posibilidad de bajar a Segunda B". Pues aceptamos barco.

En definitiva, que el tiempo dará y quitará razones. Con González, con el paso de aquel, se aprendió a saber que mentía más que hablaba, pese a lo cual su capacidad de convicción siguió casi hasta el último día. Sobre todo para aquellos que durante sus seis años y medio se creyeron de su buena gestión empresarial, que nunca fue tal por mucho que se creyera sus mentiras y a base de repetirlas se llevara a muchos palmeros que ahora parecieron desaparecer. Bueno, alguno sigue teniendo atril y micrófono al ristre.

Pues lo dicho, cuando pase el tiempo, conoceremos más a Oliver y su proceder. Sin que nos lo tengan que contar desde Jerez, Cartagena o Sevilla, aunque al menos algo hay distinto, porque el navarro da la cara y hace fichajes. Eso sí, alguna bacalaílla metió, ahí están los Quintanilla, Araujo, Montelongo y Bambock. A ver lo que juegan.

En resumen, la verdad absoluta no existe, porque cada uno tiene la suya. Eso sí, eso inexorable herramienta que es el tiempo y la realidad palpable ponen a cada uno en su sitio. Como que Caparrós -desgraciadamente- será el próximo entrenador de este nuevo Córdoba CF, porque Romero está más que sentenciado y esa es otra verdad.

 

0

Últimas opiniones

14/05/18 21:32
04/05/18 11:13
19/04/18 9:53
12/04/18 0:36
19/03/18 1:05

© 2014 Cordobadeporte Aviso legal. Política de privacidad