Opinión

Verdeamarela
11/02/15 · David Jurado

Es cierto que le dije a mi hermano Rafa Fernández que la enésima Ciudad Deportiva no se construiría, aunque el copyright no era mío, sino de mi amigo Luis, que entre bambalinas consistoriales se mueve mejor. Ahora, con el sabotaje más increíble, y eso que en Córdoba la capacidad de sorpresa creía que se me agotó hace tiempo, el sainete es de armas tomar, aunque ahora pienso que se hará. Mejor dicho, no la Ciudad Deportiva, sino la ya conocida Pradera, pese a no ser precisamente la Casa de... Aunque sólo sea por cojones, que no los de Rafael Gómez precisamente, ni los de su jardinero más fiel, sino los del PP.

Ese hombre, aquel Sandokán, que a principios de siglo le dio por celebrar un consejo de administración de Córdoba CF en su Moncloa particular. Nunca se me olvidará aquella noche. A la conclusión de la reunión invitó al personal a cenar. Hubo una época en nuestro Córdoba que se celebraban consejos de administración con nocturnidad y hasta alevosía. Pero como aquel, ninguno.

En teoría había que volver a la redacción, porque no había por aquel entonces pinchos ni wifi, pero nadie se fue porque se intuía que algo más iba a ocurrir al margen de las tópicas declaraciones del portavoz. Entre pavos reales, el ahora líder de la oposición nos dijo que iba a construir una grada en la Ciudad Deportiva para que el cordobesismo pudiera sentarse. Hasta ahí bien. Pero faltaba algo: había que mirar a otro lado porque se haría sin licencia de obra.

Como ahora, había que esperar demasiado para poder empezar a construirla y no era cuestión de esperar más. Con el paso de los años, y van cerca de 15, allí sigue. En precario. Pero se demostró que es la única forma de construir algo en esta ciudad para darle una utilidad social, aunque sea para un sector de la sociedad. La deportiva ésta.

Ahora quieren construir la enésima Ciudad Deportiva, pero ¿cuál es el primer problema? Si se construye, la primera pierde todo el valor en un terreno agrícola. Ya no es suelo deportivo ni nada que se le parezca a no ser que se recalifique. Si así fuera, igual ya no habría obstáculo en la oposición para dar vía libre a la de la Ronda Oeste.

Eso es así y punto. No hay que poner paños calientes y hablar del otro campo de la Ciudad Deportiva Rafael Gómez sin sabotear. Por Dios, Rafael, que cuando mandó hacerlo iba ya sin drenaje y así le fue al equipo en la década en la que entrenó sobre su superficie sostenida por escombros. Porque para el que no lo sepa, aquella instalación surgió sobre el clásico vacie donde hasta yo eché escombros. Mi padre puede dar fe, aunque lo negará.

Luego está la otra alternativa de la que hablan desde el PSOE e IU para no irse a Sevilla, donde nunca se irá: El Fontanar. Lo de la instalación atlética es para aquello de la gota. Allí no puede jugar ni el filial. ¿Se puede estar peor informado? Y lo peor es que éstos aspiran a gobernarnos y administrar los impuestos de los cordobeses.

Como cualquier césped anexo a un tartán atlético, éste se diseña para el lanzamiento de jabalina, peso, martillo o disco. Lo que merecen y necesitan mucho atletas de élite cordobeses que tuvieron que emigrar porque ni para ellos se cuidaba en su día. Por ese verde no apto para el fútbol, esta temporada se trasladó desde El Carpio el filial para estrenar el recinto como campo de Segunda B. Llegó el primer partido y el árbitro se percató de que allí había hasta arquetas debajo del verde. Porque aquello es un pastizal, no un campo de fútbol. ¿Se enteraron o tienen aún alguna duda?

Dicho todo esto, ahora el problema es la primera piedra. ¿Se dejarán alguna vez de la foto y pensarán en el mayor representante del deporte cordobés? Sí, ése que este año ha hecho crecer a la hostelería, la restauración, el turismo y a los periodistas, porque todo hay que decirlo, de la provincia.

La posible fecha de caducidad, ojalá no, se sitúa en mayo. ¿Se podrá pensar por una vez, y que sirva de precedente, en la ciudadanía? Porque ese verde de la Ciudad Deportiva ilegal ya es amarela (como el de la Brasil de Pelé) y aquí parece que ni ganamos ni perdemos ni podemos. Igual hay que esperar a que aparezca algún Ganemos o Podemos para que el lío sea más del que luce Neymar con la verdeamarela.

0

Últimas opiniones

15/02/17 21:12
02/02/17 21:23
16/01/17 9:34
12/12/16 18:37
21/11/16 21:25

© 2014 Cordobadeporte Aviso legal. Política de privacidad