Opinión

¿Balones de 'reglamento'?
16/11/17 · Juande Benítez

Con esta expresión típica de cuando éramos niños nos referíamos a los balones de fútbol u otro deporte que cumplían los requisitos reglamentarios, eran de cuero fundamentalmente. Hoy día los niños no suelen jugar tanto en la calle y si más en actividades regladas en clubes o colegios. Pero por suerte algunos siguen jugando en las calles y plazas y en los recreos. En esta columna quiero referirme a las ventajas de jugar con balones  blandos tanto en esos momentos de juego espontáneo como en algunas situaciones de juego en las actividades extraescolares y deportivas.

Para niños de menos de 12 años el uso de balones de gomaespuma, plástico (lógicamente con más consistencia que un balón de playa), balones de más superficie... creo que tienen una gran cantidad de ventajas en lugar del uso de balones reglamentarios que no ofrecen sobre todo por lo siguiente:

Un balón de menos peso en el caso del fútbol por ejemplo no va tanto por el suelo y se mejoran los controles, todo se mueve mucho más rápido y la velocidad de percepción se incrementa. Con un balón más pesado todo ocurre  a menor velocidad. Debemos considerar que hasta esa edad los niños se encuentran en una fase sensible del desarrollo del sistema nervioso, por lo que la velocidad de percepción, de ejecución... se desarrolla en mayor medida que en otras edades más avanzadas. No quiere decir esto que si se pasa esa edad sin producir ese desarrollo ya no se pueda aprender, pero es una fase donde el aprendizaje es más rápido. Además el juego es más participativo ya que no se favorece solo el juego de los que se desarrollan antes y son más fuertes y le pegan más duro.

El golpeo de balón como habilidad motriz específica puede aprenderse a cualquier edad y el no focalizar tanto su enseñanza en las primeras edades no será tan importante porque se podrá adquirir en fases más avanzadas. Por el contrario la velocidad si no se desarrolla en la edad de oro será más complicada su ganancia. En el caso de otros deportes como balonmano o baloncesto los principios son muy parecidos, mejora la participación y velocidad del juego. En el voleibol lo fundamental es que el balón tenga menos peso para que se puedan desarrollar las acciones de juego sin un dominio tan grande de la técnica como puede demandar un tipo de balón reglamentario de mayor peso y más velocidad de caída.

Este sería un buen argumento para intentar convencer a los chicos que juegan en plazas y calles molestando a los vecinos por los rebotes fuertes del balón y ayudaría a la pacifica convivencia del juego en la calle, cada vez también más prohibido por los vecinos por las molestias ocasionadas, el mismo argumento se puede utilizar para los recreos, donde por suerte se hace, ya que ayuda a la coexistencia de diferentes tipos de juegos sin que alguna actividad cope todo el espacio y "arrincone" a los no practicantes.

En las escuelas deportivas deberían existir trabajos variados, aunque en un primer momento no se transfieran al resultado del próximo domingo, que no es lo importante, si no en pensar en el desarrollo a medio y largo plazo de los jugadores. Para los deportistas de más edad el variar de balones dará riqueza y variedad para solucionar problemas diferentes que pueden ocurrir en el juego.

 

0

© 2014 Cordobadeporte Aviso legal. Política de privacidad