Opinión

¿Sólo vale jugar al toque?
05/12/17 · Juande Benítez

En los últimos años en el fútbol formativo, gracias a los éxitos de modelos de juego de la selección española entre otros, en los que destaca el fútbol de toque y de posesión, se ha impuesto la enseñanza de este estilo de juego en muchas ocasiones casi como dogma de fe.

Quien me conoce no puede dudar de mi preferencia por estos tipos de planteamientos. Pero me pregunto. ¿Es siempre el más apropiado independientemente de donde no encontremos? Mi respuesta es no. Creo que este modelo de juego es muy vistoso y eficaz si se domina pero si estamos en formación quizá habría que dotar a los jugadores de mayores recursos en el conocimiento y dominio de los diferentes sistemas de juego, ya que eso les enriquecerá en mayor medida. Si pensamos en jugadores que proseguirán jugando en etapa juvenil o amateur, muchos de ellos apenas podrán practicar este tipo de juego, bien por las dimensiones del campo, mayor predominio del componente físico por la edad de los jugadores... y es aquí donde deberán mostrar su versatilidad para adaptarse a otros estilos y roles de juego diferentes. Tenemos ejemplos de algunos jugadores salidos de grandes canteras que si no triunfan en su club de origen con dicho sistema de juego, no llegan a cuajar fuera de ellos por esa falta de adaptabilidad que se obtiene habiendo vivenciado diferentes modelos de juego.

Otro aspecto importante que han de pensar en clubes de pretensiones medio/altas, como por ejemplo de subir jugadores al primer o segundo equipo o incluso de venta de los mismos para su subsistencia, es si en el primer y segundo equipo pueden jugar siempre con ese modelo de juego porque a lo mejor se forman jugadores de cara a buenos resultados en categorías inferiores pero que luego carecen de recursos para adaptarse a otro tipo de modelos y sistemas de juego. Aquí por supuesto es importante una planificación a largo plazo y un planteamiento de la filosofía del club, pero que vaya en concordancia con lo que se pretende en todos los niveles y que no exista un salto insalvable a determinada edad. Para ello puede resultar incluso más beneficioso que no exista planificación táctica a largo plazo en el club, que la formación del jugador en este sentido se deje al libre albedrío del gusto del entrenador de turno porque puede que en ese caos la formación en sistemas y modelos de juegos sea más rica por variada que en un modelo único que posteriormente va a tener una difícil aplicación para la gran mayoría de jugadores.

Cambiando de tipo de clubes en muchas ocasiones veo partidos de niños pequeños en donde un equipo sin nivel intenta sacar siempre el balón jugado desde atrás y el otro equipo presiona y les hacen una gran cantidad de goles, en ocasiones abochornantes. Para ello lo lógico sería que el equipo superior dejase sacar el balón hasta mediocampo sin presionar y si los niños son demasiado pequeños que incluso se llevase el saque por ejemplo a la medular para que una acción favorable para un equipo no se vuelva por norma perjudicial.

Con esta columna no pretendo que se esté de acuerdo con las reflexiones, sobre todo intento crear un debate que ayude a la mejora del fútbol formativo.

 

0

Últimas opiniones

25/09/17 20:17
03/09/17 19:11
10/08/17 12:45
OPINIÓN
David Jurado
2
julia lopez
Julia López
0

© 2014 Cordobadeporte Aviso legal. Política de privacidad