Opinión

Aprendamos todos
05/06/18 · R. Fernández

Se logró. Parecía imposible pero no lo fue. El Córdoba CF sigue siendo de Segunda División, la categoría mínima en la que merece estar y de la que logró hacer su hábitat en el Siglo XXI. Todos en algún momento nos vimos descendidos a Segunda B, pero de todas esas condenas a muerte huyó el equipo. El fútbol demostró que nada está escrito mientras queden puntos en juego.

Yo, en este momento entre la felicidad y efervescencia de lo vivido el sábado, en una noche prácticamente perfecta de disfrute y sin sufrimiento, y la vorágine en la que nos metemos aquí, sin paciencia alguna, en cuanto deja de rodar el balón, sólo espero que ésta sea una temporada de aprendizaje para todos. La lección básica es que los veranos y las pretemporadas no sirven para nada en cuanto a los juicios de valor, porque en esos meses estivales, como los que ahora vienen, muchas opiniones acertadas son vituperadas por la masa y otras mayoritarias se revelan luego casi estupideces.

Ahora que ves a gente que le reía las gracias a los González, hasta de dentro del club, relatando (como si hubieran sido críticos) el infierno que se vivía, hay que recordar aquellas alabanzas a Jona como delantero estrella, la falta de confianza en Sergi Guardiola, la defensa de renovar a un jugador por burofax para asegurarse su concurso o de echar a Deivid, por poner algunos ejemplos. O que el presidente del equipo viera un partido con los ultras.

Evidentemente ahora el clima es otro. Jesús León, un bendito loco que siempre mantuvo la fe, Luis Oliver, que cambió la cara del plantel en cuatro días, Sandoval, que quedará en la historia del cordobesismo se marche o no, los jugadores, un grupo seguramente irrepetible, y la afición, volcada y a una como siempre debería ser, sacaron al club de un atolladero que no acababa con la categoría de bronce. Pero ahora esos mismos tomarán decisiones que no gustarán, harán fichajes controvertidos o elegirán marcharse, según el caso, y será el momento de recordar y poner en práctica lo aprendido en estos meses. Nada garantiza nada en el fútbol, pero con unión y calma se llega a todos los sitios.

Y más allá de eso, lo que sí no debe olvidarse jamás es que el Córdoba Club de Fútbol debe ser de todos, sin exclusiones, sin festejar ni ser cómplice de que se ningunee a algunos de sus actores: instituciones, sectores de la hinchada, veteranos o medios de comunicación. Que los resultados y los éxitos no tapen errores que se cometan, aunque tampoco que se magnifique el fallo por el recuerdo del pasado. Ahí está el reto para el futuro.

 

0

Últimas opiniones

17/05/18 11:28
30/03/18 16:26
08/02/18 13:20
26/12/17 23:40
14/12/17 10:17
OPINIÓN
julia lopez
Julia López
0
Juande Benítez
0

© 2014 Cordobadeporte Aviso legal. Política de privacidad