Opinión

Extremos
18/09/17 · R. Fernández

Lleva uno 16 años casi -en octubre se cumplen- cubriendo la actualidad informativa del Córdoba y casi siempre fue como estar dentro de un torbellino de sensaciones y emociones. Nadie puede negar que sea la nuestra una ciudad de extremos y que a veces todos participemos de ello, pero en otras se construyen solos.

Porque explíquenme cómo se puede analizar en su justa medida, sin dar excesiva caña ni jabón, el rendimiento de un equipo que pasa de ser un pelele en Barcelona, superado por todos lados, cerca del ridículo, a lo de ayer. Serio, peleón, insistente, con rabia pero con calidad, porque así llegaron los dos tantos. El propio equipo es de extremos también.

Hasta Luis Carrión genera ese debate. Hay momentos en que busca soluciones continuas y que en general no le funcionan, pero en otras es innegable que estudia bien cada partido y acierta plenamente. Y un factor para el análisis es que los jugadores parecen al cien por cien con él, aunque el año pasado eso no importó a la propiedad cuando el equipo entró en crisis. Mención aparte merece que la afición lo abronque de la manera en que lo hizo ayer y exculpe y aplauda en general a jugadores que están haciendo poco o nada.

Ojalá que la imagen del equipo y del entrenador se mantenga cerca de lo de ayer, un partido de ésos que deja la sensación de que si se juega con esa agresividad bien entendida, deben escaparse pocos puntos al menos en casa, porque la calidad termina apareciendo. Aunque, curiosamente, en estos primeros encuentros la hayan puesto en mayor medida los Javi Lara, Javi Galán o Sergi Guardiola y no los jugadores por lo que más dinero se ha pagado este verano. Inversión y rendimiento con una diferencia extrema también.

Todo ello en días también de extremos en lo personal. Pasé en unas horas de poder conocer y entrevistar a una leyenda viva como Daniel Onega, uno de esos placeres que deja ser periodista y no haber huido ya de mi profesión, a padecer reproches -también tener que hacerlos y no de la mejor manera por mi parte- en una reunión entre medios y club. Por fortuna, y aunque me inquiete el excesivo escrutinio de las informaciones y las opiniones, todo terminó volviendo a su cauce, teñido de positivo y con sensación de avance.

La lección quizá es que pese a que pueda parecer lo contrario en muchos momentos, dentro y fuera del campo, la más intensa tempestad termina en calma.

 

0

Últimas opiniones

14/12/17 10:17
13/11/17 10:58
17/10/17 2:56
23/08/17 9:19
01/08/17 10:14
OPINIÓN
David Jurado
2
julia lopez
Julia López
0

© 2014 Cordobadeporte Aviso legal. Política de privacidad