Opinión

Peligro: casi imposible
23/01/17 · R. Fernández

Los amantes de la radio habrán sonreído seguramente al ver las tres palabras del encabezamiento, que formaron parte de un recordado montaje humorístico de los inicios de la sección El Radiador de la Cadena Cope. El gran José María García se vio en el brete que tener que narrar desde el estudio de Onda Cero un importante partido de la selección española de fútbol sala y esas dos expresiones fueron de las más utilizadas, dando cebo a los humoristas por los que apostaba José Antonio Abellán, su sustituto en la cadena eclesiástica.

Hoy aquellos bocinazos de ¡Peligroooo! ¡Casi imposibleeee! podrían describir la situación en la que ha entrado el Córdoba con las dos derrotas consecutivas (que son tres en realidad con la Copa) de Girona y Tenerife. El equipo está metiéndose en aguas pantanosas porque tras sumar -ojo al dato, que diría aquél- 10 de los últimos 39 puntos, la zona de play-off ya está a doble distancia que la del descenso. Así es casi imposible no admitir que lo que el Córdoba debe hacer es centrarse en doblar sus 26 puntos actuales y a otra cosa mariposa.

A pesar del sentir general de buena parte de la afición, incluso de los que tienen cerebro, muchas veces los periodistas, o al menos los que queremos o a los que nos importa el Córdoba, dejamos a un lado nuestro deber y por no ser derrotistas -echamierdas, dicen ellos- no criticamos en su justa medida decisiones de los gestores de la entidad que simplemente no pueden salir bien y que a la postre se revelan ineficaces.

Al igual que pasó con la plantilla, que se vio desde verano con mucha menos calidad y capacidad que el pasado año y a la que los resultados han terminado ahogando más aún tras lo de Deivid, la apuesta por Luis Carrión era también muy arriesgada en una categoría en la que, guste o no, la experiencia en el banquillo es fundamental, salvo alguna excepción en la que puede triunfar la tranquilidad por la falta de presión, algo aquí inviable.

No sería justo echar toda la culpa a Carrión con unos pocos partidos, más aún porque ahora mismo sus pecados, como confiar en jóvenes no preparados, cambiar en exceso de un partido a otro o no acertar con los cambios, están siendo veniales y también los han cometido otros más experimentados. Pero ya parece evidente que, al menos con los mismos mimbres que su antecesor en el cargo, no ha sido una solución.

Posiblemente el equipo, tal y como está, no sea para ir tampoco decimosexto, pero es obvio que puede mejorarse de manera evidente en puestos como el centro de la defensa, los laterales o la punta de ataque, porque, por lo que sea, que no es la implicación o el compromiso, que de eso sobra, la plantilla ha entrado en una espiral en la que no da más de sí. Si no quieren fichar, que encuentren otra solución pronto porque ya sabemos a qué conducen vueltas de 26 puntos en el Córdoba.

 

1

Últimas opiniones

27/06/17 12:37
06/06/17 11:32
10/05/17 2:39
13/04/17 10:34
22/03/17 12:46

Comentarios

Serlei
Rafa Fernández tú no lo quieres decir, pero lo sabes como todos los demás que vamos directos a 2B. Decir otra cosa es engañar y engañarse con o sin intención.Para tener un equipo competitivo hay que gastarse la pasta,como ha hecho el Levante, pero¡Ay amigo! el tieso no ha venido a eso, ha venido, como todo el mundo sabe, a llevarse todo lo que pueda cuanto antes, no tiene altura de miras,no sabe o no cree que con una inversión mayor los beneficios sería n mucho mayores.

© 2014 Cordobadeporte Aviso legal. Política de privacidad