icono de futbol
Segunda B
El vestuario del filial trata de asimilar y levantarse tras la injusta derrota ante el Ejido en uno de sus mejores duelos para intentar sorprender el fin de semana a un Melilla que se juega el play-off de ascenso
Javier Soler por el suelo en una acción de ataque del Ejido ante Lavín. Foto: CCF
R. Fernández
16/04/18 14:38

El clásico partido entre diez que complica la vida al B

De nuevo en zona de descenso. Ahí está el Córdoba B tras unirse el fin de semana su derrota en la apertura de la jornada frente al Ejido 2012 y la victoria de Las Palmas Atlético frente al Lorca Deportiva (4-1). Los canariones, que fueron colistas buena parte de la liga, están ahora en el puesto de play-out con 39 puntos por los 37 del B. Quedan 12 en juego.

Es una semana dura para el conjunto cordobesista, que ya el sábado no encontraba explicación a lo sucedido. Hasta el entrenador del Ejido 2012, Alberto González, reconoció que se llevaron más de lo merecido. Para Soler, el central del cuadro cordobesista, fue algo insólito. "Comentábamos entre nosotros que no recordábamos un partido con tantas ocasiones y generando tanto. Tampoco sufrimos en exceso. Pero no nos llevamos los tres puntos. El rival está en una dinámica y cuando coges un momento así es lo que pasa. Tienes una ocasión y la metes y el otro tiene diez y no mete ninguna", comentó.

A su juicio, "son los típicos partidos en los que de 10 o 15 pierdes uno" y al equipo "se le puede pedir poco más, porque generamos muchísimas ocasiones, que es lo que trabajamos toda la semana tras el partido en Huelva". "Intentamos llegar con gente y crear oportunidades y lo hicimos, pero si el balón no entra...Aquí lo que cuenta es llevarse los tres puntos y no pudimos llevárnoslos", expuso.

Se antoja una semana difícil para el equipo, o quizá no si se extrae la lectura más positiva. "Es una doble sensación. Por un lado, con la conciencia tranquila de haberlo dado todo, de hacer un buen fútbol y generar ocasiones. Pero por otro es triste porque no sirvió para llevarnos los tres puntos, que es el objetivo principal".

Y toca ir a casa del quinto...

Tras la derrota, la salvación queda a tres puntos y ese play-out a dos. "Al perder este partido ya no optamos a los 15 puntos posibles, sólo a 12. Pero con ésos seguimos en la pelea. Ganando tres o una cosa así nos salvamos, por lo que aún pasa por nuestras manos", dijo con esperanza Soler.

Pero la realidad es que ahora toca ir a Melilla, un "campo complicado", como admite el jugador. Los norteafricanos están quintos con 51 puntos, a tres del Extremadura, cuarto. "Al final, a estas alturas, todos los equipos se están jugando cosas. Vayas donde vayas te vas a encontrar rivales difíciles. Éste es uno más y por qué no ganar allí", concluyó el futbolista. Ojalá así sea.

 

Seguir a

Inicie sesión o regístrese para comentar

© 2014 Cordobadeporte Aviso legal. Política de privacidad