Alegría a medias en Alicante para Cajasur y Hotel Museo Patria Chica

El cuadro masculino comenzó la temporada con una victoria solvente (0-4), mientras las chicas arrancaron el curso perdiendo (4-1)

Equipo Cajasur Priego de Tenis de mesa

Equipo Cajasur Priego de Tenis de mesa

Cara y cruz para los equipos del Real Club Priego en su doble visita a Alicante. El Cajasur comenzó la temporada con un triunfo (0-4), algo que se podía esperar atendiendo a que los locales llegaban con la etiqueta de recién ascendidos y los de la Subbética como vigentes campeones. Mientras, el Hotel Museo Patria Chica inició su singladura en la Liga Iberdrola con una derrota (4-1).

Los chicos de Luis Calvo llegaron a Alicante advertidos de cómo puede ser la Superdivisión esta temporada. Y es que el Arteal, uno de los favoritos, ya se dejó un punto en el camino en la noche del viernes. Por lo tanto, relajaciones justas ante un adversario cargado de ilusión, independientemente de que a su dupla de rusos no la utilizara para la contienda.

De primeras, apareció Daniel Kosiba. El magiar debutaba con la camiseta del Cajasur y lo hacía ante el peligroso Alberto Lillo. El partido tenía enjundia, pero Kosiba no quiso darle demasiada prosa y terminó ganando por 0-3. Después el turno era para Carlos Machado, quien se vio sorprendido por Raúl Moreno en la primera manga. Sólo fue un aviso para el número 1, ya que después reaccionó de la manera adecuada para agilizar los trámites del partido. El 0-2 ya iba en camino.

Posteriormente, Alejandro Calvo encaraba el tercer partido ante Diego Lillo. El prieguense tuvo que sacar lo mejor de su repertorio para llevarse el partido ante un adversario que trató de vender muy cara su piel. Pero el Cajasur ejercía de campeón y cumplía escrupulosamente con el guion establecido.

Carlos Machado se encontró con la primera posibilidad de cerrar los primeros puntos de la Liga. Aunque tenía el gran hándicap de medirse a Alberto Lillo. Historia contra futuro del tenis de mesa español frente a frente. Y, pese a que Lillo se adelantó, Machado dejó a las claras quién sigue estando al mando.

Las chicas, con pocas opciones

Mientras, el cuadro femenino se medía a un equipo que ya el curso pasado se situó en la zona alta de la tabla y que en este curso quiere consolidarse en esa zona noble. Para las prieguenses fue la fórmula para ir adaptándose a una competición que será muy exigente tanto por arriba como en su objetivo de permanecer.

Yolanda Enríquez fue la encargada de abrir el curso para la escuadra prieguense. Ante Vermaas, la granadina trató de llevar a cabo puntos cortos amparándose en su potencia. El partido llegó a la cuarta manga y pequeños detalles impidieron que el primer punto se decidiera en el quinto y definitivo set.
Melinda Ciurcui entraba en acción después para enfrentarse con Ñíguez, la palista española del Alicante. La húngara empezó arrollando, ya que la primera manga acabó con un 11-2. Sin embargo, en las otras se niveló. Ganó con apuros la segunda y perdió la tercera. Es decir, el punto no estaba garantizado. De ahí que la magiar metiera la directa para evitar complicaciones y pusiera el empate tras imponerse en el cuarto juego.

Marija Galonja encaraba uno de los choques determinantes de la contienda ante la veterana Jiao. Y lo cierto es que la oriental echó mano de su experiencia para incomodar a la serbia del Hotel Museo Patria Chica en una primera manga resuelta por la vía rápida. Y no varió el decorado, ya que Galonja seguía sin encontrar su tono y Jiao volvía a someter el juego a su antojo. Mejoró algo la balcánica en la última manga, pero Jiao estuvo más certera en los puntos finales y colocó de nuevo con ventaja al Alicante.

Como otras tantas veces, el doble marcaría el desarrollo de la contienda. Y para el Hotel Museo Patria Chica era fundamental que la dupla Galonja-Ciurcui se llevara el punto ante Jiao-Vermaas. El partido estuvo reñido, en distancias cortas. Pero para desgracia prieguense cayeron los puntos decisivos del lado local.

El 3-1 llevaba a una situación límite. Ciurcui tenía que ganar a Vermaas para mantener la vida en el encuentro. Sin embargo, la magiar no se vio tan a gusto como contra Ñíguez de partida. Luchó y hasta tuvo alguna bola de set, pero no concretó el triunfo. Así la escuadra local pudo certificar la victoria.

Deja un comentario