La mejor versión del Ximénez aplastó al Cangas (35-27)

El partido más completo de los pupilos de Paco Bustos les dio una holgada victoria ante los gallegos para salir de nuevo de los puestos de descenso y dar un salto en la clasificación

Mariano JIménez choca su mano con Víctor Alonso mientras Paco Bustos abraza a uno de los miembros del club en plena celebración de la victoria ante el Cangas

El mejor Ángel Ximénez-Avia de la temporada pasó por encima del Cangas (35-27) al que dominó de cabo a rabo quitando la ventaja inicial de los gallegos a los cinco minutos del arranque. Pero este sábado los de Pontevedra no tuvieron opciones de trasladar la posición de colista a los pontanos porque se toparon un excelso conjunto, nunca mejor empleado ese concepto, porque los hombre de Paco Bustos vinieron a ratificar su línea ascendente y funcionaron como un equipo para saltar a la duodécima posición desde los puestos de descenso.

El partido arrancó con la carta de presentación del eterno Muratovic, a lo que siguió un pequeño tirón del Cangas para situarse 2-4 en el primer parcial del choche. Afortunadamente los pupilos de Bustos respondieron con un inspirado David Estepa para coger el mando antes de los diez minutos de juego (6-5).

Superado el ecuador del primer tiempo esa ventaja se amplió por primera vez a los cinco goles, 12-7, gracias a la aparición e Xavi Tuà y Javi García en ataque, junto a las primeras paradas de mérito de Adi. A dos y medio del asueto el primer tanto del luso Nuno Gonçalves daba la máxima diferencia a los pontanos un 17-11 más que esperanzador para pensar en una victoria holgada.

David Estepa intenta cerrar junto a Nuno y Marcio Da Silva

David Estepa intenta cerrar junto a Nuno y Marcio Da Silva

El trabajo estaba hecho al llegar al descanso con un plácido 18-13, pero tocaba darle continuidad en la segunda parte. Javi García volvió a tirar de galones y el cuarto tanto de la tarde de David Estepa marcaba una nueva diferencia, 21-14.

El choque pasó a ser de guante blanco. La claridad ofensiva con una aportación grupal resultaba clave, tanto fue así que no hacían falta los goles de Juan Castro, merced a la efectividad de Xavi Tuà, Javi García y el citado Estepa, fiesta a la que se sumó el capitán José Cuenca para disparar la brecha hasta los ocho tantos, 26-18. Aunque sería precisamente Castro con su cuarto tanto el que aumentó la renta a los nueve tantos, que acabarían por sentenciar el choque con más de de la segunda parte por delante.

La sangría era espectacular, porque la mejor versión del Ángel Ximénez-Avia del curso venía a dejar claro que el equipo de Paco Bustos había logrado el engranaje perfecto para reivindicarse más allá de las dos plazas de descenso que le persiguieron permanentemente durante las diez primeras jornadas. De ahí el 30-20 que reflejaba el luminoso a trece del final. A la postre este se fue a un 35-27 notable que otorgaba la tercera victoria de la temporada para avistar un diciembre esperanzador.

Juan Castro encarando la defensa del Cangas

Juan Castro encarando la defensa del Cangas

FICHA TÉCNICA

35.- (18+17) ÁNGEL XIMÉNEZ-AVIA DE PUENTE GENIL: Adi Ahmetasevic, Víctor Alonso (7, 4p), Nuno Gonçalves (1), Dashko (1), Xavi Tuà (5), Marcio Da Silva y David Estepa (5) – siete inicial – Cuenca (3), Juan Castro (5), Mijatovic (1), Javi García (6) y Consuegra (1).

27.- (13+14) FRIGORÍFICOS MORRAZO DE CANGAS: Javi Díaz, Vujović (3), Pablo Castro (2), Muratović (3), Rubén Soliño (2), Cerqueira (3) y Mitić (4)  – siete inicial- Gerard Forns (ps), Peiró (1), Doder, Kuran, Simes (3), David Iglesias, Menduiña (5, 2p) y Quintas (1).

ÁRBITROS: Antonio Merino Mori y Francisco Javier Moyano Prieto, que excluyeron a los locales Marcio Da Silva, Cuenca y Nuno Gonçalves, así como a los visitantes Vujović, Doder y Quintas.

MARCADOR PARCIAL CADA CINCO MINUTOS: 2-4, 6-5, 11-7, 13-8, 14-11 y 18-13 (descanso); 22-15, 25-18, 28-19, 31-22, 34-24 y 35-27.

INCIDENCIAS: Partido de la undécima jornada de la Liga Asobal, disputado en el pabellón Alcalde Miguel Salas de Puente Genil ante unos 500 aficionados.

Deja un comentario