Carlos González: “Cerramos el proceso de venta hasta junio”

El máximo accionista explicó que "si Jesús León tuviera otros compañeros de viaje sería el mejor presidente del Córdoba" | "No vamos a fichar a nadie porque no podemos, pero confiamos plenamente en nuestra plantilla"

Carlos González mostrando el email recibido por la LFP.

Carlos González mostrando el email recibido por la LFP.

“Cerramos el proceso de venta y en junio hablamos. La venta está cerrada hasta junio”. Así de claro lo dijo este mediodía Carlos González a la par que comentó que “si Jesús León tuviera otros compañeros de viaje sería el mejor presidente del Córdoba. A partir de ahora veremos quiénes son los máximos accionistas del club”. A continuación comentó que “la decisión de vender en junio es firme”, pero ahora “no podemos seguir con este vodevil permanente porque ni se lo merece el Córdoba ni es bueno”, para recordar que “yo compré sin hablar antes ni con jugadores ni entrenadores. Entré por el garaje de Prasa y me fui por el mismo sitio. Luego volví con Paco y Luna, mientras que otros van radiando la compra”.

De la propietaria original, Prasa, apuntó que fue “el 29 de diciembre cuando recibe notificación Azaveco de Prasa sobre su renuncia al derecho de tanto y no cuando lo dicen ellos. Jesús León se comprometió que en 48 horas tendría la renuncia, pero por un problema de Prasa no se tuvo”, a lo que se añade los días 24 y 25 de por medio.

González inició su alocución cronológicamente empezando por ese 20 de diciembre en el que “se entrega un millón de euros que ahora se perdería por incupimiento” de la parte compradora, dado que en su análisis desveló que “los cheques de los dos millones a abonar el 10 de enero pertenecen a dos sociedad propiedad de Luis Oliver”. Por esto “se exigieron garantías para evitar blanqueo de dinero”, porque en “Aglomerados Córdoba sólo figuran Luis Oliver hijo y Jesús León, pero luego se pignoran las acciones a una empresa de Luis Oliver padre”, luego aseveró que “no se trata de un préstamo entre socios porque Luis Oliver padre es una tercera persona jurídica”, para aludir así al pago posterior de 5 mllones que se fijó para el 30 de junio de 2018.

“Por ello Azaveco se ve en la imposibilidad de transferir la venta por incumplimiento manifiesto, dado que lo que ellos tenían que cumplir no se hizo en ningún caso, fundamentalmente para evitar lo que ocurrió en el Betis”, expuso González para referirse al paso de Luis Oliver por la entidad bética. Así que “Azaveco ha mandado esta mañana un burofax a Aglomerados por lo que la oferta se descarta”.

“Lo lamento muchísimo por Jesús León porque quiere ser presidente del Córdoba, pero se ha equivocado de compañero de viaje”

Con todo se le preguntó si de aquí al 22 de enero, cuando está fijada la Junta Extraordinaria de Accinistas en la que está obligado a cesar el actual consejo de administración que preside su hijo, se podría llegar a un acuerdo para la entrada de Jesús León en solitario, pero dijo que “no. Lo lamento muchísimo por Jesús León porque quiere ser presidente del Córdoba, pero se ha equivocado de compañero de viaje”reiteró.

Tras ello explicó que “cuando empecé a hablar con Jesús León nunca dijo nada de Oliver hasta tres o cuatro días antes” de ese 20 de diciembre, se supone. “Si entraba se pedían garantías complementarias, cosa que no ha hecho, porque entendíamos que tenía ganar de ser presidente y darle un revulsivo al club”, pero a la postre no podrá ser, al menos de momento. Eso sí, recalcó que “hemos puesto todo lo que se debía poner para vender, pero no que no se garantice esta operación”.

Además interpeló que la “Due Dilegense”, es decir, la revisión de las cuentas del club, “no se hace porque no tienen tiempo material, porque ellos quería comprar el 29 de diciembre”. A parti de ahí “la siguiente fecha era el 22 de enero, aunque he oído que había espíritu de hacerse antes, pero si ese espíritu era real se hubiera reflejado y no se hace”, de ahí que “sólo se pusieron dos fechas: 29 de diciembre y 22 de enero”. A partir de ahí “el 10 de enero la compradora comparece en la notaria y no cumple su parte”. También apuntó que ese mismo 10 de enero el CSD manda al club un email para infomar que no han recibido nada, por lo que vuelven a incumplir el contrato”. Cinco días antes, Cordobadeporte ya informó que el CSD no tenía noticias de la compraventa del Córdoba, algo lógico porque aún no se había elevado a escritura pública que era lo pretendido para el referido 10 de enero.

Sin fichajes invernales ni salidas

De manera que la familia seguirá al frente del club hasta el final de esta temporada, en la que tienen la imposibilidad de fichar en el mercado invernal porque la Liga de Fútbol Profesional (LFP) les informó que superaron el límite salarial para poder realizar refuerzos. Eso sí, Carlos González cuándo se comunicó esa infracción ni en cuánto se sobrepasó. “No sé cuando se notificó ni en qué cantidad se superó porque no estoy en el día a día del club”, apuntó sin reparo, para a continuación comentar que no hay “penalización alguna” de la LFP, “simplemente que no te dejan fichar”, dijo.

“No vamos a fichar a nadie porque no podemos”, exortó, para a continuación decir que “confiamos plenamente en nuestra plantilla”, apuntó. Eso sí, aclaró que la única forma para fichar era que el Deportivo de La Coruña traspasara al rumano Florin Andone, sobre el que el Córdoba tiene un 30 por ciento de sus derechos, pero informó que el club gallego no venderá finalmente al delantero.

González desveló que hace una semana recibió la llamada del presidente del Dépor, en la que “me ofreció comprar los derechos de Florin que aún tiene el club, el 30 %, ya que tenían un oferta de 12 millones de euros de un club inglés. En esa oferta del Deportivo nos dan 2 millones, cuando correspondía 3,6 de la operación”, por eso “le digo que no, porque perjudico los intereses del Córdoba, pese a que ahora tendríamos para fichar”. Con su decisión González quería evitar que “en Córdoba se dijera que yo me llevaba los 1,5 millones de diferencia”.

Asimismo explicó que intentaron hablar con la LFP para que les permitiera fichar en enero presentado los pagarés que faltan por cobrar de Florin, pero “se niegan”, porque “quien tiene que avalar es la empresa propietaria de las acciones y no el Córdoba”. Incluso en ese punto mostró un email de la LFP para desmentir lo dicho por León y Oliver el miércoles sobre el aval de dos millones presentado para poder fichar, porque “nadie depositó dinero ni garantías para aumentar el límite salarial. No podemos fichar nosotros ni ellos, por lo que “no han podido perder fichajes”.

“Si León me paga los 16,5 millones que yo aboné Prasa, mañana hablamos

Por otro lado, puntualizó que “no recibimos ninguna oferta por Sergi Guardiola, pero sí se han tenido cuatro ofertas para que varios jugadores salieran cedidos, pero no saldrán porque ellos son los que tienen que sacar al Córdoba de esta situación”, concluyó González para mostrarse esperanzado en lograr la permanencia con el mismo equipo que sólo ganó cuatro partidos en la primera vuelta.

Tambié dijo hoy, en contradicción al fin a la venta que él mismo pospuso hasta junio, que “si León me paga los 16,5 millones que yo aboné Prasa, mañana hablamos. Entonces aquella deuda la avalé yo personalmente y ahora es cero”, reiteró como en las últimas semanas cuando hay pagos aplazados a proveedores hasta 2022. Precisamente esa cifra final fue en lo que comentó que vendió el Albacete Garrido el pasado verano y “yo lo iba a vender por 8,5, cuando no creo que el Córdoba sea menos que el Albacete”, espetó. De esta forma se completó el enésimo capítulo de esta no venta que se abrió el pasado 20 de diciembre. Seguramente no será el último hasta el 22 de enero. Tiempo al tiempo.

Etiquetas

Carlos González | Córdoba CF | Jesús León | Luis Oliver | venta |

Deja un comentario